Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

“El Che es un símbolo en el que hay que profundizar”

Tristán Bauer, director de “Che, un hombre nuevo”
Redacción
viernes, 29 de octubre de 2010, 10:03 h (CET)
Bauer es uno de los hombres fuertes del panorama audiovisual argentino. Fue director del canal educativo “Encuentro”, perteneciente al Ministerio de Educación Argentino, y de ahí pasó a presidir la Radiotelevisión Pública (RTA). Desde ese cargo, logró que la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, firmara la instalación de un sistema de televisión satelital en todo el país para difundir señales educativas, culturales e informativas con el objetivo de permitir un libre acceso a la información por parte de la población en situación de vulnerabilidad social. Aparte de su actividad en este cargo, ha realizado varios documentales y dirigido la premiada “Iluminados por el fuego”, sobre la guerra de las Malvinas. Su último trabajo, el documental “Che, un hombre nuevo”, llega a España este fin de semana precedido de una buena acogida por el público y del premio al mejor documental en el festival de Montreal.




Tristán Bauer.

Alejandro Alonso / SIGLO XXI

Cuando el Che murió, usted era todavía niño ¿Recuerda aquel acontecimiento? ¿Cómo lo vivió?

Yo nací en el 59, el año del triunfo de la revolución cubana. Ocho años después moría el Che. Se habló mucho de su muerte. Generacionalmente estoy muy marcado. Sin embargo, nunca había tenido en mente realizar una película sobre el Che. Todo comenzó cuando estaba preparando el documental sobre Cortázar y me topé con su poema titulado “Che”: Yo tuve un hermano / que iba por los montes / mientras yo dormía… Me apasionó y empecé a dar vueltas al proyecto.

Durante ese largo proceso de documentación ¿encontró algo nuevo que le sorprendiese especialmente?
Para mí fue un gran descubrimiento el Che escritor. Entre todos los documentos a los que tuvimos acceso en Bolivia, me llamaron especialmente la atención dos cuadernos, uno de poesía y otro sobre pensamiento marxista. El cuaderno de poesía estaba escrito en tres colores, revela un carácter muy metódico. Empezó a escribir cuadernos filosóficos alrededor de los 15 ó 16 años. Le daba mucha importancia a la palabra. Muchas veces tachaba expresiones para encontrar otras más precisas. En mis documentales he explorado cómo la palabra escrita alcanza una gran importancia desde la infancia en la vida de figuras como Borges o Cortázar. Con el Che sucede lo mismo. Creo que se puede considerar como una especia de rasgo de la argentinidad.

¿Hasta qué punto influyó la poesía en él?
Muchísimo. En este sentido la influencia de su padre fue decisiva. La figura familiar que le macó de forma más decisiva fue su madre, gracias a su fuerte carácter. Pero en el caso de la poesía, la afición vino de su padre. Al parecer le recitaba poemas desde pequeño, cuando estaba enfermo de asma.
Hoy el Che es un icono del siglo XX sobre el que se han creado muchas leyendas.

¿Qué Che quería representar en su película?
Al principio quería hacer una película de ficción. En el proceso de documentación cada vez iban apareciendo más materiales y lo cierto es que me daba pena no trabajar con ellos directamente. La decisión definitiva la tomé cuando un sobrino del Che, Rafael Guevara, me dijo que él creía que la forma de la película debía ser un documental. Queríamos desarrollar una mirada más profunda e interna del personaje. A la hora de construir el relato quise hacerlo desde el propio Che, a través de sus escritos. Supongo que la visión que doy del Che es subjetiva. No creo que ningún autor pueda tener una visión objetiva. Los acontecimientos presentados en la película tienen rigor histórico, pero cuando se ilustran los textos y se escogen fotografías, ya se desarrolla una visión subjetiva.

¿Cómo fue el encuentro con los familiares del Che?
La relación con Aleida March (viuda del Che) y el vínculo, en general, con los familiares del Che, se forjó poco a poco. No me entregaron las cintas nada más llegar. En cualquier caso, no hablamos sólo con la familia, entrevistamos a muchísima gente aunque no lo sacamos en el documental. Queríamos contar la historia, en su mayoría, en primera persona, como si fuese el mismo Che quien la contase. Nuestras principales fuentes de documentación fueron los fondos del ejército boliviano y los del centro de estudios sobre el Che.

En su documental se muestra como el Che aceptó la posibilidad de morir de una manera casi mesiánica.
Me impresionó cuando descubrí que cambió su firma habitual, patria o muerte, por victoria o muerte. Para él, la idea de la muerte era una posibilidad muy concreta. Escribió en una carta que, si moría, sacarían su fotografía en la revista Life, tal como sucedió después. Intuyó lo que podía pasar. Reflexionaba constantemente y se proyectaba hacia el futuro. Me parece muy importante entender la experiencia personal del Che. Se convirtió muy joven en el triunfador de una revolución. Lo que firma al final de sus cartas (victoria o muerte) es que existe la posibilidad de morir pero también la de ganar, porque ya le había pasado una vez.

¿Qué te decían sus hijos de él? ¿Le guardan algún tipo de rencor por haber sacrificado su familia en función de su vocación de líder revolucionario?
Con el hijo que más hablé fue con Camilo. Él no muestra ningún reproche hacia su padre. Al contrario, manifestó ser un admirador suyo. Una vez alguien le preguntó cómo era ser hijo del Che, contestó que, cuando era pequeño, a los alumnos les hacían leer en el colegio la carta que su padre le escribió como despedida. Se sentía y se siente muy orgulloso.

¿Cuál fue el precio que tuvo que pagar el Che por llevar a cabo su actividad revolucionaria?
Cuando estaba en Tanzania escribió en una carta que nunca se había sentido tan sólo. Añoraba su hogar. Esa es el precio que pagaba.

Al parecer, antes de morir, el Che había tenido problemas con Castro y con la Unión Soviética ¿qué opina usted de todo aquello?
No he encontrado documentos objetivos de peleas con Fidel pero creo que lo de la Unión Soviética sí es posible. Creo que pudo haber instrucciones del régimen soviético e incluso del Partido Comunista Argentino para dejar de lado al Che por sus críticas al funcionamiento de la U.R.S.S.

¿Cuál considera el principal legado del Che?
Es una de esas vidas que marcan. Uno de esos hombres que trascienden a su momento. Un personaje histórico como Bolívar o José Martín. El Che se ha sumado y se seguirá sumando al grupo de hombres que han marcado el continente en su defensa de la justicia y la libertad. Evo Morales tiene una foto del Che en su despacho, Correa, tras el golpe, dijo: hasta la victoria siempre, cuando la presidenta argentina inauguró el salón de los patriotas en al palacio de gobierno, se podía ver una retrato del Che en la sala. El Che es un símbolo en el cual hay que profundizar.

Noticias relacionadas

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

"La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris