Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cr tica de cine   -   Sección:   Cine

'El nio que quer a ser un oso', de Jannik Hastrup

Ignacio Bilbao Larrea
Redacción
miércoles, 9 de febrero de 2005, 01:02 h (CET)
Tras un ao de periplo por diversos festivales de todo el mundo, donde ha ganado diversos e importantes premios, llega a nuestras pantallas El ni o que quera ser un oso, coproducci n franco-danesa de dibujos animados de corta duracin (75) intensa e interesante. Para comenzar, sus dibujos est n realizados con pocos trazos, con un estilo un tanto naf y minimalista, esto es, dando a las formas una importancia secundaria, simplific ndolas al mximo, y primando la esencia, la concepci n, la historia, el argumento. Para ello la animacin es m nima, reducindose al personaje que est en pantalla, siendo todo los dems simple decorado, importante s , pero totalmente secundario. Pese a ello, los dibujos del interior de la cabaa, as como los cielos, son de un belleza incomparable.

El fondo de la historia no puede ser ms serio y sobrecogedor. Remite a estupendas pel culas, clsicos indiscutibles, como Centauros del desierto, Dos cabalgan juntos e incluso pel culas polticas con el drama de los desaparecidos en las dictaduras de Chile o Argentina. Por supuesto que no llega a tanto y toma en todo momento la vertiente ecologista, bajo un prisma pedag gico. Sus valores son universales y defiende sentimientos intrnsecos a todos los seres, sin excepci n entre humanos y animales. El respeto a la naturaleza, la superacin personal por medio del esfuerzo individual -con la ayuda del pr jimo si es necesario-, la tolerancia, la deferencia por los valores y modos de vida tradicionales y, sobre todo, la capacidad de eleccin personal como signo referencial de la libertad individual. Todo ello expuesto de forma emotiva, con sus dosis de aventura y un honesto y blanco humor.

Aspectos como la muerte no se escatiman y esconden, bien sean accidentales o violentos, e incluso se puede decir que la cinta es poco complaciente con el espectador, lo que bien pudiera dejarle una sensaci n final de escepticismo, hecho comprensible pero errneo pues no se debe olvidar que se trata de una leyenda escandinava y las leyendas se deben mostrar tal y como son y no invertirlas (y pervertirlas) seg n conveniencias sociopolticas, como suele hacer en sus pel culas la productora Walt Disney, pongo por caso.

El nio que quer a se un oso es una buena pelcula a la que se llega a apreciar por su fondo y no tanto por su forma, pero que es posible no sea del todo aceptado su discurso. Depender de los valores que cada uno haya ido adquiriendo a lo largo de su vida, tanto por parte de sus semejantes como de su propio yo interior, algo que queda perfectamente reflejado en la cinta.

Noticias relacionadas

La Muestra de Cine de Lanzarote anuncia la programación de su octava edición

Seis de las siete películas de “Sección Oficial” competirán por el Premio del Jurado, dotado de 2.500 euros

España, país invitado del X Festival Internacional de Cine de Cali

El FICCALI abrirá con la proyección de Cría cuervos de Carlos Saura

Llega la 15ª edición del Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona

Con más de 100 films comprometidos con los derechos humanos universales

El Festival Internacional de Cine de Cali celebra su décima Edición

El Festival trae una fuerte programación académica en el Encuentro de Investigadores

Lo que ‘Coco’ nos enseñó del Día de los Muertos

Así son los escenarios de México que inspiraron la película ‘Coco’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris