Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La isla de Willigan   -   Sección:  

25 años regresando al futuro

Guillermo Navalón
Guillermo Navalón
sábado, 30 de octubre de 2010, 07:48 h (CET)
Por muchas películas que vea, en mi corazoncito de cinéfilo siempre habrá un lugar especial para ese filme ochentero protagonizado por un chico con chaleco salvavidas y un científico chiflado que viajaban a través del tiempo montados en un DeLorean. Sí, amigos, me estoy refiriendo a “Regreso al futuro”. Este pasado martes 26 de octubre se cumplieron 25 años desde que Marty McFly hizo su primer viaje atrás en el tiempo hasta el año 1955, con las paradójicas consecuencias temporales que todos conocemos.

Esta efeméride ha traído aparejada numerosos eventos y celebraciones, empezando por la edición de la trilogía por primera vez en Blu-ray, con la considerable mejora de imagen y sonido que ello supone. Dicha edición, además, trae consigo más de dos horas de extras inéditos (¿pero es que todavía nos quedaban cosas por ver a estas alturas?). Esta misma semana, en Nueva York, se llevó a cabo un evento con motivo del lanzamiento en el que estuvieron presentes el director Robert Zemeckis y los actores Michael J. Fox, Christopher Lloyd y Lea Thompson. Fox y Lloyd, ya bastante talluditos, también hicieron aparición recientemente en la gala de los Scream Awards 2010, donde recogieron un premio conmemorativo.

Siempre he dicho que “Regreso al futuro” es de las poquísimas películas que, a pesar de haberla visto cientos de veces, volvería a ver sin dudar en cualquier momento (y algo me dice que si pongo Cuatro durante este puente tendré suerte…). Lo mismo podría decir de cualquiera de sus secuelas, y eso que me las sé todas de memoria. No sabría explicar muy bien el porqué, pero hay algo mágico en esos filmes, algo único e irrepetible que vale la pena ser revisitado una y otra vez. Aunque no puedo negar que también hay un importante componente nostálgico en todo ello.

Hay películas que las ves para pasar el rato y las olvidas al instante. Otras, sin embargo, trascienden y pasan a formar parte de tus propios recuerdos: se convierten en parte de ti mismo. Llega un momento en que ya no puedes desligar las imágenes de determinados filmes de tus propias vivencias y sensaciones. Generalmente, esas películas que te marcan suelen ser aquellas que ves cuando todavía eres un niño. En mi caso, y aunque ahora se edite en flamante Blu-ray de alta definición, yo nunca podré olvidar que mi primera copia de “Regreso al futuro” la tenía grabada en una desgastada cinta de vídeo Beta. Y que la segunda parte la vi en uno de esos cines de una única sala que a día de hoy se antojan prehistóricos y extintos.

Los que nacimos en los 80 tuvimos la tremenda suerte de contar con excelentes contadores de historias y fabricantes de sueños, como Steven Spielberg o George Lucas, que alimentaron nuestra imaginación cuando aun éramos unos imberbes. A ellos les debemos, ya sea como directores o productores, clásicos como “Encuentros en la tercera fase”, “E.T.”, “Los Goonies”, “Gremlins”, “¿Quién engañó a Roger Rabbit?”, “Willow” o las sagas de “Indiana Jones” y “Star Wars” (más conocida por entonces como “La guerra de las galaxias). De la factoría Spielberg también surgió la trilogía de “Regreso al futuro”.

Os aseguro que revisar cualquiera de estos filmes es una garantía para viajar en el tiempo a aquellos años, al menos mentalmente. Y todo sin necesidad de conectar el condensador de fluzo.

Noticias relacionadas

De septiembre a julio de 2014, tiempo de ERE en el Liceu

Periodos sin actividad artística

Descubren una ciudad maya oculta durante siglos

Hallazgo en la selva del este de México

¿Qué lugares de Siria están en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro?

Espacios reconocidos por su "valor universal excepcional"

Fotografías inéditas para unir los hogares de Picasso

Las viñas, huertos se mezclan con documentos y libros exclusivos del artista

La Sociedad Max Planck se lleva el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional

En sus institutos trabajan más de 4.000 investigadores jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris