Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cristianismo originario   -   Sección:   Opinión

El Papa y su visita a España

José Vicente Cobo
Vida Universal
martes, 26 de octubre de 2010, 07:15 h (CET)
Los días 6 y 7 de Noviembre, el Papa visitará las ciudades de Santiago y Barcelona en la que será su segunda visita a España y una tercera ya está planificada para el próximo año. Eventos cuyos gastos se calculan en 60 millones de Euros, que no sufraga la Iglesia sino que se paga con los impuestos de los ciudadanos de los países adonde éste va, no importa a qué confesión pertenezcan.

Que el Papa no es bienvenido por todos los españoles se descubre en iniciativas con lemas como: “No a la visita del Papa. No con mis impuestos”, o el que le acompañó en su última visita desde los balcones valencianos “No te esperamos”. Pues España es al fin y al cabo según la constitución, un Estado aconfesional donde no se debe beneficiar a ningún líder religioso ni promoverse ninguna religión con dinero público.

Haciendo un poco de historia sobre la figura papal, se podría decir que en la tradición pagana también era usual que determinados personas con poder dijeran ser los «representantes de Dios», recordemos a los faraones de Egipto. En el Libro “La fe de la Iglesia” de Neuner-Roos» se lee: «el obispo de Roma tiene la primacía sobre todo el orbe» y «Debes saber que tú eres el padre de los príncipes y reyes, el conductor del orbe».

Pero si miramos la situación actual del orbe habría que preguntarse, ¿qué y cómo está conduciendo el Papa este mundo? ¿Conduce quizás las epidemias, las necesidades y las catástrofes naturales? ¿Es realmente él el conductor de todas las desgracias que atacan a las personas, la naturaleza y los animales? Si es así, entonces, ¿lo que sucede en la Tierra tiene lugar realmente por su intervención? En ese caso él no es el representante del Dios del amor, del Padre de todos los seres humanos, más bien deberíamos cuestionar sí no será que está conduciendo el mal hacia los hombres, ya que si realmente es «santo» debería tener poder sobre las inundaciones, las enfermedades, los terremotos y los tsunamis, a él le tendrían que obedecer los elementos.

Ahora la pregunta obligada para cada uno es: ¿qué hay realmente de cristiano en el Vaticano? La respuesta es: casi nada. ¿Entonces de dónde toma el Papa y la iglesia el poder para tantos privilegios y exigencias? Al fin y al cabo de cada persona que no haya notado aun cuán lejos esta la doctrina católica de la enseñanza de Jesús de Nazaret, y de todo aquel que aun sintiéndose cristiano no haya aplicado en su vida las palabras de Juan de Patmos «Sal de ella pueblo Mío...»

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

Milagros

Casi todo el mundo cree que los milagros son el resultado de aplicar fórmulas mágicas o de la intervención directa de Dios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris