Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Cuando las dos Españas bufan

Ángel Ruiz Cediel
Ángel Ruiz Cediel
@angelruizcediel
miércoles, 27 de octubre de 2010, 07:13 h (CET)
Nuestra realidad doméstica va dejando cada día más de ser una cuestión de intereses políticos y va extendiéndose el hedor de un enfrentamiento abierto entre las dos Españas. Con la excusa de unas desafortunadas declaraciones del alcalde de Valladolid, que en lo privado sólo serían machistas y de mal gusto, el PSOE, en su afán de combativo protagonismo revanchista, lo ha convertido en bandera para ocultar sus muchos y severos problemas, incluso llegando al extremo no ya sólo de pedir con una reiteración absurda la dimisión de aquél a quien no son capaces de vencer en las urnas, sino que una Ministra, como la señora González-Sinde, ésa de la Cultura inculta y las subvenciones al esperpento de nuestro cine y la amparadora de esos impuestos que ahora son aparentemente ilegales con los que sostiene a los pillos de la SGAE y la ceja, se niega a darle la mano en público al regidor, porque, según ella, “debemos hacer el vacío a quienes hacen discriminación a las mujeres.”

El enfrentamiento entre las dos Españas ha subido los grados y comienza a saltar a la calle, en la creencia de que la hostilidad entre las dos Españas solucionará los problemas internos del partido. Y seguramente lo dicen por experiencia. Se ha pasado del enfrentamiento verbal a los actos testimoniales, paso previo a que comiencen a llegarse a las manos, y todo ello principiado por quien teóricamente –sólo teóricamente- representa a la Cultura porque es titular del Ministerio. Mala cosa ésta de encentar ese jamón tan peligroso, porque, puesto a ello, al PSOE en su conjunto debería negársele la mano por hacer con nosotros y con España lo que está haciendo. Si el alcalde de Valladolid ha incurrido en un acto inadmisible de machismo verbal (broma en la que tirios y troyanos -ellos y ellas- incurrimos a diario, así en lo público como en lo privado), ella perpetra una vejación a la inteligencia en su conjunto y en todas sus manifestaciones con ese deplorable, absurdo y conflictivo acto de negar la mano, evidenciando no sólo una horrorosa mala educación tan impropia como inadmisible en una ministra, sino que ofende por la directa a hombres, mujeres, niños y ancianos. Es tan impropio como vituperable en un regidor que se manifieste en los términos que lo hizo, pero es infinitamente peor que una ministra pueda conducirse de forma tan descabellada (cuestión de escalas), entreabriendo la puerta que nos conducirá, o sí o sí, a enfrentamientos mucho más graves. Los fantasmas del pasado, a quienes se les aplicó técnicas de resucitación durante una legislatura y media, ya palpitan y prestos están para salir de la UVI.

La Ministra de Cultura, con este acto propio de quien siente más odio que afán por representar aquello que dice que representa, evidencia con esto los que muchos hemos defendido, que no está ahí por cultura ni porque le interese la Cultura en absoluto. Le interesan los de su cuerda, esa minoría que, gracias a leyes como la de D´Hont, se ha instituido en una mayoría que lo es casi exclusivamente para atentar continuamente contra las libertades con sus decretos intrusivos y coercitivos que pretenden regular intimidades y acciones personales, irruyendo contra toda razón en ámbitos en los que sólo lo harían los más abyectos dictadores. La cabra tira al monte, ya se sabe, y no deja este PSOE de poner de manifiesto una vez y otra, y otra, y otra, que a ellos lo que les interesa no es lo que a la mayoría de los ciudadanos, que no gobiernan para todos, que no nos representan a todos –por suerte-, sino que ocupan el sitial del poder para servir sólo y exclusivamente a sus intereses de partido o de familia.

Poco a poco, el PSOE se va quitando la careta. Perderán las próximas elecciones, eso es seguro, y habrá que ver cuál será su conducta como leal oposición. Sin duda, los que ganen lo tienen crudo, no hay más que echar un vistazo a las páginas del pasado y ver cómo se condujeron. El pasado, como los brujos, retornan, y todas estas estridencias no son sino el ruido que hacen los fantasmas al descorrer las lápidas que los sepultaron. Los fantasmas, como los brujos, están de regreso. Bien harían los próximos vencedores de las elecciones en tomar esto en cuenta e irse preparando.

Tal vez esté equivocado, que ya lo dudo –demasiado esfuerzo se ha realizado durante seis años para lograr lo que han logrado, y no van a soltar el chupetín por las buenas-; pero si la actitud del regidor de Valladolid merece en opinión del PSOE la dimisión inmediata del cargo, la de la señora González-Sinde merece, cuando menos, el destierro. O eso, o preparémonos a lo inevitable, vayamos contratando gorigoris y formando barricadas, porque se están abriendo las puertas del infierno. Ya pasó antes, y, de las malas maneras de ciertos políticos se pasó a las manos maneras de la calle, y de ahí a los pistoleros, y de ahí a lo que todos conocemos. Vivimos horas capitulares. Se invocó con tanta fe al pasado, que el pasado ha vuelto y está escarbando con su pata nuestro suelo, mientras, bufando, nos mira ojizaino.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris