Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   La isla de Willigan   -   Sección:   Música

Axl Rose contra el tiempo

Guillermo Navalón
Guillermo Navalón
martes, 19 de octubre de 2010, 08:23 h (CET)
Guns N’ Roses (o, mejor dicho, lo que queda de ellos) se encuentran en estos momentos de gira por nuestro país. El pasado 9 de octubre, la banda descargó su vasto arsenal de grandes éxitos en el Palacio Vistalegre de Madrid, mientras que un día después hicieron lo propio en San Sebastián. Este próximo viernes y sábado desembarcarán en Zaragoza y Badalona, respectivamente.

Axl Rose, vocalista y único miembro original de la formación, pertenece a una rara especie en peligro de extinción: la estrella de rock egocéntrica y excesiva. En el concierto de Madrid, para el que no se confirmó una hora de inicio definitiva, tuvo al respetable y a sus músicos esperando hasta poco antes de las 11 de la noche, momento en el que por fin dio comienzo el espectáculo. Por desgracia, los desplantes del Sr. Rose son ya una tradición y los fans del grupo acuden a sus conciertos sabedores de que tendrán que armarse de paciencia, aunque no escatiman en pitos y abucheos cuando este finalmente hace aparición.

Estos, al parecer, inevitables retrasos han producido más de una situación innecesaria. El mes pasado, en Dublín, varios seguidores enfurecidos lanzaron botellas al escenario y provocaron que Axl cortara la actuación al poco de comenzar. Para cuando la retomaron, un largo rato después, buena parte del público ya se había marchado a casa. En Inglaterra, sus problemas de horario han entrado en conflicto en numerosas ocasiones con las leyes británicas que no permiten un alto nivel de decibelios a partir de una determinada hora, generalmente próxima a la medianoche. Tanto es así, que la banda tendrá que pagar una multa de más de 82.000 euros por rebasar ese límite en sus dos últimos conciertos en Londres.

Y es que parece que el bueno de Axl tenga escacharrada esa parte del cerebro que permite percibir el paso del tiempo, haciendo que en su mundo todo vaya más despacio. Para muestra, otro dato: esta gira se inició más de un año después de que se publicara “Chinese Democracy” (2008), el álbum que están presentando, tiempo suficiente como para olvidar el motivo real por el que se han lanzado de nuevo a la carretera. La cosa es aun más grave si tenemos en cuenta lo que ha tardado Rose en publicar este último trabajo, primer material de estudio con el sello de Guns N’ Roses desde “The Spaghetti Incident?” (1993).

La historia de “Chinese Democracy” daría para escribir largo y tendido. La banda comenzó a trabajar en nuevas canciones a mediados de los 90, pero hasta el año 2000, ya con Axl como único miembro original, no tuvieron una copia más o menos acabada de dicho álbum. Durante años se dijo que su publicación era inminente, pero la fecha de lanzamiento (oficial o no) se aplazaba una y otra vez, al tiempo que Rose gastaba millones y millones de dólares en completar y retocar su obra. Parecía que iba a convertirse en el disco “fantasma” más famoso de la historia, hasta que finalmente salió a la calle en noviembre de 2008. Para sorpresa de muchos, el lanzamiento no vino acompañado de un apocalipsis o del nuevo advenimiento del mesías, sino que pasó bastante más desapercibido de lo que se esperaba. Aun así, y en contra de lo que digan los puristas que critican al cantante y ensalzan a la formación original, el álbum es mucho mejor de lo que cabría imaginar. Evidentemente no es lo mismo, pero no por ello hay que desmerecer su valor.

En ocasiones, Axl consigue compensar estas esperas con pequeñas sorpresas. Este 14 de octubre, en Londres, el antiguo bajista Duff McKagan subió al escenario para tocar en un par de temas, en lo que supuso la primera vez en 17 años que ambos se reunían sobre un escenario. En 2006, otro viejo integrante, Izzy Stradlin, hizo algunas apariciones esporádicas en varios conciertos de aquella gira.

Así que, si pensáis asistir a cualquiera de los dos próximos conciertos que tendrán lugar en nuestro país, un consejo: no desesperéis.

Noticias relacionadas

El festival Arenal Sound cumple 10 años

Los abonos salen a la venta el domingo

“Actuar y cantar nos da motivos para vivir"

Entrevista al Dúo Dinámico

Love the Tuenti’s conquista Valencia reuniendo a 15.000 personas en La Marina

Tercera y última fecha de la gira

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris