Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A bote pronto   -   Sección:  

Manotazo de fútbol

Andrés Ramos
Andrés  Ramos
miércoles, 1 de diciembre de 2010, 09:02 h (CET)
Hoy me gustaría ser americano y escribir de béisbol, o ser inglés y escribir de cricket, o ser austriaco y escribir de esquí, o incluso ser jubilado y escribir de petanca. Por desgracia soy español y, aunque sólo sea por responsabilidad hacia esta humilde columna, escribiré de fútbol y de ese Clásico del lunes.

Pues sí, todo lo que se dijo antes del choque se cumplió. Efectivamente fue un partido igualado, igualado al de los últimos años. Al del 0-2, 1-0, 2-6 ó 2-0, es decir, a todos los que se han disputado con Guardiola sentado en el banquillo azulgrana. Efectivamente fue uno de los mejores encuentros de todos los tiempos, pero sólo del Barça. Y efectivamente, Cristiano, al Madrid no le metieron ocho, le metieron cinco.

Soberbio, descomunal, espectacular, colosal, insultantemente superior. Lo cierto es que faltan adjetivos para referirse al juego que el Barcelona desplegó en el Camp Nou. La mejor versión del Barça jamás vista llegó en el peor momento posible para los blancos, cuando parecía que la abismal distancia de los últimos tiempos entre ambos equipos se había acortado hasta casi la mínima expresión. Sin embargo, el resultado, pero sobre todo la imagen de uno y otro conjunto, no deja lugar al ambage. Y lo que es más doloroso para el Real Madrid, vuelve a traer a escena el viejo debate sobre el modelo que uno y otro club ha desarrollado en la última década. Ese cantera contra cartera.

De ahí, que sea la mayor decepción que he sufrido como madridista, muy por encima de aquel 2-6 con aires de cambio de ciclo. Un baño en toda regla que reparte gozo y dudas a uno y otro lado del Puente Aéreo. Como dice Risto Mourinho, el Madrid no es un producto acabado. El Barça, por el contrario, no sólo está finalizado, empaquetado y entregado, sino que además es bueno, bonito, barato y parece que no va a caducar nunca.

Xavi (¡Por Dios, que le den el Balón de Oro!), Iniesta, Messi y Villa, que se dejó la ansiedad en el psicólogo que antes atendió a Cristiano, comandaron el triunfo culé ante un Madrid disfrazado de Almería. ‘Mou’, que sufrió su mayor derrota como técnico, quiso jugar de inicio a lo que no sabe. La torrija defensiva y la falta de agresividad y paciencia hicieron el resto. Tras la reanudación, entró Lass por Ozil, el cambio que realmente le pedía el cuerpo al luso de inicio y que sólo la vergüenza del que dirán evitó que se llevara a cabo 45 minutos antes. Pero lejos de ir a mejor, los blancos fueron a peor. O por verlo desde el otro lado, el Barcelona mantuvo su espectacular nivel.

Este Clásico me deja, además, cuatro reflexiones rápidas. Molesta mucho presenciar como los que han visto en Mourinho al inventor de este deporte, a la luz, a la panacea, aprovechan ahora para criticarle. Sergio Ramos, con las mismas rojas que el madridista más expulsado --Fernando Hierro (10)-- en 264 partidos menos, debería hacérselo mirar. La ley del silencio impuesta por el departamento de comunicación del Real Madrid en la zona mixta es simplemente lamentable, aunque para lo que hablaron en el terreno de juego, casi mejor que no lo hicieran fuera de él. Y un consejo para ‘Mou’, igual a la próxima hay que hacer la de Preciado y sacar a los suplentes. Al Sporting le fue mejor.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris