Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Artur Mas

Rafael del Barco (Barcelona)
Redacción
miércoles, 1 de diciembre de 2010, 15:14 h (CET)
La foto de la victoria con Jordi Pujol a su lado muestra que los 30 años de mi “Barcelona, 30 años de corrupción” continúan. Nada cambiará más allá de las caras de los cargos, y puesto que en las promesas no figuraban Primarias, Listas Abiertas, y Libertad de Voto para los elegidos, con la correspondiente separación de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, los 30 años prometen convertirse en 1000. No es una comparación con otros regímenes, pero la Corrupción promete.

Dentro de esta relativa Democracia ha reinado cierta lógica, los socialistas merecían ser barridos. A los de Narcís Serra (buen enemigo de Jordi Pujol y su “sector negocios” en las recalificaciones que cimentaron la Gran Burbuja Inmobiliaria) les han votado escasamente sus subvencionados y a sueldo. Es de esperar que al igual que en Madrid se fuercen unas Primarias que renueven a tanto nombrado a dedo, como el hermano de Pascual Maragall que aparece en las fotos de la derrota junto a Josep Montilla. La “colla del Baix Llobregat” trasladados y revueltos con los de Sarriá-San Gervasio, no está en su mejor momento, aunque ahora su vida esté mucho más solucionada que cuando por los 60 llegaron a Barcelona. Entre los milagros de estos “cambios” no figuran las colas del INEM para los cambiados, todos continúan en uno u otro de los cargos u oposiciones ganados desde el Poder, eso para los que no hayan conseguido su fortunita o fortunaza.

Los del PP ¡felices! continuando los eternos Fernández Díaz de tan descafeinada Oposición en el Ayuntamiento. Y si Ezquerra Republicana de Cataluña recibe el castigo que el esperpéntico Carod Rovira merecía, surge otro que igual baila, Juan Laporta, el nuevo y gran independentista. Personajes de este estilo no contribuyen a creer demasiado en esta Democracia. No pretende recalificaciones para el Mini Estadi ni sus terrenos en Hospitalet sino nada menos que la Independencia para recalificar lo que le venga en gana. Y si las recalificaciones no son negocio, volveríamos al estraperlo, antes de la guerra una ruleta trucada propiciada desde el Poder, y por los 40 y siguientes “tráfico ilegal de alimentos”.

A propósito de recalificaciones ya no completaré las surgidas y pendientes de sentencia en el caso Hacienda de Barcelona. Diagonal-Mar quedará en la oscuridad para los próximos 1000 años. Las alfombras no se levantarán. Puede que para apuntillar a los socialistas se escoren o compliquen las actuales versiones del Caso Palau de la Música o Pretoria. Sería necesario que el próximo año los socialistas tras 30 años pierdan la alcaldía, podríamos enterarnos del estropicio de Ciutat Vella o Pueblo Nuevo. Sobre Bailen 22 y el submundo barcelonés de la droga y prostitución poco pueden cambiarlo quienes fomentaron personajes tan absolutamente amorales y mafiosos como Juan Piqué Vidal y Luis Pascual Estevill. Y si EL PAIS de hoy publica la mayor filtración de la historia de documentos en EEUU, aquí en Cataluña seguirá la hipócrita opacidad del pasado y quizá del presente.

El asqueo por la política, o sea la participación, con todos los profesionales de la Política contándonos que el vaso está medio lleno, sigue tan medio vacío como hace cuatro años, un 40% representa otra mayoría, la silenciosa.

En cuanto a enderezar esa Burbuja que tanto ayudaron a crear los triunfadores, aunque el remate final fuera a beneficio y cargo de los socialistas, no creo que esté en sus manos cambiar nada: la deuda y las caixas de Cataluña, son las que son; Madrid está con el agua al cuello y poca voluntad para quienes les han borrado en Cataluña, y Europa dispuesta a apretar las clavijas. Podrían utilizar sus diputados en el Congreso para presionar a Zapatero, que tan bien hacía Pujol cuando por dos legislaturas fuera la “llave de la gobernabilidad” de España. Una España no tan quebrada ¡pero lo intentaron! Por de pronto en el rescate irlandés los ministros de finanzas prometen recortes o quitas a la deuda pública de los países rescatados.

¡Mal panorama! Mi pensión por los suelos, los impuestos para arriba, los sueldos para abajo (menos para los nuevos triunfadores) y el paro, por más "PROJECTES" "IMPULS" que se puedan sacar de la manga seguirá en aumento.

Que ganara el Barça contribuiría a la ficción, y "¡qui díes pasa anys empeny!".

Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris