Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Análisis Las Palmas   -   Sección:   Fútbol

Las Palmas vs. árbitros

Las Palmas
Yeray Medina
miércoles, 20 de octubre de 2010, 00:57 h (CET)
Quien no haya seguido a Las Palmas en los últimos partidos y viera o escuchara la rueda de prensa de Paco Jémez, podría pensar que el técnico amarillo estuvo poco correcto por marcharse del modo que lo hizo cuando se le preguntó por el árbitro.

Yeray Medina / Las Palmas

Sin embargo, para la mayoría de seguidores de Las Palmas, su reacción fue más que justificada. Ya que desde prácticamente el comienzo de la temporada, el equipo canario ha sufrido demasiadas circunstancias sospechosas con el arbitraje.

Pero esta historia de desencuentros entre Las Palmas y los árbitros viene de muy atrás en el tiempo. Ya desde los primeros años del club en la primera división, se recuerdan momentos y partidos, en los cuales más de uno salió con mucho desencanto por el árbitro de turno.

Desde siempre en la isla y entorno amarillo, existe un clima de sospecha y desconfianza importante con respecto al tema arbitral. Y esta percepción se ha visto ligeramente aumentada con la marcha del estadio insular hacia el estadio de Gran Canaria.

En el antiguo estadio Insular, con las gradas y el público mucho más encima, se hacía algo más difícil para el árbitro y los asistentes, debido a la gran presión que la afición amarilla ejercía en su estadio, dada la cercanía que había con el terreno de juego.

Con la marcha al Estadio de Gran Canaria, la situación ha cambiado radicalmente, y este es uno de los muchos motivos por los que casi todos los aficionados no se sienten contentos con el actual estadio donde juega la UD Las Palmas. Su estructura y pistas de atletismo, aleja demasiado al público del campo, y por tanto da mucha más tranquilidad y alivio al árbitro y asistentes, para tomar decisiones más valientes si fuera necesario.

En el entorno amarillo, existen de siempre diversas frases que se repiten de modo cíclico cada determinado tiempo. Una de las más habituales, suele ser que al ser un equipo periférico se tiende a discriminar más y perjudicar más arbitralmente. Otra de las frases más repetidas, es la de que no quieren a equipos canarios en primera, debido a la distancia y lejanía para los partidos.

Analizando el presente
Pero volviendo a la actualidad. Los motivos que han llevado a Paco Jémez a dicha reacción tan brusca y contundente. Podemos resumirlos rápidamente en los siguientes apartados:

Partido contra el Huesca (Jornada 2). Se señala un penalti en contra de Las Palmas que solo vio el árbitro. Afortunadamente el penalti fue parado por Barbosa evitando un gol a todas luces injusto.

Partido contra el Granada (Jornada 5). Reparto injusto de tarjetas, jugadores contrarios cortando mucho el juego de Las Palmas en faltas que apenas se sancionan con tarjetas, y muchas tarjetas amarillas a los jugadores amarillos con menos faltas echas.

Partido contra el Recre (Jornada 6). Se señala nuevamente un penalti muy riguroso en contra de Las Palmas en el borde del área. El penalti se transforma y hace que empate el partido el Recre.

Partido contra el Betis (Jornada 7). Se anula el segundo gol amarillo al filo del descanso, al final Guayre reconoce que la rozó con la punta de su bota cuando estaba en fuera de juego. Pero lo que más irritó a los amarillos, fue que tanto el árbitro como el juez de línea corrieron al centro del campo, y que de repente dan marcha atrás y deciden anular el gol. ¿Qué les hizo dar marcha atrás? También se debió anular el segundo gol del Betis, ya que se echa encima del defensor de Las Palmas para que este no pueda saltar.

Partido contra el Valladolid (Jornada 8). De nuevo Pino Zamorano, árbitro que en la isla ya tiene fama de pitar en contra del club canario. Señala un penalti más que dudoso en contra de Las Palmas. Dicha pena máxima condiciona un partido que dominaban en ese momento los amarillos. En el segundo gol del Valladolid, de nuevo se apoyan en un defensor amarillo y se podría haber anulado. Y luego muchos aficionados no se explican como el Valladolid hiciera más de 40 faltas y siguieran con once en el campo todo el partido.

Estas serían a modo de resumen algunas de las causas que tienen tanto a Paco Jémez como a la afición amarilla con una indignación que va en aumento. Ya se habla desde algunos frentes, de realizar una protesta en el estadio para el próximo partido ante el Albacete.

En tal caso, el próximo árbitro que pite a Las Palmas, tendrá que cargar con la presión de ser mirado con lupa, por una afición históricamente, muy desconfiada de la labor arbitral para su equipo.

Noticias relacionadas

La Supercopa de España se jugará a partido único en Tánger

Pese a la polémica con el Sevilla, se mantiene para el 12 de agosto

Vinicius: "Hago un fútbol alegre y osado"

Impresiones tras sus primeros entrenamientos

La Juventus agota todos los abonos para la temporada en dos días

Se asegura que el campo esté al menos al 70% en cada partido

Cazorla: "El cariño de la gente hace que merezca la pena todo el sufrimiento que he pasado"

No está del todo satisfecho

Maradona presidirá el Dynamo Brest bielorruso durante tres años

Maradona causó sensación en Bielorrusia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris