Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Vigilia mundial con Benedicto XVI por la vida naciente

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
miércoles, 1 de diciembre de 2010, 15:06 h (CET)
Agradezco, a Benedicto XVI, la Vigilia por la vida naciente que ha celebrado en Roma la tarde del 27 de noviembre, en las Víspera del Primer Domingo de Adviento. Para mí y para tantas personas comprometidas en la defensa de la vida humana, ha sido un gozo grande que la iniciativa del Papa haya sido secundada por toda la Iglesia Católica y se hayan celebrado, esa misma tarde, vigilias por la misma intención en las diócesis del mundo entero ( en Italia, en España y en Portugal, en Polonia y en Irlanda, en Estados Unidos y en América Latina, etc.).

En algunas diócesis españolas, la vigilia se ha celebrado no sólo en la catedral, sino también en todas las parroquias, con Eucaristía, el Rosario y la adoración al Santísimo. Era necesario y esperado, pues, como se preguntaba el Arzobispo de Valladolid en su preciosa Homilía de la Vigilia, “¿qué habrá pasado, desde los años sesenta, para que se dé una aceptación social del aborto e incluso se haya pasado de la despenalización en unos “presupuestos”, al intento de considerarlo un derecho?”.

Con todo, está a la vista que la sociedad ha comenzado a despertar. Lleva razón Monseñor Blázquez: “Privar a un ser humano del derecho fundamental a nacer, es un abuso gravísimo que no puede convertirse en absoluto en un derecho”, porque “en el mismo momento de la concepción se está gestando a alguien en el seno materno, que no debe convertirse en tumba”.

Noticias relacionadas

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción

El valor y la valía

Se requieren gentes de valor que perseveren, dispuestos a plantarle corazón a esta escalada de contrariedades que nos dejan sin aliento

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Hay que releer las constituciones derogadas antes de reformar la vigente

Turull y Rull

La viñeta de Carla

¡Aprovecha el instante! ¡Aprovecha el día!

Cada ser humano y cada alma es un microcosmos en el macrocosmos universal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris