Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ser o no ser  

El primer impulso

Manuel Alc ntara
Redacción
martes, 11 de enero de 2005, 21:44 h (CET)
Aconsejan los sabios desconfiar del primer impulso, ya que siempre es generoso. Muchos hemos pensado qu har amos en el caso de ser agraciados con el premio gordo de la lotera de 'El Ni o': al margen de un memorable festejo, habramos mostrado nuestra abundancia de coraz n con grandes donativos, no slo a nuestros familiares m s lejanos, esos que no vemos nunca y que no tienen una idea muy clara de cundo deben morirse, sino a algunas instituciones. Como a n no disponemos del dinero, que habita la difusa comarca de nuestros sueos, la disponibilidad es inmensa. Despu s de socorrernos, que lo primero es lo primero, auxiliaramos a mucha gente. Luego, vienen las rebajas. Los agraciados empiezan a hacer cuentas y advierten que el brusco dinero que ha llegado a sus manos da para mucho, pero no da para todo. As que menos donativos y menos parientes. Un fenmeno paralelo ocurre con los pa ses de alto nivel de desarrollo. Se les ha partido el corazn con el desastre ocasionado por el maremoto y su primer impulso ha sido donar millones de d lares para paliar la espantosa catstrofe y en la cumbre de Yakarta han comprometido una ayuda de 4.000 millones.

Veremos a ver qu pasa con la promesa. De momento, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, est pidiendo seriedadíŸŽí»» a los donantes para que no se repita el caso de Bam y tantos otros casos donde el dinero no lleg a los necesitados, sino a los que teniendo mucho, ten an necesidad de ms. Ocurre con desdichada frecuencia en este tipo de conmovidas recaudaciones: se las suelen quedar no los damnificados, sino quienes les gobiernan. Muchos 'tiranosaurios' de los pases bananeros han incrementado sus caudales con estos socorros de emergencia. Por eso Kofi Annan pide formalidad. Es una forma de decir que vale m s un te doy que muchos te dar. De momento hace falta la mitad del dinero prometido. Aqu y ahora, no para luego, que luego vienen las rebajas. Claro que para rebaja la del etarra ese al que condenaron a 3.165 aos: se han quedado en 18.

Noticias relacionadas

TV1 y R.M Mateo, al servicio incondicional de P.Sánchez

“El pueblo solo es soberano el día de las elecciones” Castelao

¡Ay Carmena!

En la locura de esta campaña electoral os miro a los “poderes emergentes” de aquella primavera ciudadana. No quiero emular a Quevedo, pero la actualidad dice que la temida locura ha entrado en vuestros reinos

​Alan y Allende

García se convirtió en el segundo presidente socialdemócrata en la historia americana en tirarse un tiro

Comprender e interpretar

El libro Acontecer y comprender de Teresa Oñate y otros autores es una obra fundamental para entender de modo amplio lo que es la Hermenéutica crítica

Oráculos decisivos

Son momentos decisivos para discernir las informaciones veraces y coherentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris