Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Periodistas fanáticos

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 1 de diciembre de 2010, 07:20 h (CET)
Los hay, todos lo sabemos. Desde hace unos años, el periodismo deportivo, o mejor dicho el periodismo futbolístico, dejó atrás la neutralidad para vestirse con unos colores, los colores de su equipo.

Madridistas, culés, valencianistas, atléticos, sevillistas, béticos... Hay periodistas de todos los equipos y lo que es peor, hay periodistas fanáticos de todos los clubes. Antes también los había claro, pero al menos no lo mostraban con tanta claridad.

La diversificación de emisoras alrededor del territorio español provoca que a cada equipo lo cubra el periodista deportivo de la emisora situada en la ciudad más cercana a donde juega ese equipo. Por tanto, bastantes probabilidades hay de que esa persona, ese periodista, sea aficionado a ese equipo. Hasta aquí todo sería normal. No pasa nada por cubrir al club de tus amores, mientras seas equitativo.

El problema surge cuando el periodista desata su pasión cantando los goles de su equipo, celebrando cada saque de esquina, cada amonestación al rival o viendo injusticias en cada contacto con los rivales.

Aquí, tenemos un problema y gordo. En qué momento el periodismo futbolístico dejó de animar la competitividad y el entretenimiento para pasar a fomentar la radicalidad, el fanatismo y los juicios precipitados.

Probablemente eso ocurrió el mismo día que la tele basura entró en nuestras vidas. Es su compañero de viaje. En el afán por vender más, por ser más escuchados o más leídos, la prensa deportiva perdió todo el respeto que durante décadas se ganó. Y además, en demasiadas ocasiones, esos fanáticos son también los encargados de retransmitir los partidos de nuestra selección española.

El lector, oyente o telespectador, no es tonto. Saben que Esteva (La Sexta) es un fanático, que Lama (Cadena Ser y Cuatro) es otro fanático que además se cree el Rey del "sarao". Lo peor es que aquellos periodistas que, en principio, podríamos pensar que deberían ser más fanáticos porque son de ciudades de la periferia, que sólo han vivido allí y nunca han visitado la capital del reino donde podemos encontrar a gente procedente de toda España, resulta que al final son quienes mejor retransmiten. Prefiero no decir sus nombres y no mezclarlos en un tema que ellos tienen superado, no han caído en lo fácil.

Fanáticos, pasionistas, miraos en el espejo, ¿querías ser así cuando llegasteis a la facultad de Periodismo? No creo que vuestros profesores estén orgullosos de vosotros. Hacedles una visita, seguro que se avergüenzan de vosotros.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris