Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Internacional

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Internacional

Unas nacionales, nos guste o no

E. J. Dionne
E. J. Dionne
lunes, 25 de octubre de 2010, 07:13 h (CET)
COLUMBUS, Ohio -- Contemplemos el gozo de estar en la oposición cuando el paro en tu estado supera el 10%.

Kevin DeWine, el afable secretario del Partido Republicano en Ohio, tiene en la sede de su formación estatal detrás de su escritorio una pizarra transparente donde se garabatea cosas a recordar. Un conjunto permanente es esta lista de palabras: "Gasto público, impuestos, empleo, economía, déficit, deuda".

DeWine dice que mantiene fija la relación de términos como recordatorio a todos los candidatos de su formación. "Si no están hablando de estas cosas", dice, "es que están fuera de tiesto".

Y sus candidatos parecen escuchar. El Republicano Steve Stivers está inmerso en la revancha con la Congresista Mary Jo Kilroy, una de esas Demócratas en peligro de extinción pero todavía con valor para no retractarse de su apoyo a la nueva ley de reforma sanitaria, a la reforma financiera o a la batería de medidas de estímulo. Entre las primeras palabras que salen de la boca de Stivers cuando hablaba con él telefónicamente estaban "la deuda y el empleo", acompañadas rápidamente del "paro" y el "enorme gasto público".

De ahí el interrogante clave a medida que la campaña de 2010 vive sus últimos días: ¿Hay algo que puedan hacer los Demócratas para sacar al Partido Republicano de su hincapié inclementemente eficaz en un puñado de temas? Parecen resonar entre los votantes sin solucionar ningún problema realmente. Hasta la fecha, los Republicanos ni siquiera se han visto obligados a explicar en qué se resumen sus promesas. ¿Van a salir airosos de aquí al 2 de noviembre ofreciendo bajadas tributarias y reducción del déficit sin especificar el gasto que van a recortar o eliminar?

En el ínterin, los Demócratas han dejado a incondicionales como Kilroy, que merece un mejor destino, sin el apoyo de un mensaje nacional unificado. La cómoda lista de Kevin DeWine no tiene réplica Demócrata.

Por su parte, Kilroy no se queja. No es ese tipo de mujer. Al defender la reforma sanitaria, cita electorados reales a los que el código ha ayudado directamente. En una nación en la que alrededor de 50 millones carecen de cobertura sanitaria, dice Kilroy, ella está orgullosa de haber mantenido su promesa de hace dos años de tomar medidas para solucionar el problema.

Pero también es escrupulosamente realista en cuanto al grado al que el paro ha echado mal de ojo a los candidatos Demócratas. En la derecha, dice, "los votantes preocupados por el cambio tienen miedo porque no tienen empleo". Y en la izquierda, "los que están preocupados porque el cambio no ha venido lo bastante rápido tienen miedo porque no tienen trabajo".

Kilroy recuerda encontrarse con un votante que le dijo: "Yo le he dado mi voto durante toda su carrera, pero no voy a votarle este año porque no tengo trabajo".

Ella se dirigió a su votante hablando de lo que ha logrado el Congreso, y también de la forma en que el ajustado Senado había obstaculizado otras iniciativas de la Cámara.

A lo que el votante replicó: "¿Piensa usted que me preocupa que en el Senado estén atascados? Yo no tengo trabajo".

Stivers, que perdió frente a Kilroy en 2008 por sólo 2.312 votos, tiene experiencias de encuentros mucho más felices. "La gente estaba cabreada con George Bush hace dos años y estaba dispuesta a desquitarse con cualquiera con un ‘Republicano' tras su nombre", decía. Ahora están impacientes por hablar de -- lo adivinó -- "la deuda y el empleo".

Lo que Kilroy tiene de su parte es la determinación del Gobernador Ted Strickland de salir reelegido y la formación estatal Demócrata mejor organizada del país.

Su sede emplazada en un edificio reformado del Ejército de Salvación zumba de actividad, pareciendo más el centro neurálgico de un partido nacional que la típica oficina estatal desvencijada.

Aunque Strickland va muy por detrás del Republicano John Kasich en los sondeos, lleva una escasa ventaja según sus propias estadísticas y espera superar la brecha de entusiasmo con energía de organización. El Presidente Obama considera Ohio como el cortafuegos de su reelección de 2012, y tener a un gobernador receptivo será un importante activo. La visita de Obama el domingo, que reunió a una audiencia de 35.000 personas, fue un ejercicio de construcción de barreras.

Kilroy, sin embargo, aun puede utilizar el cortafuegos de un argumento nacional simple y coherente. Muchos de los consultores políticos de los Demócratas advirtieron de los peligros de "nacionalizar" las elecciones y se decantaron por un enfoque campaña por campaña.

¿Pero sabe qué? Ya son unas elecciones nacionalizadas. La lista de Kevin DeWine es la plantilla del Partido Republicano. Durante la próxima semana y media, el presidente y su partido van a necesitar unas cuantas palabras propias. Es lo menos por Kilroy y aquellos que como ella estaban dispuestos a arriesgar su supervivencia política para mantener sus promesas -- y las de él.

Noticias relacionadas

Jordania descarta abrir sus fronteras temporalmente a los refugiados sirios

Aseguran que se trata de una postura para salvaguardar la seguridad de su país

“La demolición de Khan Al Ahmar es contraria al derecho humanitario internacional”

Las operaciones del gobierno israelí suponen una violación del derecho internacional.

Londres, el destino internacional preferido por los españoles

Cuenta con infinidad de lugares emblemáticos y turísticos

Poner fin a la venta de armas a Israel y Arabia Saudí y acabar con el secretismo: retos inmediatos del Gobierno de Sánchez

Las ONG piden que se investigue si Nicaragua ha usado el material antidisturbios español vendido en 2016 en la represión de las protestas

Dios nos libre del ministro del Interior italiano

Se veía venir. Más tarde o más temprano sabíamos que sucedería
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris