Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La vida que yo veo   -   Sección:  

Imprescindible Renoir, aunque sea virtual

Estefanía Jiménez
Estefanía Jiménez Solís
domingo, 24 de octubre de 2010, 09:34 h (CET)
No todas las exposiciones acontecen en Madrid y Barcelona. Ahora mismo hay una que puede llenar su pantalla de ordenador de colores, figuras, impresiones y momentos. Se trata de “Pasión por Renoir. La colección del Sterling and Francine Clark Art Institute”. Es infinitamente mejor disfrutarla en su enclave actual, el Museo del Prado, pero la visita virtual es obligatoria si no se puede ver en vivo.

Dedicamos mucho tiempo a tareas insulsas. Qué menos que aproximarnos al gran pintor impresionista Renoir (1841–1919) unos minutos desde la página web del Museo del Prado. Bien es cierto que no se pueden apreciar las texturas de los lienzos, su tamaño, la sensación que transmiten las composiciones ya desde lejos... Pero a través de Internet uno se ahorra las exasperantes colas y aglomeraciones de la pinacoteca, además del desplazamiento.

En un vídeo de seis minutos, el comisario de la exposición, Javier Barón, comenta los 31 óleos que componen la colección. Después, podemos detenernos en la galería de imágenes en cada cuadro que llame nuestra atención. Retratos, paisajes aterciopelados de bahías y ríos, flores y bodegones, desnudos... ¿Lo mejor? Las figuras femeninas sorprendidas en sus tareas y las bañistas.

Pierre-Auguste Renoir siempre intentó transmitir el ambiente parisino de la época. Simplemente por ver los trajes y tocados de entonces ya sería curioso acercarse a esta exposición. Pero la profundidad de la composición va más allá. La atracción que provocan “Mujer leyendo” o “Muchacha dormida” nos impiden pasar de largo. ¿Qué está leyendo a la luz de la ventana que tiene a la dama tan absorta? ¿Sólo es una cabezadita o está esperando a su amante? Escenas cotidianas, como coser o escribir una carta, formadas por luces y sombras.

Por otra parte, las bañistas y el movimiento de sus cuerpos obsesionaron a Renoir tras conocer la pintura italiana. Aquí evoluciona su estilo y experimenta con el contorno, la línea. No hace falta ser un experto en arte para darse cuenta de que hay un cambio. En “Bañista peinándose”, el fondo sigue lleno de pinceladas anchas, pero la figura está perfectamente definida, de forma que destaca sin necesidad de variar el tono claro de la composición.

Resulta igualmente interesante comprobar cómo era Renoir de joven y de mayor gracias a sus autorretratos, en los que plasma tanto su personalidad por aquel entonces y su estilo evolucionado. Y quien quiera conocer cómo era la primera esposa de Monet, su riqueza en vestidos y recargado mobiliario, no debe perderse el “Retrato de Madame Monet”.

Todos podemos disfrutar a nuestro nivel de esta colección, la primera exposición monográfica de este artista en nuestro país, bien sea paseando por la sala del Museo Nacional del Prado o desde nuestro puesto de ordenador. Unos observando cada lienzo durante media hora, reflexionando sobre mil y un aspectos, y otros recorriendo la galería y fijándose sólo en aquellos cuadros que le llaman la atención, comentando con su acompañante lo reales que parecen. Da lo mismo, pero hay que vivirlo.

Noticias relacionadas

De septiembre a julio de 2014, tiempo de ERE en el Liceu

Periodos sin actividad artística

Descubren una ciudad maya oculta durante siglos

Hallazgo en la selva del este de México

¿Qué lugares de Siria están en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro?

Espacios reconocidos por su "valor universal excepcional"

Fotografías inéditas para unir los hogares de Picasso

Las viñas, huertos se mezclan con documentos y libros exclusivos del artista

La Sociedad Max Planck se lleva el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional

En sus institutos trabajan más de 4.000 investigadores jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris