Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   BALONCESTO / LIGA ACB / JORNADA 4   -   Sección:   Baloncesto

(75-63) El Real Madrid juega a la ruleta rusa contra el Valencia

Los hombres de Messina, una vez cerrado el encuentro, decidieron coquetear con la derrota de forma incomprensible.
Redacción
sábado, 23 de octubre de 2010, 20:35 h (CET)
Jugar a la ruleta rusa conlleva sus riesgos. A veces, se sale airoso; otras veces es un drama de difícil solución. El Real Madrid, con quince puntos arriba, se bloqueó, o se relajó, súbitamente dando opciones de ganar al Valencia. Con Reyes, de forma continuada, y dos relámpagos de Llull y Suárez desde la zona del triple evitaron la autodestrucción de su equipo. Al final, este triunfo es el mejor antídoto contra la depresión europea, retornando así a una competición doméstica donde se permanece invicto, a pesar de las fuertes emociones vividas durante el último cuarto ante el Power Electronics Valencia. Situación absolutamente inesperada.




ACB PHOTO



FICHA TÉCNICA
75- Real Madrid: Sergio Rodríguez (-), Llull (11), Suárez (9), Reyes (17) y Tomic (12) -cinco inicial-; D'or Fisher (4), Velickovic (2), Vidal (-), Garbajosa (2), Tucker (18) y Josh Fisher (-).
63-Power Electronics Valencia: Cook (8), Rafa Martínez (15), Claver (13), Pietrus (-), Lishchuk (4) -cinco inicial- Simeón (6), Marc Fernández (-), Savanovic (11) y Javtokas (6).
Parciales: 25-17, 12-11, 13-19 y 25-16.
Árbitros: Arteaga, Jiménez y Sánchez Monserrat. Eliminaron a Tomic y Reyes por el Real Madrid, y a Javkotas por el Power Electronics Valencia.
Incidencias: Partido correspondiente a la 4ª jornada de la Liga ACB, disputado en la Caja Mágica ante 6.154 espectadores

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Felipe Reyes destacó durante todo el encuentro, obteniendo un 34 de valoración, merced a sus 17 puntos y 13 rebotes. Su actuación consistente sostuvo al Real Madrid en los momentos más delicados.
Lo peor: Con el encuentro muy controlado, el Real Madrid se relajó, sin causa justificada, de forma alarmante dando carrete al Valencia, que estuvo muy cerca de llevarse el triunfo.
La clave:Aparte de la magnífica actuación de Reyes, en el último cuarto, con el marcador muy ajustado, Llull y Suárez dieron señales de vida y apuntalaron el triunfo blanco desde la línea de triple.
El dato:Los 18 puntos de Tucker, máximo anotador del encuentro, certifican que el estadounidense empieza a carburar, aunque sus porcentajes de acierto aún son algo bajos: 3 de 8 en tiros de dos y 3 de 8 en tiros de tres.

Rafael Merino / Caja Mágica (Madrid)

Inesperada porque el Real Madrid mostró una cara muy sólida hasta los instantes finales del tercer cuarto. Y lo hizo porque atesora recursos suficientes cuando los jugadores de dulce sufren un descuido en forma de faltas personales (Llull, dos en los primeros cuatro minutos) o son víctimas de una defensa férrea (Claver sobre Suárez). Y esto siempre es una grata noticia para el bloque.

¿Cómo jugaría el Madrid sin Llull y sin Suárez? Su obligada ausencia no sé notó. Para suerte de Messina, surgieron Tomic, en los aros, y Tucker en el tiro exterior. Entre ambos encauzaron el cruce ante el Valencia, y no sólo eso, sino que lo dejaron en franquicia antes de presentarse al descanso.

Tomic, con 10 puntos, fue una pesadilla para los pívots valencianos. Ninguno consiguió frenarlo; sólo el cansancio mitigó su efectividad. Si el dominio en la zona atacante era evidente; más todavía lo era en el tiro exterior, donde Tucker renació después de unos cuantos encuentros de dudas, quizá víctima de la adaptación. Porque estaba claro que ni la calidad ni saber encestar se olvidan en los meses estivales. Tucker consiguió 15 puntos en 15 minutos antes del descanso.

Si Tomic y Tucker se llevaron los galones, el resto del grupo trabajó como gusta a los entrenadores, es decir, hasta la extenuación, ya fuera en tareas atacantes, con canastas o dando fluidez al balón, o en defensa, donde todos se comportaron de forma coral, aunque con matices en el caso de Sergio Rodríguez y Velickovic: no acaban de coger el tren, aunque no desesperan, y el público les apoya.

El Valencia, menos enchufado y cansado por las escasas rotaciones, sólo se mantuvo con vida mientras tuvo efectividad en el triple: 3 de 4 en el primer cuarto y 0 de 5 en el segundo acto. Consecuencia: 37- 28 al descanso. Sólo 9 puntos porque el Real Madrid perdió algo de claridad en el tiro en los últimos compases.

Se hizo de noche en Madrid
La reanudación pintó mejor para el Real Madrid y, lógicamente, peor para el Valencia, bastante desdibujado. Las diferencias se ampliaron a los 15 puntos en sólo cuatro minutos, consecuencia del abrumador control del Real Madrid en el control del juego, en su acierto en canasta, en su mayor intensidad en defensa y en su gobierno bajo los aros con dos imponentes Tomic y Reyes. Y por entonces ni Llull ni Suárez estaban más cómodos; tampoco se les necesitaba.

El encuentro estaba resuelto, pero este Real Madrid o gusta de vivir emociones fuertes o tiene problemas de otra índole, pues se autodestruyó en un suspiro. Sus vías de anotación se secaron, el pase se colapsó y la defensa se diluyó ante un Valencia sostenido por Rafa Martínez y Claver, portentosos en ataque. Lo inesperado cobraba viva: 50-47 y un cuarto por delante.

Como todo puede empeorar, el Real Madrid decidió continuar complicándose la existencia, dando vida al Valencia, incluso permitiendo que éstos se pusieran dos puntos por encima (52-54) a siete minutos. Y sin Tomic, eliminado por faltas. El futuro placentero se tornaba oscuro. Fue entonces cuando Llull y, en menor medida, Suárez encontraron oxígeno y acudieron en ayuda de Reyes. Un par de triples, unos tiros libres, un par de buenas acciones en defensa y el Real Madrid, con un masivo empuje desde las gradas, resolvió un encuentro donde estuvo cerca de autodestruirse.

Noticias relacionadas

Beaubois se rebela y el Baskonia gana una vida

El escolta francés (21 puntos), que contó con la ayuda de Timma en el último parcial, hace hincar la rodilla al Fenerbahce

Derrota muy cruel para el Betis EPlus (76-77)

Los verdiblancos muestran otra cara con Carrasco, pero ceden increíblemente en los instantes finales ante Gran Canaria

Un titán Felipe Reyes resucita al Real Madrid

El pívot cordobés (18 puntos) firma su mejor partido de la temporada y lidera la victoria blanca para recuperar el factor cancha

Baskonia asoma tarde en Estambul

El cuadro vasco cae en el estreno del 'playoff' con Fenerbahce

James y Calathes dejan herido a un Real Madrid irreconocible

Los bases guían a los de Pascual, que arrollan a los blancos en el infierno del OAKA para sumar el primer punto
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris