Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Alonso, entre el hombre y la máquina

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
lunes, 25 de octubre de 2010, 07:58 h (CET)
Fernando Alonso ni es del todo hombre (no, no voy por ahí, eh!) ni es del todo máquina. Yo le definiría como una máquina humana que comete más errores desde la parte tecnológica (el coche) que desde la puramente cerebral (el piloto). Digamos que el asturiano es la quintaesencia del automovilismo moderno. Me desmarqué mucho de la Fórmula 1 en los últimos años porque más que deporte me parece negocio, un negocio en el que los ricos viven (y muy bien) y la clase media o pobre sobrevive o muere enseguida. No hay espacio para otra cosa. Por eso es un ‘circo’ tan cerrado, desequilibrante e inhóspito. Y en él, un asturiano tozudo no tendría sitio alguno si no fuese porque al volante es un auténtico ingeniero del oficio.

Y mí me asombra Alonso. Me parece que su fachada social es un caparazón para protegerse de todo lo que no sea asfalto. Donde verdaderamente está cómodo, realmente cómodo, es en su cajita roja de Ferrari. Lo ha demostrado el último domingo en Corea en una impresionante carrera pasada por agua que me puso a mil en las últimas vueltas.

Se puede decir que soy un profesional frío en la crítica, pero pasional a la hora de consumir deporte. Y, desde luego, no me levantaba del ‘sillón ball’ desde aquél “Iniesta de mi vida” que Camacho desde Sudáfrica me clavó en el corazón como un dardo de felicidad. Y me levanté de nuevo cuando Vettel rompió su motor y Alonso pasó como un balilla para ponerse líder del Mundial.

Hubiese preferido que Alonso adelantase a Vettel en igualdad de ‘motor’, pero la victoria le da un plus de campeón a este tipo que ya lleva 26 victorias en la F1 y 62 podios, cifras que sólo están al alcance de los mejores pilotos de todos los tiempos. Que sí, que alguno dirá que es un borde, que sólo habla por dinero y que su mujer no canta un pimiento. Todo lo que quieran, yo sólo opino de FÓR-MU-LA U-NO (como Pepu) y ahí nadie puede negar la mayor.

Fernando, a lo mejor ganas el tercer Mundial o no. A mí me gustaría, claro, pero me da igual en el sentido de que la historia te recordará para siempre, como a los grandes campeones. Y como no me voy a tomar una caña contigo (más por ti que por mí, que conste), pues sigue pilotando de esta forma y haz lo que quieras con tu vida, que de esto ya se encargan mis compañeros de la prensa social. Hasta luego, “corazones”.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris