Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos  

Un gobierno para destruir al PP

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 26 de octubre de 2010, 07:25 h (CET)
Miguel de Cervantes dejó escrito “Las comedias tienen sus sazones y tiempos, como los cantares”. El señor Rodríguez Zapatero y todo su equipo son verdaderos expertos en esto de “hacer teatro” y, sea por presiones internas, fuere por haber llegado al convencimiento de que su grado de credibilidad había traspasado la raya roja, donde la señal de aviso ¡Alerta!, ¡Peligro!, estaba repitiéndose peligrosamente en el semáforo de Ferraz; lo cierto es que, como en tantas otras ocasiones, la maquinaria de puesta a flote del PSOE ha tenido que ponerse en marcha, ante la desagradable noticia de que las encuestas de todos los periódicos de la nación señalaban, con una insistencia harto preocupante, que el nivel de afección de los españoles hacia su partido estaba entrando en unos parámetros que ponían al partido de la oposición, su enemigo más acérrimo, el PP, con una ventaja de 14 o 15 puntos, en cuanto a perspectivas electorales. Y todo esto ante una serie de comicios autonómicos y municipales convocados para fechas cercanas lo que, evidentemente, ponía muy cuesta arriba el conseguir cambiar, en tan escaso espacio de tiempo, la tendencia del electorado. Pero no debemos despreciar el ingenio del PSOE cuando se trata de cambiar de escenario porque, si en algo son capaces de destacar, si una cosa dominan a la perfección y son verdaderos maestros en ella, las izquierdas es, sin duda, en el tema de la propaganda; las noticias intoxicantes; la descalificación del adversario político; la judicialización de las vidas de las personas públicas; la tergiversación de los hechos y las políticas subterráneas de manipulación de las instituciones. Nadie puede, hoy en día, poner en duda que, el Ejecutivo, pilotado hasta hace poco por el señor ZP (hoy ya podríamos dudar de si sigue siendo así) ha tenido la habilidad, la fuerza, la capacidad de extorsión y amenaza y la, evidente, facultad de premiar a quienes se han plegado a las peticiones del Ejecutivo y, de apartar y quitar de en medio (no físicamente, por supuesto), a los pocos que han tenido el valor de oponerse a ellas.

El nuevo Ejecutivo del señor ZP no parece que sea, como ha ocurrido en los anteriores gobiernos, una perita en dulce para el autocrático Presidente; me atrevería a decir que hay en él algún elemento que ya sabe perfectamente lo que es estar dirigiendo desde detrás de los bastidores y ejercer de director, sin aparentarlo exteriormente. Es evidente que el señor ZP, no sólo ha tenido que transigir con las exigencias que se le opusieron desde la UE , China y los EE.UU., sino que, ante la debacle que anuncian las encuestas, en la que se le restan nada menos que tres millones de votos; es muy posible que se haya visto obligado a aceptar una cierta supervisión por parte de los barones del partido; que no se han resignado a que ZP los arrastrase consigo en la caída, acabando con sus aspiraciones políticas, probablemente, por varias legislaturas; a no ser que coincidieran las elecciones con otro de estos sucesos “inesperados”, como fue el 11-M del 2004, que tanto favoreció a los socialistas para conseguir el poder.

El hecho de elevar a ministra a una persona de la poca entidad y peso cultural, como es la señora Leire Pajín, nueva ministra de Sanidad e Igualdad, demuestra a las claras que con esta remodelación no se ha pretendido otra cosa que dar entrada en el Gobierno a dos felipistas de siempre que, sin duda, tienen por misión, el uno, Alfredo Rubalcaba, atacar sin tregua al PP, buscándole las cosquillas, como ya ha venido haciendo hasta ahora y levantando tantos casos Gürtel como sea capaz de poder encontrar; el otro, Jáuregui, un político de primera, ninguneado hasta ahora por ZP, de tendencia pro cristiana que, sin duda, va a intentar remediar el evidente divorcio del Gobierno con la curia española y mejorar las relaciones con el Vaticano, gravemente dañadas por el tema del aborto y por la evidente intención, del anterior Gobierno, de ningunearla y poner todos los obstáculos posibles a su magisterio. Resumiendo, que la remodelación ha tenido por objeto, aparte de sustituir al ministro anterior de Trabajo, señor Corbacho, por un miembro de la UGT – más preparado, eso sí, pero un señor que se manifestó en contra de la reforma laboral del cual, mucho me temo, que poco van a poder esperar los empresarios para conseguir acuerdos con los Sindicatos –, el poner en primer término de la política del PSOE a dos pesos pesados que, sin duda, van a hacerle tascar el freno a ZP y, de hecho, en los pocos días que llevan en sus ministerios, se puede decir que la prensa (mucho más aquella que depende de las subvenciones del Gobierno) no hace otra cosa que hablar de ellos; de forma que, el siempre omnipresente Presidente, parece que ha quedado, de momento, eclipsado. Se ha premiado la lealtad y la “adoración” de la Pajín (lo del “acontecimiento intergaláctico” merecía un premio) y, de paso, se ha pretendido compensar, a las feministas, de la supresión del ministerio de Igualdad.

Se ha dado un paso importante al eliminar al lacrimoso señor Moratinos, el peor ministro de Asuntos Exteriores que ha tenido España en toda su Historia, para sustituirlo por una mujer, la siempre risueña, Trinidad Jiménez que seguro que, por poco que se esfuerce, no nos va a hacer añorar a su antecesor. Sigue escondida en su cubil la Chacón, esperando su turno y entra una señora, comunista, Rosa Aguilar, que pretende teñir de verde a España, por si todavía no nos bastara con esta plaga de utópicos seudo comunistas, que pretenden prohibirnos vivir como nos de la gana, impidiéndonos que hagamos lo que a ellos no les gusta pero, a cambio, debemos soportar sus impertinencias, sus manifestaciones, sus ingerencias en la economía y su impunidad para poner obstáculos a nuestras empresas, con sus pretensiones desmesuradas, basadas, en pretendidos estudios ambientales que, en la mayoría de casos, no tienen base científica alguna.

Pero, el nuevo decorado con el que se nos presenta el nuevo Ejecutivo, tiene una misión determinada. Se olvidan de la economía y las finanzas para poner el objetivo en recobrar la iniciativa política e intentar, como fuere, pese a quien fuere y con los medios que fueren; hacer que el PP del señor Rajoy quede, ante los ciudadanos, como un partido que sólo se ha dedicado a descalificar al Gobierno, pero que no tiene nada nuevo que ofrecer para salvar a España. Todos sabemos que no es cierto, que se le ha ninguneado en el Parlamento por todos los partidos adictos al gobierno y que se han rechazado, sistemáticamente, cuantas propuestas legislativas han presentado para ser debatidas en las Cortes de la nación. De hecho ya ha comenzado Rubalcaba con un hecho anecdótico, el de las descalificaciones del alcalde de Valladolid a la señora Pajín que, si ciertamente fueron desafortunadas, no hay duda de que los socialistas se aprovechan de ellas, a pesar de las disculpas públicas del interesado, para hacer leña del árbol caído, sin acordarse de que muchos de sus representantes políticos han insultado, en la cámara y fuera de ella, a los populares sin que hayan tenido la atención de disculparse por ello. Pero esta va a ser la nueva etapa del gobierno socialista, hasta que lleguen las elecciones del 2012; por lo tanto es obvio que, el PP del señor Rajoy, ha de enfrentarse a una nueva batalla, si es que no quiere que el rédito que le ha reportado la política infumable de ZP, quede convertido en humo.

A Rubalcaba hay que anularlo hablándole de sus engaños, de su participación en el caso de los Gal, de su utilización del CIS para vigilar a los populares y de su subrepticia y evidente participación en las negociaciones, bajo mano, con los terroristas de ETA. No será tarea fácil, pero a los embusteros hay que pagarles, si hace falta, con la verdad.

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez y el sexo de otro Sánchez, "el Lute"

La Sesión del Pleno del Congreso de los Diputados número 162 fue atípica

Más dinero para Sanidad

Eliminación del copago, cubrir las bajas de médicos rápidamente, contratación de más médicos y personal sanitario es lo que se necesita ya y hablo de España

Toques exigentes

La magia de los toques exigentes hay que desearla; pero sobre todo practicarla

La navidad de los sesenta

Es saludable recordar viejos tiempos

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris