Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   BALONCESTO / LIGA ACB   -   Sección:   Baloncesto

(88-72) Festín del Real Madrid ante Unicaja

El duelo, con Reyes como estrella, se sentenció tras un primoroso primer cuarto y luego se descubrió a Mirotic
Redacción
sábado, 4 de diciembre de 2010, 18:52 h (CET)
Fue un encuentro atípico. No hubo tensión, ni fuerza, ni minutos de tanteo, ni remontadas, ni polémicas, ni emoción, ni equilibrio. Fue un encuentro amistoso en mitad de temporada. Esta ausencia de sustancia fue consecuencia de una centrada puesta en escena del Real Madrid, mientras Unicaja trataba de combatir, sin éxito, su desgana. El encuentro empezó a terminarse en el primer cuarto (32-20) y acabó de cerrarse a la conclusión del segundo cuarto (51-33). De esta forma, el Real Madrid retomó el camino de los triunfos y descubrió un arma en Mirotic.

POSIBLES QUINTETOS
88- Real Madrid: Sergio Rodríguez (10), Llull (11), Suárez (16), Reyes (18) y Tomic (4) -posible quinteto-; Fischer (4), Velickovic (3), Vidal (-), Garbajosa (2), Tucker, Prigioni (3) y Mirotic (11).
73- Unicaja: Blackney (10), Baptist (-), Jiménez (5), Blanco (-), Archibald (5)- posible quinteto-; Freire (9), Rodríguez (9), Barrera (4), Tripkovic (9), Freeland (19) y Rubio (2).
Parciales: 32-20, 19-11, 21-19, 16-20.

Árbitros: Mitjana, Murgui y Munar
Incidencias: Partido disputado en la Caja Mágica ante cerca de 7.000 espectadores.
.

DATOS DESTACABLES

Lo mejor: El Real Madrid mostró que aprende de los errores. Ésta vez, al contrario de lo sucedido en Málaga, no sólo dominó desde el principio, sino que cerró el encuentro de forma contundente, evitando sorpresas inesperadas.
Lo peor: Unicaja no estuvo en el encuentro. No parece que le interesase la cita, aunque enfrente tuviera a un inspirado Real Madrid. Los andaluces acabaron con un 45% de acierto en tiros de 2 y un 22% en triples.
La clave:El dominio abrumador del Real Madrid debajo de los aros y sus porcentajes de acierto fueron determinantes. La buena predisposición defensiva anuló el juego de Unicaja, que en cuestión de tiro no tuvo un buen día.
El dato: Reyes, Suárez o Llull, los habituales, deben dejar su sitio para el reconocimiento a Mirotic (11 puntos y 3 rebotes). El montenegrino fue el descubrimiento del encuentro. Cuajó un magnífico encuentro. Si Messina toma nota, Mirotic dispondrá de más minutos en este Real Madrid.

Rafael Merino / Caja Mágica (Madrid)

No es usual encontrarse con compromisos tan amistosos en el trascurso de la temporada, menos cuando enfrente está Unicaja, incómodo adversario y viejo conocido tras dos enfrentamientos previos en dos meses de competición, el último hacía menos de cuarenta y ocho horas. La revancha, por consiguiente, estaba sobre la mesa. O eso se esperaba. Sorpresas de este deporte, el cruce entre Real Madrid y Unicaja desembocó en un trámite sin historia. El primer minuto fue un aviso y los siguientes cuatro confirmaron que si el Real Madrid apretaba en defensa y encontraba fluidez y acierto en ataque, los andaluces estaban derrotados, máxime porque ellos se debatían entre una extraña fatiga y apatía generalizada.

Cuatro puntos de Tomic y otros tres de Reyes en los primeros compases constataron que el dominio en los aros ya tenía un dominador evidente. Sólo habían pasado unos minutos. Tiempo suficiente para comprobar que el acierto en el tiro acompañaba a los hombres exteriores, especialmente Llull, y que Sergio Rodríguez recuperaba el timón en la dirección. A los cinco minutos de encuentro, el Real Madrid ya se imponía claramente, sin oposición alguna: 16-6. No sólo era poderío en la zona y claridad ofensiva. La defensa estaba muy motivada. Se luchaba por cada balón, se trataba de cerrar cualquier vía de ataque de los malagueños, se desconectaron, en definitiva, todos los sistemas de Aito. Ni el carrusel de cambios evitó el problema. Otra cuestión era el porcentaje de canastas: deficitario (48% en tiros de 2 y 8% en triples, al descanso)

Mirotic, una revelación
La máxima ventaja se alcanzó a la conclusión del cuarto, con un triple de Mirotic (32-20). El montenegrino acabaría por convertirse en la sensación del encuentro. Messina, por si lo desconocía, y la parroquia blanca, por si no lo intuía, festejaron el descubrimiento de un pívot capaz de aportar tanto en defensa (2,08 cm) como en ataque, merced a su versatilidad. Mirotic posee intimidación, rebote, tiro interior y externo, velocidad y muchas ganas. Ingredientes suficientes para que tuviera carrete ante Unicaja. Su actuación, sin duda, fortalecerá su ánimo, pues no gozaba de muchos minutos, y reforzará su estatus dentro de los sistemas de Messina.

A esta revelación, acaecida durante el segundo cuarto, le acompañó la velocidad de Llull y Sergio Rodríguez (el argentino Prigioni aún camina despacio), factor que, unido a la actitud y porcentajes de unos y otros, acabaron por desestabilizar completamente a Unicaja. Las ventajas fueron aumentando a medida que caían los minutos. El mate sobre la bocina de Velickovic, a la finalización del segundo cuarto, proporcionó al Real Madrid su máxima renta: 51-33.

Sin relajamiento
Con todo a favor, ¿se relajaría el Real Madrid? No lo hizo, aunque existieron unos cinco minutos de duda, justamente con la vuelta del descanso. Unicaja, sin hacer nada del otro mundo, endosó un generoso parcial de salida: 2-7. No era mucho, pero los andaluces parecían más motivados. Fue un espejismo. Sus esperanzas, si las tenían, se esfumaron en cuanto se conectó el Real Madrid al encuentro, ésta vez con Reyes (Jiménez no consiguió frenarle) como líder sólido del bloque. Al martillo pilón madridista se unió alguna que otra jugada de brillantez, consiguiendo el aplauso de una Caja Mágica que registró una notable entrada, pese a las fechas festivas. Las diferencias, como no podía ser de otra manera, aumentaron hasta los 20 puntos. (72-52).

El último cuarto, con todo resuelto, fue donde emergió la figura de Messina. El italiano, al contrario que sus alumnos, sí mantuvo la concentración. Lo hizo porque los entrenadores siempre deben aportar cuando los jugadores se dispersan, como sucedió con el Real Madrid. Hubo cierta relajación y Unicaja, casi sin quererlo ni desearlo, acortó distancias hasta los 12 puntos (74-62). Quedaban más de cuatro minutos y en la memoria estaba fresco lo sucedido en Málaga hacía unos días. Messina llamó al orden y Reyes (18 puntos y 11 rebotes, imperial) en compañía de Llull (11 puntos) y Suárez (16 puntos) apagaron esa tímida reacción de Unicaja. Otro empuje brutal y otra ovación del respetable, comparable a la ofrecida tras aniquilar a Olympiacos, tras finalizar este amistoso de temporada.

Noticias relacionadas

El Real Madrid noquea al CSKA de Sergio Rodríguez (82-69)

El conjunto de Laso se apuntó el clásico con más historia de la Euroliga a base de coraje, talento y defensa; la victoria costó las lesiones de Kuzmic y Randolph; y gris regreso de Sergio Rodríguez a Madrid.

Sergio Rodríguez: "Tengo ilusión por volver a jugar en Madrid, espero que la gente también la tenga por verme"

El base español, enrolado en el histórico CSKA de Moscú, regresa a la que fue su casa para enfrentarte al Real Madrid, en uno de los encuentros más atractivos de la Euroliga

El Real Madrid se toma una pequeña revancha en La Fonteta

El conjunto de Pablo Laso se impone al campeón Valencia Basket en un partido frenético y decidido al final

Shved y Robinson acaban con las esperanzas del Valencia Basket en su estreno en la Euroliga

Gran arranque del nuevo Barça ante Panathinaikos

Los de Sito Alonso dieron espectáculo y se entregaron para prometer buenos augurios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris