Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

De las inventivas de Arturo Pérez Reverte

Mario López
Mario López
martes, 26 de octubre de 2010, 07:27 h (CET)
El supertestosteronizado y españolizadísimo Comandante Tapioca de la pluma, Arturo Pérez Reverte, ha montado la de dios en Internet con su escatológico insulto al ex ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Se ve que su pasado en el frente, como reportero de guerra, le ha curtido la lengua tanto como las inmensas aldabas que penden de sus ingles.

Y, a pesar de ser un experto en folletines, la rudeza de su habla le emparenta con lo más bizarro de la marinería; supongo que se beberá las botellas de ron como el que pela pipas. Un ser tan gallardo como él no debería consumir sus días delante del ordenador escribiendo chismorrerías para damiselas. Lo suyo sería que embarcara de Puerto Príncipe rumbo a la Conchinchina, a la caza de mamelucos y restos de naufragios varios. Cuando se cae en la incontinencia verbal es porque se piensa más que se actúa, y eso no es nada bueno para un hombre de acción como Arturo (Gordon Pym) Reverte.

El reconcomerse las mientes no lleva más que a la hipérbole y a la acidez de estómago. Es desaconsejable. Don Miguel Ángel Moratinos habrá de disculpar a este fogoso malandrín de sainete, pues más allá de lo extemporáneas que puedan resultar sus invectivas, sus bravuconadas no son más que lluvia de primavera: interminables hilos de seda cayendo del firmamento. Seguro que lo hará, pues es hombre de prosapia.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris