Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Fútbol / Primera División   -   Sección:   Fútbol

El Almería sigue ganar en casa (1-1)

Los locales continúan sin conocer la victoria en casa esta temporada, y el puesto de Lillo sigue muy en entredicho.
Redacción
domingo, 24 de octubre de 2010, 18:22 h (CET)
El Hércules vino a Almería a pescar en río revuelto y casi lo consigue. Estuvo mucho tiempo por encima en el marcador y controlando cómodamente al Almería hasta los minutos de locura del final. Los alicantinos vieron como les empataban en el 86´.

Ficha técnica
1- UD Almería: Alves (2); Michel (1), García (1), Acasiete (1), Juanma Ortiz (0); Bernardello (2), M´bamí (1); Corona (2); Crusat (1), Piatti (1) y Uche (0).

1– Hércules: Calatayud (1); Cortés (1), Paz (-), Pamarot (2), Peña (1); Aguilar (2), Thiago (2), Thomert (0), Rufete (2); Valdez (3), Portillo (0).

Cambios: En el Almería; Ulloa (2) por Uche (min. 60), Valeri (1) por Corona (min. 60) y Ortiz Bernal (-) por Bernardello (min. 81), en el Hércules: Rodri (2) por Paz (min. 24), Sendoa (1) por Thomert (min.68) y Kiko (-) por Rufete (min. 75).Goles: 0-1 Valdez (min. 38); 1-1 Ulloa (min. 84).

Árbitro: Texeira Vitienes (colegio cántabro) (2) En los locales amonestó con tarjeta amarilla a Bernardello (43') y a M´bamí (86'). Mientras que en los visitantes amonestó a Peña (19 '), Rodri (41´) y Aguilar (60´) .

Incidencias: 10.167 espectadores en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Tarde soleada y muy agradable. Terreno de juego en magníficas condiciones. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo del abonado almeriensista Juan Martínez Sola, así como por Carmen Garnero, la madre del médico del Hércules Jeroni Llorca Garnero.

Datos destacables

Lo mejor: Esteban Vigo estuvo avisando que intentaría usar la presión que tienen los almeriensistas. Conscientes de ello y de que conforme pasaran los minutos, los locales se desesperarían, se limitó a hacer su partido, esperando atrás el bajón anímico de los rojiblancos. La estrategia les salió casi a la perfección.

Lo peor: Una vez más, el poco apoyo del Almería en la grada
El equipo se jugaba hoy buena parte de su futuras aspiraciones y una vez más, la ciudad ha hablado fuerte y claro: no quieren fútbol de primera en vivo.

El dato: 3 bajas de última hora.
Tres jugadores se cayeron el mismo domingo: Verthuiten, Drenthe y Goitom, que fueron afectados el mismo domingo por un virus estomacal. Los tres contaban para sus respectivos entrenadores en el mismo día de partido
Antonio Pérez Gómez / Almería

Que el Almería no tiene suerte es algo ya bien conocido y documentado, Probablemente lo sabe todo el mundo, hasta en Pekín. Bueno, en España quizás no, gracias a esta bipolaridad Madrid-Barça que fagocita todo y que impide que ninguna otra cosa se sustraiga a otra cosa que no sea el momento de forma de culés y merengues.

Y la primera vez que el Almería esta tarde trenzó el juego y llegó con peligro a la portería contraria fue una prueba palmaria de ello. Era el minuto 9, y el cuero llegó al área, donde Corona dispara con todo a favor y el portero batido. Pero el balón da en un defensa, que se hallaba bajo palos.

La cosa no mejoró conforme pasaban los minutos y el Almería, dueño absoluto del juego, no era capaz de traducir ese dominio en ocasiones claras. Además, cuando lo hacía, seguía con el mal fario, como en el minuto 21, cuando Uche cabeceó un balón sólo ante Calatayud y lo estrelló en el cuerpo del meta antequerano cuando ya se cantaba gol en la grada.

Tras media docena de córners desperdiciados por parte de los locales, y sea por lo que fuere, la intensidad del partido empezó a bajar, a la vez que la intensidad de juego de los rojiblancos. Esto lo aprovecharon los alicantinos para hacerse tímidamente con el balón, aunque ese control en principio no se tradujera en llegada alguna.
Sin embargo, con el partido un poco plano y sin un rumbo fijo, se llegó hasta los minutos finales de la primera parte, concretamente en el 38´, cuando, en la primera jugada en que el conjunto visitante llegaba al área, Rufete centra desde línea de fondo y Valdez, ante la pasividad de Carlos García, sólo tiene que empujarla a la red. Era el increíble 0-1. Una vez más, el fútbol era injusto para los de Lillo, que se iban a continuación a la caseta desolados.

En la segunda parte, el panorama volvió a ser como en la primera mitad. Con el Hércules esperando atrás, mientras que los locales seguían con la estéril posesión del cuero y el control del tempo del partido, pero con la misma ineficacia. Así, en el minuto 7´, un córner botado desde la izquierda fue rematado por García con la testa, saliendo el esférico lamiendo el poste izquierdo de un Calatayud inerme.

Como pasara en la primera parte, el Almería dominaba pero no encontraba las vías de ataque que pusieran más justicia en el marcador. Y el Hércules se sentía cómodo con el papel de defensa y contraataque.

Así se llegó al último cuarto de hora, que fue de total agonía para ambos conjuntos. Lillo puso todos los jugadores ofensivos sobre el césped, pero los nervios se apoderaron de tal forma de los urcitanos que los ataques fueron cada vez menos planificados y racionales, haciendo los jugadores “la guerra por su cuenta” en la mayoría de las ocasiones. A falta de 10 minutos, M´bamí hizo una buena jugada individual que acabó con un derechazo de Piatti y una buena parada del cancerbero visitante. Pero curiosamente eran los herculanos los que gozaban de grandes contras, que sin embargo solo llegaron a cristalizar en disparos concretos en una ocasión, cuando Alves tuvo que estirarse para desviar un chut de Portillo.

Y a falta de 6 minutos vino el empate. Precisamente en una jugada embarullada de contraataque que terminó con varios rebotes en el área y que, para variar, acabó con un remate a gol de un jugador almeriensista. Era el 1-1. gol de Ulloa.

Los últimos minutos fueron de locura, con un Almería a tumba abierta, sin sus habituales precauciones de toque y conservación del balón. Y un Hércules enrabietado que no paraba de intentar robar para montar su contra, especialmente por parte de un espectacular Valdez que presionaba de lo lindo y salía como una exhalación.

Pero al final, ni para unos ni para otros. Reparto de puntos que deja insatisfechos a ambos equipos, especialmente a los locales, que siguen coqueteando con el descenso y tienen a su entrenador en la cuerda floja.


Sala de prensa
Juanma Lillo (Entrenador del Almería)

"La sensación del partido ha sido muy buena, especialmente la primera parte, aunque no con ocasiones tan evidentes como en el último partido en casa, como contra el Málaga". [...]“Es jodido estar haciendo cosas muy positivas y no tener premio. Cuando eso pasa, el golpe se siente el doble"
Esteban Vigo (Entrenador del Hércules)

”No creo que nuestras bajas hayan sido claves para no ganar hoy aquí”.[...] "Es una pena no haber ganado, porque el Almería no ha tenido su día y una victoria hubiera sido lo más justo".


Noticias relacionadas

Benzema niega su implicación en un presunto intento de secuestro

Un joven de 33 años, supuesta víctima de la trama

Sporting y Almería completan los dieciseisavos tras eliminar a Rayo Majadahonda y Reus

Después de marcar tres cada uno, la muerte súbita dio el pase a los asturianos

El Zaragoza prolonga su mala racha con un 'k.o.' en la Copa del Rey

El Cádiz ganó en La Romareda (0-1) y accedió a dieciseisavos junto a, entre otros, Lugo y Racing de Santander

El Real Madrid, contrario a que el Girona-Barça se juegue en Miami

Por "afectar" a la igualdad de la Liga

Griezmann eleva a Francia y hunde a Alemania

Ucrania, primera selección que asciende a la División A
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris