Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Noviembre, mes de los difuntos

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
viernes, 29 de octubre de 2010, 15:15 h (CET)
En noviembre, los camposantos se engalanan de flores, de velas e imágenes sagradas. En nuestro pensamiento, aparece la eternidad.

Esta vida se asemeja a noviembre porque es tiempo de sementera: aquí se siembran las obras buenas. En la Eternidad, lo que, sobre todo, cuenta, es la caridad. Si aquí se siembra el bien, allá se recoge paz y felicidad; si se obra el mal, nos envolverá la amargura. Estamos tentados a vivir como si Dios no existiera, olvidando que este mundo no es nuestra meta. Allá nos mostrarán nuestra cartilla, con un buen saldo, en blanco o con deudas. Las deudas, si se refieren a pecados contra la justicia ( robos, calumnias…), deben darnos miedo, pues no se perdona el pecado sin devolver lo robado y quizá los herederos no estén dispuestos a reparar.

Yo siempre digo a mis hijos que cuiden de ser verdaderos, justos y caritativos. No hay caridad sin justicia, ni justicia sin verdad. Con el recuerdo de la muerte o con su olvido, lo cierto es que esta vida no es la Vida, que estamos equivocados si tomamos los medios como fines. No nos engañe el dinero o el poder, ni nos encandile el placer, que todo lo de abajo es pasajero. Decía Santa Teresa: “Sólo Dios basta”. El jesuita Padre Tomás Morales, ahora siervo de Dios, repetía: “esta vida no es la vida”. Sí, esta vida tiene fecha de caducidad, y, ¡¡¡cuidado!!!, porque “en la tarde de la vida, seremos juzgados en el amor” (San Juan de la Cruz).

Noticias relacionadas

Iglesias se hace con el control del gobierno español

“Los líderes adictos al poder son fáciles de detectar…La forma de vivir de estos líderes es siempre en estado de alerta y a la defensiva, en una serie de maniobras competitivas” Amy Leaverton

El martirio de los días para algunos

El talento hay que transformarlo en genio, y tampoco tenemos otro modo de hacerlo, que injertando decencia en la labor

Aciago y embarazoso 12-O para Pedro Sánchez

J. Cruz, Málaga

La semántica y la fonética

V. Rodríguez, Zaragoza

Aforados y "aforahorcados"

A. Morillo, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris