Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Esta vez Mas tuvo su balcón

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 5 de diciembre de 2010, 13:02 h (CET)
Dicen que a la tercera va la vencida y para Convergencia i Unió esta vez así se ha cumplido y Artur Mas pudo asomarse al balcón del Hotel Majestic, lugar tradicional de celebración de la coalición nacionalista en noches electorales, sabiéndose President de la Generalitat. El líder nacionalista sabía del sabor agridulce de la victoria conseguida en dos anteriores contiendas electorales, ganó en las dos últimas ocasiones pero no pudo sentarse en el sillón más alto de la presidencia catalana, la unión de los diputados del conocido tripartito le amargó por dos veces las mieles del triunfo. Pero en esta ocasión nada ni nadie puede impedir que antes de que finalice el año Artur Mas sea investido como President.

Era una victoria cantada y eso se notaba la noche del pasado domingo en los abarrotados salones del Hotel Majestic donde se habían congregado centenares de seguidores de CiU para celebrar la anunciada victoria. Cuando a las ocho de la tarde TV3 dio a conocer las primeras estimaciones hechas a pie de urna y dio a la coalición 63 diputados estallaron los aplausos aunque desde la cúpula directiva del partido se mostraban cautos y los principales líderes no salían todavía a la palestra a expresar su alegría. Finalmente se cumplieron las predicciones de las encuestas y CiU obtuvo 62 diputados, una mayoría que sin ser absoluta hacía de Mas el próximo President de Catalunya y que le permitirá gobernar pactando cada tema con los diversos partidos que forman el arco parlamentario catalán y donde la novedad es la entrada con 4 diputados de Solidaritat Catalana i Independencia, partido independentista liderado por Joan Laporta, el que fuera hasta hace pocos meses presidente del Barça.

En Catalunya se respiraban aires de cambio, los años del tripartito, a pesar de haber hechos algunas cosas bien, habían dejado al electorado con ganas de trocar a sus dirigentes. La indecisión del PSC que no sabe si ser un partido plenamente catalán y catalanista o seguir obedeciendo las directrices que desde la calle Ferraz en Madrid emiten los dirigentes del PSOE junto con la crisis económica que siempre erosiona a quienes detentan el poder hacían que las ansias de Montilla de repetir mandato quedaran lejanas, además la bofetada que para muchos catalanes supuso la infumable sentencia del Tribunal Constitucional ha llevado a miles de electores a votar en clave catalana. El PSC ha pagado los platos rotos de la política llevada a cabo por un gobierno tripartito del que no se sabía bien cual era su política, aunque de los miembros del mismo quien ha salido más mal parada ha sido Esquerra Republicana que ha visto como su formación perdía un buen puñado de votos y diputados. Las rencillas internas entre Carod Rovira y la actual dirección del partido les han pasado factura y muchos de sus votos han engrosado las alforjas de Laporta.

Pero de estas elecciones hay un hecho que es preocupante y es el aumento del voto xenófobo, durante la noche electoral durante un buen rato del recuento se le daban tres diputados al racista partido de Per Catalunya, abanderado de la lucha contra la inmigración y aunque al final de la noche no consiguió ningún escaño si que el voto de la xenofobia se ha visto reflejado en el ascenso del Partido Popular cuya líder Alicia Sánchez Camacho también se envolvió durante la campaña en la bandera de la lucha contra la inmigración además de en la rojigualda del españolismo más exacerbado. Esta llamada al voto racista el próximo mayo puede llevar a los ayuntamientos de toda España a formaciones cuya única política sea la de la más acerbada xenofobia. Un verdadero peligro.

Más no lo va a tener fácil, la situación económica no está para tirar cohetes y su Gobierno tendrá que apretarse el cinturón y apretárselo a la ciudadanía. Las quinielas para la formación del gabinete están en marcha, se habla de que Durán i Lleida podría acceder a la Vicepresidencia o a ser Conseller en Cap, también aparecen nombres que ya estuvieron en los Gobiernos de Jordi Pujol e incluso algún que otro independiente. Durante esta semana Mas se ha reunido con los líderes del resto de formaciones para hablar de su investidura y parece ser que ésta será en segunda vuelta facilitada por la abstención de más de un partido. Luego, con el principio del año a ponerse a trabajar por “una Catalunya millor” como rezaba su eslogan electoral y siempre con la vista puesta en que muchos de los votos que ahora tiene son votos prestados y que tendrá que gobernar no sólo para sus seguidores sino para todos los catalanes. De momento Mas aparcará las aspiraciones a tener en Catalunya una fiscalidad como la del País Vasco, esperará a ver que pasa en las elecciones del 2012 para ver si tiene que negociar con Zapatero o con Rajoy, de momento es de esperar que venda caros los votos de sus diputados en Madrid.

La anécdota electoral estuvo en los votos obtenidos por Rosa Diez y Carmen de Mairena ya que la conocida travesti superó a la ex socialista y defensora del más rancio españolismo y es que hasta la gente que vota en clave de humor es inteligente y lo demuestra a la hora de lanzar su voto al vacío.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris