Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Etiquetas:   Desde un córner  

Y el cuerpo de Phil Vickery dijo “basta”

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
viernes, 29 de octubre de 2010, 08:44 h (CET)
Una vez más debemos hacernos eco de una noticia dentro del mundo del rugby unión que nos habla de espíritu, de superación y lucha hasta el final entre la fuerza de voluntad y la fuerza física. En este caso, sin embargo, es el deseo de jugar de un monstruo del rugby el que tiene que doblegarse ante las exigencias físicas: el guerrero Phil Vickery tiene que decir adiós al noble deporte del rugby.

“Toro Salvaje” Vickery no tuvo una vida fácil. Tuvo que dejar el colegio para ser pastor en el suroeste de Inglaterra. Probablemente fue de esos duros dias cuando decidiera hacerse el tatuaje que luce orgulloso, que dice: “Cambatiré contigo hasta la muerte”.

Su labor en el mundo del rugby ha sido excepcional: Jugaba como pilar de los Wasps de Londres, fue un jugador fundamental de los British Lions y el líder moral de la selección de la rosa, en la que jugó en 73 ocasiones, logrando ser campeón del mundo en 2003 y a la que capitaneó en los torneos de 2007. Siempre dio la cara en todo momento y tenbía un sentido del deber sobre el campo comparable, pata que ustedes me entiendan, a lo que son para sus clubes algunos jugadores de futbol que todos conocemos: Raúl para el Madrid, Ortiz Bernal para el Almería o Manuel Pablo para el Depor. Su influencia e integridad dentro del mundo del rugby eran tales que se le concedió el título de Caballero del Imperio Británico.

Todo se desató el 25 de septiembre, cuando en un partido con su equipo contra su ex equipo, el Gloucester, cayó con una conmoción cerebral. Todos se temían lo peor, ya que el delantero inglés ha padecido innumerables lesiones de cuello y espalda, e incluso hubo de ser operado por ello en ocho ocasiones.

Hoy, con 34 años, ha decidido no tentar más a la suerte y colgar sus botas. ¿Su despedida? Muy franca y sencilla: “"Miraré para atrás en mi carrera con muchos recuerdos felices. Fui un privilegiado por haber trabajado con los mejores entrenadores del mundo y por haber jugado con los mejores jugadores de rugby del mundo. Adiós"

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris