Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La soberbia de Rosa Diez

Mario López
Mario López
viernes, 3 de diciembre de 2010, 08:02 h (CET)
En este país llamado España hay unos cuantos figurones que se nos cuelan hasta en la sopa sin que nadie les haya otorgado el menor beneplácito para ello y sin que nadie les muestre la salida. En política, en democracia, uno o una accede a los medios porque cuenta con un apoyo popular o, si no, para dar la nota. Así que si el político o política en cuestión no tiene apoyos populares, es fácil deducir porque está ahí: para pintar la mona. Y eso es exactamente lo que hace Rosa Diez.

A nivel estatal es menos que una anécdota y a nivel territorial inexistente. Pero ahí está ella. Su perfil político es tan esperpéntico como estrafalaria su forma de vestir. Es verdad que tiene la lengua suelta; lástima que no sea para contar algo de interés. Encastillada en tópicos y arquetipos dignos de una novela de Marcial Lafuente Estefanía o Manuel Fernández y González -por mentar a dos autoridades del género-, gastando trapos y peinados más propios de una actriz de variedades que de una congresista, se ha ganado el favor de ciertos medios de comunicación, pero la absoluta, frontal y radical desafección del pueblo soberano, que es el que a la postre da licencia para lucir el palmito en sede parlamentaria. Pero esta mujer es de una soberbia tal que ha sido capaz de ofrecer una segunda oportunidad a los catalanes.

Muy demócrata se la ve. Yo me puedo imaginar a mí mismo destrozando el aula donde imparto clase, mandando a la mierda a mis alumnos mientras me bebo una litrona de Mahou y siendo expulsado ipso facto por el director del centro. Lo que ya no me imagino es volver al día siguiente a la academia para ofrecerles otra oportunidad. Pero, bueno, cada uno es cada uno.

Noticias relacionadas

El buen pastor

Una persona si no es guiada por el Buen Pastor está expuesta a ser absorbida por un extremismo ideológico

Puigdemont no cede

La carta de Puigdemont a Rajoy es más de lo mismo

Puigdemont ignora el ultimátum del Gobierno

¿A qué viene este plazo extra, hasta el jueves? y ¿a qué se refiere Soraya Sáez con sus últimas declaraciones sobre la aplicación de la norma máxima?

702218-3

El apoyo de relevantes intelectuales a la causa independentista ha sido una de las cuestiones que han salido a la palestra

San Isidro, la gallina y Puigdemont

“San Isidro Labrador, pájaro que nunca anida, no le pegues más al niño, que ya ha aparecido el peine”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris