Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Premio al invasor

Lorenzo de Ara
Redacción
miércoles, 20 de octubre de 2010, 11:10 h (CET)
Pues ya que la ha recibido el invasor de Perejil, la Real y Distinguida Orden de Carlos III también podría ser entregada a otros amigos de España. Ahí están Hugo Chávez, Fidel Castro, Evo Morales, Ahmadineyad, Kim Jong-un. Todos son hombres enamorados de España. Hombres que no niegan su admiración más sincera hacia el secretario general de los progres españoles. ¡Cuánta alegría!

Driss Jettou tiene un sitio en la historia de nuestro país. A las órdenes del Rey de Marruecos, el que fuera ministro del Interior y responsable máximo de las fuerzas que tomaron el islote español ha conseguido una distinción que se encuentra entre las más importantes de las que entrega España.

El bueno de Fettou, tras hacer el ridículo en el islote repleto de cabras, consiguió hacerse con el cargo de primer ministro. Aquí, para pasar el rato, machacamos a Trillo, descuartizamos a Aznar, y Zapatero, todavía en la oposición, rindió pleitesía al monarca alauí, con un mapa del imperio moro que se tragaba hasta las Canarias.

Nos hemos vuelto locos. El sistema se corrompe hasta la náusea. Y son estas decisiones las que envilecen aún más una situación gangrenosa que nos aparta de las naciones serias. Eso sí, mientras Zapatero y Moratinos premian a sus amigos, los españoles vivimos más seguros. ¿Lo dudan?

Noticias relacionadas

Chisteras y conejos

Dolores Delgado y Pablo Casado en desayunos de Europa Press

El día que Felipe VI conoció a Quevedo

Viajar en el tiempo ahora es posible gracias a los números romanos

Microcréditos

"Dale a un hombre un pescado y lo alimentarás por un día; enséñale a un hombre a pescar y lo alimentarás para toda la vida

¡Partidos, idos! (parte 3)

La operatividad representativa ha de ser complementada con una directa participación ciudadana

Indultos. No pueden detener la Justicia, pero la puentearán

“Devuelva la mosca, amigo, y deje en paz su sangre que harto la han de necesitar las chinches de su cama. Devuelva la mosca” .Evaristo Carriego
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris