Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

¿Mercados o mercaderes?

Mario López
Mario López
jueves, 2 de diciembre de 2010, 07:56 h (CET)
El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, harto del acoso al que se ha estado viendo sometido por los mercados, acometió la audacia de invitar a desayunar a los 37 principales mercaderes del país. Dice al RAE que mercado es, en el caso que nos atañe, "el conjunto de actividades realizadas libremente por los agentes económicos sin intervención del poder público". es decir que el presidente del Gobierno ha decidido intervenir en las actividades realizadas libremente por los agentes económicos invitando precisamente a estos a desayunar.

¿Y hasta dónde llega su intervención? Pues precisamente hasta donde demanden los agentes económicos, vulgo los empresarios. ¿Por qué dicen eufemísticamente que hay que cumplir con las exigencias de los mercados cuando, en realidad, con quien se nos obliga a cumplir es con los mercaderes? Los mercados, como cualquier otra actividad, carece de la capacidad de encolerizarse o acobardarse. Los mercaderes, o empresarios, sí tienen esa facultad. Pero claro, si las cosas se plantean honestamente, va a ser difícil que el soberano pueblo trague. El soberano pueblo está ya hecho a la idea de que el poder ejecutivo ha de gobernar para él, no para los mercaderes.

Porque si no, ¿para qué vamos a gastar tiempo, dinero y paciencia en votar a alguien que se va a pasar nuestra soberanía por la entrepierna de, un suponer, Emilio Botín? Por favor, que no se vuelva a hablar de los mercados y que se llame a las cosas por su nombre. No son los mercados los que exigen un determinado estado de cuentas de los estados, son lo mercaderes. Encima, para más inri, no son todos los mercaderes los llamados a opinar, sino los grandes mercaderes; esos que representan el 60% del PIB (el valor monetario de los bienes y servicios del país en un año), pero tan solo el 20% del empleo. ¿No habría, además, que empezar a dejar a un lado el PIB como medidor del bienestar social? ¿O es que, acaso, es más importante el valor monetario de los bienes que el pleno empleo? Me parece que deberíamos empezar a utilizar un nuevo lenguaje o mandar a hacer puñetas a la RAE.

Noticias relacionadas

Un recién nacido en una bolsa de basura

Un niño muerto arrojado a un vertedero causa más interés mediático que cien mil abortos

Una boda de altura

Este Papa no tiene remedio

Montaigne

Un gran conocedor de la naturaleza humana

Donde los chef famosos acaparan fama, dinero y egocentrismo

“El explícito y voluntarioso elogio de la creatividad acaba produciendo más cretinos que creadores, porque pensar que la creatividad se encuentra en la radicalidad es un error colosal” Santi Santamaría

Trump no podrá detener el movimiento por los derechos de los inmigrantes

Aunque salga a perseguir a sus líderes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris