Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Narcís Serra

Rafael del Barco (Barcelona)
Redacción
miércoles, 1 de diciembre de 2010, 15:48 h (CET)
¿Puede haber un día sin Poder en un individuo semejante? Lo creo imposible. Él a si mismo se convirtió en Poder utilizando fórmulas de puro gansterismo. No voy a extenderme en cómo se financió su partido o partida en la Barcelona de los 80, antes de aferrarse a los presupuestos municipales, provinciales o nacionales, ¡extorsión y chantajes! Y una vez en Madrid, coser y cantar hasta que de todopoderoso vicepresidente tiene que cesar por espiar al Rey y a cualquiera que pretendiera doblegar.

Vuelve a Barcelona de secretario general del PSC y en el 2000 le cede el cargo a Josep Montilla. Su hombre le respondió bien ¡a él en particular! pero fatal para Cataluña. Maniobró para hacerse con la presidencia de La Caixa, cuando cesa Samarach. El cargo más apetecido y poderoso de Cataluña. Un bocado que se le resistió, y obtuvo la Caixa de Cataluña, más las consejerías de Gas, Aguas y Telefónica, y algunos carguillos de relleno entre de tono social y sobresueldos, que en él deberían definirse de rapiña y no simples dietas.

Su Poder aun se manifestará en 2008 cuando estalla la Crisis. Zapatero le nombra presidente de un triunvirato de salvadores de las cajas de ahorro socialistas. Un cargo del que no se sabe nada más que el nombramiento. Se descubriría que al primero que se debería RESCATAR era a él, y se diluyó el comité creado. Sin embargo aunque su declive ya es evidente cuando se negocian las fusiones que acabarán en CatalunyaCaixa, Montilla (que le debe el cargo según Serra Ramoneda) anuncia que cuenta con él en ese futuro gobierno de la Generalitat que por suerte para mí jamás existirá. Tampoco es de mi agrado el triunfo de Pujol, yo hubiera deseado otro pastel de partidos, por aquello de que entre las puñaladas traperas levantaran alfombras.

Que de los de Pujol, incluido a Mas, debe tener archivado la intemerata, no me cabe duda: aquellos tiempos de la “gobernabilidad” en el Madrid de los 90, fueron tan rocambolescos en el “hoy por mí mañana por ti”, o “tú me arreglas este fiasco y yo te arreglo el de más allá”, el “no le echemos más tierra a este muerto” (refiriéndome sin paliativos a muertos de verdad) que Pujol, cloaquero de estirpe, retiró el apoyo parlamentario y se convocaron elecciones, 1996. Otro acierto, ganaría Aznar sin mayoría absoluta, y más “gobernabilidad” a favor del gran Pujol.

Y Serra de nuevo en Barcelona a continuar con las recalificaciones de su feudo la “costa barcelonesa”; su antiguo Plan Rivera, trazado con Durán Farell y su compañero de despacho Roca Junyent. Y entre él, Pascual Maragall y Jordi Pujol, sin olvidar el “capo supremo” Samaranch, presidente de La Caixa, recalificaron desde Ciudad Olímpica a Diagonal Mar-Fórum, ¡otra recua de pelotazos!

Y tras las recalificaciones entra en el pastel como banquero. Presidente ejecutivo de Caixa Cataluña, la de la Diputación. En plena burbuja se ufana de asociarse con el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, (el primer gran negocio socialista extorsionando al Javier de la Rosa de los 80), PROCAM (su inmobiliaria pagará comisiones en negro, caso Pretoria) y construirá con ESPAI y otras muchas. Créditos ilimitados sin control… y la última, CIUTAT BADÍA, centenares de pisos VPO franquistas (chabolas verticales) hipotecados por 180.000 o 200.000 euros.

La lista de desaguisados o estafas es inmensa, cada uno de los casi 2.000 despedidos, indemnizados o jubilados de las inmobiliarias del llamado Grupo Caixa Cataluña a su exclusivo mando, o de la ahora CatalunyaCaixa, podría contar alguna, y de hecho ya lo hacen “con miedo”.

Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris