Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Grave inconherencia

JD Mez Madrid (Gerona)
Redacción
miércoles, 20 de octubre de 2010, 11:23 h (CET)
A las preguntas en el Parlamento: "¿Considera que el hecho de abortar constituye un evidente acto de maltrato contra la vida humana?, ¿considera la ministra que existe una escala de dignidad atribuible a los seres humanos en función de la fase de desarrollo vital en que estos se encuentren?...", la ministra Aído hizo referencia al aval del Consejo de Estado a la nueva ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo que, a su vez, respondía a las premisas que le planteó el Gobierno, apoyadas en el dictamen de sus asesores, todos ellos proabortistas. Pero en el colmo del cinismo, la ministra de Igualdad no duda en argumentar en su escrito parlamentario que el “Estado debe proteger la vida del no nacido y ello debe hacerse desde el inicio de la gestación y hasta el momento del nacimiento”… Justo lo que dice la Constitución. Pero como aquí no se trataba de cumplir el mandato constitucional sino de justificar el aborto libre, la señora Aído explica que “abortar no supone acabar con una vida humana porque sobre el concepto de ser humano no existe una opinión unánime, una evidencia científica, ya que por vida humana nos referimos a un concepto complejo basado en ideas o creencias filosóficas, morales, sociales y, en definitiva, sometida a opiniones o preferencias personales”.

No obstante, se da el caso de que cerca de 3.000 intelectuales, catedráticos, profesores universitarios y profesionales médicos y sanitarios, muchos de ellos especialistas en Biología Celular, Genética, Bioética o Microbiología, rubricaron en marzo de 2009, el conocido Manifiesto de Madrid, considerado como “una referencia insoslayable de la opinión científica española sobre el aborto”.

Noticias relacionadas

La crueldad del desarraigo

“Uno vive del donarse y del acogerse"

Con Sáenz de Santamaría el PP sería un zombi errante

“Modificar el pasado no es modificar un solo hecho: es anular sus consecuencias, que tienden a ser infinitas.”J.L.B. – “La otra muerte de El Aleph”

Pedro Sánchez se hizo un Sánchez

El anunciado programa de Gobierno fue sustituido, sin más, por pinceladas

Sobre la Virgen del Carmen y su fiesta

J. Romo, Valladolid

En huelga por Cristiano

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris