Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Sólo los cobardes arremeten contra la religión

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
viernes, 29 de octubre de 2010, 15:03 h (CET)
En el atrio de una Iglesia Católica descubrí una pintada con el siguiente mensaje: “La única iglesia que ilumina es la que arde”. Dándole un sentido positivo no es un ofensa sino todo lo contrario: “La única iglesia que ilumina es la que arde dentro del corazón de cada cristiano”.

El filósofo y escritor francés Bernard-Henri Lévy, habla de la figura del papa Benedicto XVI afirmando que; “La voz del papa es extremadamente importante y somos muy injustos con él. Creo que existe un anticatolicismo en toda Europa. En Francia se habla mucho de violaciones de cementerios judíos y musulmanes pero nadie sabe que las tumbas de los católicos también son profanadas.

La religión más atacada, hoy en día, es la religión católica”. El burka ha sido vedado en Francia y Lévy asevera que; “El burka contradice un principio republicano francés, el de la igualdad de sexos, así como el principio del reconocimiento del otro.”

Por otra parte, en Dinamarca se ha pretendido llamar la atención arremetiendo contra la Religión Católica. Han colocado, junto a la catedral de Copenhague, la efigie de una manceba embarada y crucificada, de cinco metros de altura. Intenta ser una llamada al mundo frente al Papa, porque favorece la abstención sexual hasta los esponsales, como inmejorable vía para remediar la transmisión del sida.
Aunque la Constitución china reconoce la libertad religiosa, en realidad el régimen solamente consiente que estén las organizaciones religiosas autorizadas por el Estado.

En China se hostiga, de manera especial, a los católicos. China trató de abolir al Vaticano fundando, en 1957, la iglesia católica patriótica, separada de Roma. La Iglesia Católica, fiel al Papa, sufrió la clandestinidad. Buena parte de las diócesis de China, fieles a Roma, necesitan un obispo, mientras que la iglesia patriótica tiene sus prelados y dispone de templos para el culto. Benedicto XVI denunció esa situación como una; “grave violación de la libertad religiosa”.
Siempre he afirmado que el ataque a la religión, es el arma de los cobardes.

Noticias relacionadas

El camino de la certeza

Nos hemos devaluado tanto que apenas tenemos fuerza para ser coherentes con nosotros mismos

Mi colegio

Una visita muy especial

¿Los partidos políticos como solución para la democracia española?

"Los partidos discuten no tanto para convencerse como para decirse mutuamente cosas desagradables.”A.Tournier.

En este Día de la Tierra, exige la libertad de Siwatu-Salama Ra

Enfrenta la posibilidad de ir esposada al hospital y de no poder amamantar a su hijo

Al Presidente del Barcelona CF

Carta a Josep María Bartomeu
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris