Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Internacional
Etiquetas:   The Washington Post Writers Group  

La bruja de Joe Sestak

E. J. Dionne
E. J. Dionne
viernes, 29 de octubre de 2010, 08:30 h (CET)
HARRISBURG, Pa. -- Si hay un candidato que deseaba fervientemente que Christine O'Donnell no se hubiera hecho con la candidatura Republicana al Senado por Delaware, es el candidato Republicano al Senado en Pennsylvania, Pat Toomey.

Toomey, ex congresista, se convirtió en un héroe entre la derecha por expulsar del Partido Republicano al Senador Arlen Specter. Durante gran parte del verano, Toomey fue muy por delante del caballero que procedió a tumbar a Specter en las primarias Demócratas al Senado, el Representante Joe Sestak.

Entonces llegó la derrota del Representante Mike Castle a manos de O'Donnell en una de las victorias más celebradas del movimiento de protesta fiscal. El norte de Delaware se encuentra casualmente dentro de la jurisdicción mediática de Filadelfia y la atención dedicada a O'Donnell, a sus opiniones a veces exóticas y a su anuncio televisivo "No soy una bruja" superó fronteras estatales.

Sestak, que ganó sus primarias explotando el apoyo del Presidente Obama a Specter, ha sacado tajada, argumentando que Toomey puede tener un estilo distinto a la colorista candidata de la otra orilla, pero es muy parecido a nivel de contenido. Toomey fue presidente del conservador Club del Crecimiento, un colectivo que puso sus miras en los Republicanos moderados durante las primarias, y Sestak dice que su rival y O'Donnell quieren sacar del Partido Republicano a los moderados en la misma medida.

Se imaginará, por todas las veces que lo cita, que la obra favorita de Sestak es el manifiesto de oferta de Toomey publicado en 2009, "El camino a la prosperidad", que es partidario de las cuentas de ahorro deducible como sustituto de la seguridad social y de una moratoria a todos los impuestos corporativos.

"El Congresista Toomey no es un brujo", le encanta decir a Sestak, "pero su libro es muy siniestro".

Todo esto ha permitido a Sestak cerrar la diferencia con respecto a Toomey y poner de su parte cierta ventaja. La campaña de Toomey sostiene que Sestak simplemente ha persuadido a unos cuantos Demócratas y puede apuntar ciertos sondeos recientes favorables al Republicano. Pero Toomey reconoce de forma tácita el perjuicio que le ha causado O'Donnell porque ahora deja prístinas sus diferencias con ella.

Y el efecto O'Donnell tiene repercusiones más generalizadas. Los avances Republicanos la próxima semana son inevitables. Pero si los candidatos al Senado desde la derecha de la política Republicana pierden aquí y en la mayoría del resto de estados que disputan (Colorado, Wisconsin, Alaska, Kentucky y Nevada), los conservadores van a tener problemas para reclamar estas elecciones como un permiso ideológico y una muestra de que el país se ha movido muy a la derecha de donde estaba hace dos años.

Hasta el momento, ser muy de derechas no ha sido de mucha ayuda. La candidatura de O'Donnell garantiza virtualmente una victoria al Demócrata Chris Coons. En Colorado, el Senador Demócrata Michael Bennet, tras pasar el verano bajo los ataques de grupos conservadores de financiación anónima, viene cerrando la ventaja con respecto al favorito del movimiento fiscal Ken Buck. En Wisconsin, el Senador Russ Feingold ha reducido la ventaja antes sustancial con respecto al Republicano Ron Johnson.

En Alaska, Joe Miller, el candidato del movimiento fiscal, se enfrenta a un formidable desafío de lista en la Senadora Lisa Murkowski, a la que derrotó en las primarias Republicanas, al tiempo que el Demócrata Scott McAdams lucha por aprovechar la división Republicana para despuntar.

El Republicano Paul Rand se ha aferrado a una ventaja sobre el Demócrata Jack Conway en Kentucky, un estado muy Republicano donde un Republicano no debería tener tantos problemas. En cuanto a Nevada, nadie sabe si el secretario de la mayoría en el Senado Harry Reid va a vencer a la candidata bajo palio del movimiento fiscal Sharron Angle, pero la aberrante variante de conservadurismo de Angle es una de las cosas que dan a Reid alguna posibilidad.

Una victoria de Sestak sería un bálsamo especialmente concentrado para los progresistas porque el antiguo almirante se ha mostrado implacable al apoyar los juicios civiles de los presos de Guantánamo y la prohibición de las armas de asalto.

También ha sido inflexible -- y se ha recreado mucho más que la mayoría de los Demócratas -- a la hora de defender su voto a favor del estímulo, la reforma sanitaria y el rescate del sector financiero.

En un anuncio, equipara votar a favor del rescate financiero con limpiar tras el paso de su adorable perro Belle. La analogía es entre el caos que siembra un cachorro y el creado por las políticas económicas de Toomey y el ex Presidente George W. Bush.

Lo que salta a la vista cuando se habla con Sestak es la total ausencia de una postura defensiva. Los Demócratas, dice, "deberían enorgullecerse de lo que han hecho". Pero se muestra exasperado porque los líderes de su partido (no da nombres) no han convencido a los votantes de que Washington entienda totalmente su tesitura y sus aspiraciones.

Naturalmente, expresa la idea en el lenguaje de la Marina. "No se lleva un buque desde el puente", dice "Se lleva desde la sala de máquinas". Los líderes, dice, tenían que persuadir a los votantes "de que nosotros les conocemos".

Una victoria de Sestak sería desde luego una importante derrota del conservadurismo de corte protesta fiscal. Pero también ofrecería lecciones a los progresistas de cómo desarrollar una estrategia realista propia.

Noticias relacionadas

La posibilidad de Brexit sin acuerdo afecta a los riesgos de insolvencia

El crecimiento de las insolvencias en Reino Unido será un 14% más alto que en el caso de un brexit duro

La influencia china crece en América del Sur

La ralentización de América del Sur ofrece al gigante asiático oportunidades para expandir su influencia en la región

240.000 personas se encuentran en situación extrema da falta de alimentos en Yemen

20 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en el país

Los tres eventos que marcarán lo que queda de año

En Reino Unido todavía es posible que se alcance un acuerdo antes de final de año sobre el Brexit

Crece el riesgo global de guerra comercial, descontrol de la política monetaria y volatilidad del petróleo

El último informe "Economic Outlook" descarta una desaceleración en China
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris