Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Antes muerto que en silencio   -   Sección:   Opinión

El escorpión Zapatero y la rana Urkullu

Tomás Salinas
Tomás Salinas
@tomassalinasgar
viernes, 22 de octubre de 2010, 06:39 h (CET)
¿Conocen la fábula? Un escorpión quiere atravesar un arroyo y le pide ayuda a una rana. Ésta, recelosa ante el temible aguijón y sabedora del carácter que gasta el bicho en cuestión no quiere acceder a sus deseos. El alacrán le insiste, le dice que no tiene nada que temer, que él sabrá recompensar al batracio por el servicio prestado, que le protegerá, que será un amigo agradecido. “Es un acuerdo entre tú y yo que nos favorecerá a ambos”, le comenta. “Bien, lo haré”, piensa la rana. “Si me pica mientras cruzamos, él se ahogará, muriendo también. Así que no hay peligro. Además, con su apoyo ganaré en seguridad y respeto, nadie se meterá conmigo, seré por fin alguien”. Dirigiéndose al escorpión le dice que se suba sobre ella, que le ayudará. Dicho y hecho. Rana y escorpión avanzan por el río, luchando contra la fuerza de una corriente fuerte y peligrosa, provocada por un prolongado período de lluvias torrenciales. Agotada, la rana alcanza la orilla opuesta, el agua no les arrastrará. En ese momento, justo en ese instante siente cómo el mortal aguijón se hinca inmisericorde en su carne, inyectando su veneno mortal.

“¿Por qué me haces esto? Teníamos un acuerdo. Yo te ayudaba y tú me proporcionabas seguridad y poder”, gime moribunda la rana. El escorpión esgrimiendo una maliciosa sonrisa, contesta: “No he podido evitarlo. Es mi carácter”

¿A qué santo viene el cuento? Zapatero ha pactado con Urkullu, le ha ofrecido el oro y el moro a cambio de su inestimable ayuda. Mucho de lo acordado no se conoce, no es un trato tan transparente como el hecho por el presidente con Coalición Canaria. Los nacionalistas vascos cruzarán el río llevando en volandas el proyecto socialista. Pero, cuando lleguen a la otra orilla, si llegan y no se ahogan antes por el peso de la carga, que no esperen que Zapatero cumpla con lo prometido. Les clavará hasta el fondo el rejón, el dardo de su traición, seguro. Y les responderá lo mismo que el escorpión del relato. “Es una cuestión de carácter”.

Noticias relacionadas

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris