Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Internacional

Etiquetas:   The Washington Post Writters Group. Especial Wikileaks   -   Sección:   Internacional

Una solución a Wikileaks: clasificar menos

David Ignatius
Redacción
jueves, 2 de diciembre de 2010, 10:28 h (CET)
Parece probable que el escándalo WikiLeaks más reciente dé lugar precisamente al resultado equivocado: los controles de seguridad de la información gubernamental estadounidense se van a reforzar; la sinceridad de los intercambios diplomáticos estadounidenses disminuirá; la presión de decir cosas agradables de los líderes extranjeros, en contraste con la verdad, va a crecer.

Sonará a herejía, teniendo en cuenta la nueva Wiki-manía, pero Estados Unidos podría paliar el revuelo de las filtraciones de información clasificada limitando lo que clasifica -- y trabajando más para poner a disposición de la opinión pública la información recabada por el gobierno estadounidense. Eso no incluiría la evaluación sincera de los defectos de la personalidad del primer ministro local por parte de un embajador, evidentemente, pero debería de abarcar un montón de lo que ahora se clasifica de manera rutinaria como "alto secreto".

La capacidad del gobierno estadounidense de recabar información precisa acerca del mundo es uno de nuestros recursos nacionales. Descarta la rumorología y el engaño y los sustituye por hechos. Siendo honestos, me gustaría ver una versión gubernamental de Wikipedia: Una ampliación mucho mayor y más generalizada del Factbook de la CIA, que se ha convertido en un referente global de la información política y demográfica básica.

Eso comprende los despachos diplomáticos propiciatoriamente destacados en la descarga de Wikileaks más reciente. Las referencias a la enfermera "rubia voluptuosa" de Muammar Gadafi natural de Ucrania son simplemente cotilleos verdes. Pero es importante saber que Arabia Saudí, Bahrein y la mayoría de los estados árabes restantes quieren que el programa nuclear iraní sea detenido. Es útil disponer de esa información en el contexto público.

Los profesionales del espionaje dicen que existe una "versión para llevar" de casi todo. Significa un resumen de la información, despojada de los nombres de los confidentes y los detalles delicados, que puede ser separada con comodidad y facilitada a un funcionario público extranjero. Eso es lo que debió de haber pasado con estos despachos; la versión para llevar debió haber sido diseminada hace mucho.

Lo llamativo de los materiales de Wikileaks no es la información -- en casi todos los casos, las comunicaciones plasman más o menos lo que usted venía imaginando -- pero se dice abiertamente, con nombres y cargos incluidos. Es vergonzoso que se diga en voz alta, desde luego. Pero esto se parece más a la célebre definición de Michael Kinsley de "metedura de pata" ("cuando un político dice la verdad") que a un legajo de la seguridad nacional.

Lo que me preocupa es que el diálogo de alto nivel post-Wikileaks se vuelva aún más árido, y los protocolos de seguridad aún más pesados -- para sacar lo poco de vida que queda en la diplomacia. Ése sería el perverso logro de las revelaciones de Wikileaks: Que nadie hable con nadie de nada, por miedo a que se filtre.

Por tanto, imputemos delitos a los Wiki-filtradores, como sea preciso, siempre que haya pruebas de que han vulnerado la ley. Pero no congelemos el proceso mismo de diálogo que nos hace falta para salir de los problemas internacionales. Necesitamos flujos de información más abiertos, no nuevas restricciones.

*David Ignatius es periodista del Washington Post Writters Group, del que SIGLO XXI tiene los derechos de publicación en exclusiva para periódicos digitales españoles.

Noticias relacionadas

Narcometrópoli (V)

Geopolítica de la droga

La Escuela de Empresa apertura el mercado de Latinoamérica y se posiciona como un referente de la formación en la región

Con más de 30.000 alumnos se convierte en la primera referencia en América Latina

La economía de Túnez requiere reformas estructurales para acelerar el crecimiento económico

La tasa de desempleo del país supera el 15%

“Mangkhut ha golpeado a 900.000 filipinos y arrasado los cultivos en Luzon”

Falta agua en numerosas zonas de la isla debido a deslizamientos de tierra y cortes de electricidad

Las farmacéuticas privan a los países de miles de millones de dólares en ingresos fiscales

Alimentando la crisis de desigualdad y ampliando la brecha entre ricos y pobres
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris