Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Bonos Generalitat

Rafael del Barco (Barcelona)
Redacción
viernes, 22 de octubre de 2010, 15:14 h (CET)
Es de suponer que el primer tramo de la emisión de bonos para particulares esté colocado, o sea, garantizada su colocación, que no significa garantizado el pago a su vencimiento. A La Caixa con más de 5.000 oficinas, tres mil fuera de Cataluña, no le costará colocar entre sus propios clientes unos bonos que doblan el interés normal, y que para ella con el 3% de comisión se convierte en el mejor negocio del año. Muy distinto para Cataluña Caixa que compite con el mismo interés, y en principio si arranca dinero a la competencia es para su difícil equilibrio financiero, y ese 3% es una consideración secundaria. Se ha de deducir que Caixa Cataluña está en la misma situación que la Generalitat, o forman el mismo conjunto.

Esta consideración puramente comercial y financiera tiene poco que ver con el controlado y dirigido mercado financiero actual por mucho que se utilicen los términos usados en un mercado libre. Un léxico y falsa realidad que hace imposible la respuesta de la posibilidad de impago.

La Generalitat necesita dinero, dicen para los gastos corrientes en un momento de descenso de sus ingresos por la Crisis. ¿Dentro de un año habrá más ingresos y se pagará la emisión actual? Es evidente que no, se renovarán, se emitirá más deuda, pagarés, obligaciones o bonos, y repito que La Caixa y demás no tendrán más remedio que aceptar. Quizá la pregunta fuera si las caixas podrán.

La posición del Banco de Santander y la respuesta de la Generalitat define el galimatías de nuestro mercado financiero:

“Al crédito no acude el Banco Santander, lo que aprovecha el consejero de Economía Antoni Castells para lanzar un mensaje a este banco: “Tenga la ocasión de darse cuenta de su error y de rectificar, porque este país tiene memoria y las instituciones también.”

No estamos educados para la posibilidad de un crack generalizado. En España desde Franco el Estado es Dios, ¡por la gracia de Dios!, imprimían sus monedas. Un falso dios, ni siquiera lo era con Carlos V o Felipe II, que no pagaron sus pagarés. El último crack se produjo con la Guerra Civil, tras la que cuentan que La Caixa, y de ahí su popular arraigo, compensó de inmediato los saldos de las libretas y cuentas corrientes no afectados por “responsabilidades políticas o penales”. Los saldos en pesetas republicanas devinieron en pesetas franquistas. Pero ni La Caixa ni la actualidad son ni remotamente parecidas

La Generalitat, una institución que ya debe 29.500 millones de euros y que no tiene base de ingresos propios ni para pagar sus nóminas. La publicidad o la Bolsa de Barcelona nos dicen que se trata de Deuda Pública, ver en imágenes de www.lagrancorrupcion.blogspot.com el cuadro de emisiones para instituciones financieras. ¿Se considera pues Deuda Estatal? ¿Se puede responder que está avalada por el Estado que en definitiva es quien con sus aportaciones nutre la mayor parte del presupuesto de la Generalitat?, parece que no, aunque existan las preceptivas autorizaciones del Banco de España, Hacienda y CNMV. Y si además esta inversión nada tiene que ver con el Fondo de Garantía de Depósitos Bancarios, el tema se muestra peliagudo. Un ajeno a las chapuzas españolas, se diría que el andamiaje legal es deficiente, cuando no engañoso, falso.

Noticias relacionadas

Un recién nacido en una bolsa de basura

Un niño muerto arrojado a un vertedero causa más interés mediático que cien mil abortos

Una boda de altura

Este Papa no tiene remedio

Montaigne

Un gran conocedor de la naturaleza humana

Donde los chef famosos acaparan fama, dinero y egocentrismo

“El explícito y voluntarioso elogio de la creatividad acaba produciendo más cretinos que creadores, porque pensar que la creatividad se encuentra en la radicalidad es un error colosal” Santi Santamaría

Trump no podrá detener el movimiento por los derechos de los inmigrantes

Aunque salga a perseguir a sus líderes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris