Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El pilar de la democracia es el respeto a la vida

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
miércoles, 20 de octubre de 2010, 10:56 h (CET)
Hace escasos días, el Consejo de Europa falló en favor de la objeción de conciencia. Para él, mi más efusiva felicitación. El aborto no es un derecho humano universal como pretende imponerlo el lobby abortista; ni se trata de un “tratamiento de salud”, como lo pintan para que se extienda por todo el mundo sin estorbo. ¿Cómo llaman “salud” a la muerte? El principal y primero de todos los derechos, es el de continuar la vida, y el deber de los gobiernos, defenderlo.

La protección de la persona humana es el fundamento de la democracia. O promocionamos la dignidad de la persona protegiendo los derechos humanos sin discriminación alguna, o la democracia se nos va al garete. Proteger al lince y al lobo y dejar sin protección al no nacido, ¿cómo se digiere? No, ciertamente, desde la razón ni desde un corazón de carne, sino desde una ciega ideología cuyos portadores hambrean los dineros de organizaciones de filántropos temerosos del crecimiento demográfico (los masones Rockefeller, Gates, los Warren Buffet…). El aborto es peligroso para la mujer, mata al niño y causa heridas mortales en la sociedad y en la economía; se basa en una mentalidad eugenésica y equivocadamente utilitarista, manipuladora y de raíz egoísta, que sitúa al hombre al nivel de las bestias.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece

Aznar venció a Rajoy

Por fin, el partido hegemónico de la derecha española decidió dejar a sus bases —mediante los compromisarios— la decisión de investir a su presidente

El Partido Popular ha vuelto

“Pablo Casado ha querido "mojarse" volviendo a reconocerse en el espacio de centro derecha que tan difuminado estaba en estos últimos tiempos

Cayetano

Es de Ronda y se llama Cayetano. Vive a caballo entre Málaga y las islas afortunadas

Defender la neutralidad de Internet significa confrontar a los oligarcas de la era digital

Las personas están buscando fuentes alternativas de información
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris