Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Fútbol / Europa League   -   Sección:   Fútbol

El Atleti pone un pie y medio fuera de la Europa League (2-3)

Los rojiblancos ya no dependen de sí mismos para pasar de ronda
Redacción
miércoles, 1 de diciembre de 2010, 23:40 h (CET)
Catástrofe griega en el Vicente Calderón. El Aris de Salónica venció sin merecerlo a un Atlético que se echó a dormir al cuarto de hora de partido, cuando en dos zarpazos logró remontar el tempranero gol de Koke. Al final lo pagó

Ficha técnica
2- Atlético de Madrid: De Gea (0); Ujfalusi (1), Godín (1), Domínguez (2), Antonio López (1); Reyes (1), Tiago (1), Mario Suárez (0), Simao (1); Agüero (2), Forlán (1).

3- Aris Salónica: Sifakis (2); Vangeli (1), Lazaridis (3), Oriol (1), Michel (1); Toja (1), Faty (1); Javito (2), Koke (3), Mendrinos (2); Cesarec (1).

Cambios: En el Atlético de Madrid Diego Costa (0) por Simao (min.72), Fran Mérida (1) por Antonio López (min.84) y Raúl García (0) por Tiago (min.84), y en el Aris Salónica Kaznaferis (0) por Mendrinos (min.71), Prittas (1) por Koke (min.76) y C. Ruiz (0) por Cesarec (min.82).

Goles: 0-1 Koke (min.1); 1-1 Forlán (min.11); 2-1 Agüero (min.15); 2-2 Koke, de penalti (min.50); 2-3 Lazaridis (min.81).

Árbitro: Ivan Bebek (croata) (1). En los locales amonestó con tarjeta amarilla a Tiago (31'), Domínguez (76') y a Raúl García (90'), mientras que en los visitantes amonestó a Javito (59'), Mendrinos (82') y Sifakis (92').

Incidencias: 15.000 espectadores en el estadio Vicente Calderón. Terreno de juego en buenas condiciones.

Datos destacables
Lo mejor: Koke
El futbolista del Aris tiró de su equipo en los momentos clave, anotando en el primer minuto de partido y convirtiendo el penalti.

Lo peor: debilidad defensiva.
De manera inexplicable el Atlético ha encajado seis goles en los últimos dos partidos, y sin tener rivales fuertes en frente.

El dato: 49 partidos
Es la primera vez en la historia del fútbol que un equipo griego gana a uno español en territorio nacional.
Daniel Sanabria / Enviado al Vicente Calderón

De la misma forma ridícula que el Titanic sucumbió ante un triste iceberg, el Atleti lo hizo ante el Aris de Salónica. El vigente campeón entregó su destino al equipo griego y ahora depende de la derrota o el empate de los helenos en la última jornada para poder aferrarse a un clavo ardiendo llamado Leverkusen. Pocas esperanzas guardan ya los rojiblancos sabiendo que dentro de quince días el Aris recibirá en casa a un Rosenborg que no se juega ni la honra. Pero con el Atleti todo es posible, como se vio anoche sobre el césped del Vicente Calderón.

El encuentro ya empezó más tonto de lo que se esperaba, con un gol de los griegos en el primer minuto que a la postre sería premonitorio. Un fallo de David De Gea en la salida dejaba desierta la portería rojiblanca, regalo que no desaprovechó Koke enviando el balón al fondo de las mallas. Ya era sintomático que De Gea, el único futbolista del equipo que nunca se confunde, tuviera un fallo tan clamoroso y tan tempranero. Todavía quedaba el partido entero por delante y el Atleti pronto se puso manos a la obra.

No se había cumplido el minuto quince de encuentro y los rojiblancos ya había volteado el marcador. Primero Diego Forlán aprovechó un balón muerto dentro del área tras una excelente jugada de Simao, por fin, que terminó con el esférico en el palo, y a los pocos minutos Domínguez enviaba un balón desde sesenta metros para dejar solo al Kun Agüero ante el guardameta griego. De disparo cruzado, raso y sencillo, como mandan los cánones del fútbol, el argentino batió a Sifakis y llevó la tranquilidad al marcador. Ese fue el grave error que cometió el Atlético: tranquilizarse.

Penalti dudoso
Con cinco sextas partes del encuentro aún por delante, los rojiblancos dieron el partido por ganado. Justo cuando el Aris agonizaba tras las dos estocadas rojiblancas, el Atleti se desentendió del encuentro y dejó escapar vivo a un Aris que regresaría para vengarse de la manera más cruel. Al comienzo de la segunda parte el Atlético tuvo la sentencia tras una internada de Ujfalusi y posterior disparo de Forlán al larguero. Pero como de costumbre, el destino le tenía preparada una trampa al Atlético. En una jugada poco clara, Ivan Bebek señala penalti de Domínguez a Lazaridis. Ya saben: en caso de duda no consulten a su farmacéutico, piten penalti en contra del Atleti.

Koke no falló y puso el empate en el marcador tras batir a De Gea de disparo fuerte y centrado. Entonces el Atleti se dio cuenta de que el partido iba en serio y se quitó el peto de entrenamiento para ponerse la camiseta a rayas. Simao y Reyes ni desbordaban ni centraban ni tiraban paredes. Los dos andan más imprecisos que de costumbre y sin ellos, Agüero y Forlán están demasiado solos en punta. Aun así, ambos delanteros dispusieron de sendas ocasiones para marcar el tercero, pero anoche el destino ya estaba escrito en lo que deben ser los renglones torcidos de Quique, que últimamente hace cosas raras, como condenar a Assunçao al ostracismo para dar paso a un Mario Suárez inoperante.

Desastre final
Los minutos pasaban como balas en el cronómetro del Atlético y lentos en el del Aris, que registraba un empate a dos de ensueño. Quique decidió mover el banquillo y dar entrada a Diego Costa, marginado del equipo desde su última expulsión. A medida que se acercaba el final, los rojiblancos lo intentaron por bajo, por alto, y a balón parado, pero los griegos ganaban todas las batallas. Y justo cuando los visitantes sólo deseaban ver acabar el partido se encontraron con un gol que nadie esperaba, ni el Aris ni el Atlético. En el área local, defensa y portero pusieron su granito de arena para que en un galimatías interminable Lazaridis llevara el balón al fondo de la red.

Otra vez, sin merecerlo y sin tiempo para reaccionar, el Atlético se veía por debajo en el marcador en un partido donde su rival no fue superior. Esta película ya se había visto ante el Espanyol cuatro días antes y, fiel al guión, terminó de la misma forma. La única diferencia es que para esta derrota no existen parches. En Europa los errores no tienen margen y este pinchazo deja al Atlético de Madrid en manos de terceros. Sólo le queda rezar y hacer los deberes en Alemania o se verá desposeído de la corona europea.


Sala de prensa
Quique Sánchez Flores (Entrenador del Atlético de Madrid)

"Pasan cosas muy raras. Estamos otra vez como el año pasado cuando llegué. Esa es la verdad. Pasan cosas muy raras, muy extrañas y los jugadores lo saben, pero los delanteros miran para atrás y se preguntan qué pasa. Cuando nos disparamos al pie, hay que reaccionar y seguir trabajando, pero lo cierto es que los dos últimos resultados han sido dos palos muy duros. Nunca he tenido un equipo tan espantoso tácticamente como en los últimos ocho minutos de este partido".
Héctor Cúper (Entrenador del Aris)

"Estamos contentos. Ha venido mucha gente de Grecia y siempre la ilusión y el factor humano juegan cosas importantes, más allá de la estrategia. Hemos dado todo lo que tenemos y también hemos tenido la cuota de suerte necesaria, porque tuvimos momentos muy difíciles, sobre todo en el segundo tiempo. La ilusión y la entrega de mi equipo han sido increíbles. Más no teníamos. Se han dado una serie de coincidencias para ganar un partido. Esto tiene mucho valor porque delante había un gran equipo. Nos vamos contentos. Es una victoria histórica".


Noticias relacionadas

El Sevilla se queda frío en Moscú y cae goleado por el Spartak

Los de Berizzo pasan de ser líderes a ocupar la tercera posición del grupo

Zidane: "Tener oportunidades y no marcarlas es frustrante para los jugadores"

Seguirá con la misma estrategia

El Madrid patina en el Bernabéu (1-1)

El Tottenham rasca un valioso empate ante la falta de puntería local

El Lugo vuelve a vencer en el descuento ante el Alcorcón y ya es colíder

Comparte puesto con Osasuna

Un 'hat-trick' de Aspas lidera la contundente victoria del Celta ante Las Palmas (2-5)

Los canarios que no pudieron aprovechar la expulsión del meta vigués Rubén Blanco
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris