Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La vida desde dentro  

Zona de alterne

Santiago Gonzlez

jueves, 13 de enero de 2005, 23:54 h (CET)
En la carretera de San Vicente, que conduce de Trapagaran a Barakaldo, han empezado a aparecer prost bulos entre talleres y pequeas empresas y los trabajadores de la zona han dado la voz de alarma para denunciar el aumento de la conflictividad que se ha registrado en los ltimos meses y reclaman una mayor vigilancia policial en aquellos pabellones industriales.

Mucho han cambiado las cosas en este sector. Antes, los prostbulos eran lugares discretos y pac ficos, donde cada cual iba a lo suyo y ya se encargaban los propietarios de que no hubiera escndalo para no espantar a la clientela. Dec a Keynes que no hay nada tan tmido como un mill n de dlares y s lo hay: un putero cualificado al acecho. El corazn, escribi aproximadamente Carson McCullers, es un cazador discreto y solitario.

En Bilbao hubo su lo para que las manceb as se trasladaran lejos de las casas de vecinos y ahora que se instalan en los extrarradios resulta que perjudican a los trabajadores de las empresas colindantes, que se quejan de las mafias, de que hay trapicheo y de que los jvenes organicen carreras ilegales de coches. Se da la circunstancia de que tres de los cinco locales carecen de licencia de apertura. Para el Ayuntamiento es cosa de aplicar la ley. O de negociar, que es lo que al parecer se lleva ahora.

En estos asuntos es preciso reconocer que en Catalu a nos llevan aos, qu digo aos, lustros de ventaja. A comienzos del mes de septiembre, los peri dicos catalanes informaban de que la consejera de Interior de la Generalitat, Montserrat Tura, haba hecho una inspecci n de trabajo en los prostbulos del Alt Empord un sbado por la noche, a las horas de mayor traj n. La consellera entr acompa ada por dos mossos de esquadra en varios puticls de la comarca, entre ellos, el Lady's Dallas, de Agullana y el Torre Park, de Siurana, donde se interes por detalles del trabajo de las pupilas, la forma de cobro a los clientes y pidi que le fueran mostradas las s banas que se empleaban para los coitos sabatinos. Jo, qu t a.

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris