Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   EUROLIGA / JORNADA 1   -   Sección:   Baloncesto

(82-66) El Real Madrid se desploma ante Olympiacos

Teodosic amargó el estreno en Euroliga, emborronado tras un desastroso último cuarto en Atenas.
Redacción
lunes, 18 de octubre de 2010, 21:19 h (CET)
El Olympiacos es un Everest. Los atenienses, con bastantes cursos de ayuno europeo, desbordan talento en todos los puestos. Son subcampeones, sólo superados por el Barcelona. Y cuenta con un maestro de orquesta de tamaño sideral como Teodosic (MVP de la pasada edición). Un artista del baloncesto, cuya habilidad no es explotar su talento, sino en jugar a este deporte de forma sencilla. La derrota, por consiguiente, entraba dentro de los pronósticos del Real Madrid.




Foto: EP



FICHA TÉCNICA
82- Olympiacos: Nesterovic (11), Spanoulis (16), Teodosic (15), Nielsen (4) y Papanikolau (2) -equipo inicial-, Papaloukas (4), Bourousis (16), Keselj (3), Mavrokefalides (9), Erceg y Lucas (2).
66- Real Madrid: Suárez (12), Reyes (9), Rodríguez (6), Fischer (4) y Llull (18) -equipo inicial-, Velickovic, Tomic (10), Garbajosa, Vidal (2) y Tucker (5).
Parciales: 17-17, 19-18, 26-21 y 20-10.
Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Ilija Belosevic (SRB) y Eddie Viator (FRA). El jugador de Olympiacos, Nielsen fue eliminado por cinco personales.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada inaugural de la Euroliga de baloncesto, disputado en el Pabellón de la Paz y la Amistad de El Pireo (Atenas) ante 8.000 espectadores. El encuentro rememoró el primer partido que se disputó en la competición hace diez años en el pabellón Raimundo Saporta de Madrid, en el que el Madrid ganó por 75-73.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Llull demostró que sabe llevar el peso del equipo ejerciendo como base, tarea que combinó con la anotación; Suárez sigue acertado de cara a canasta
Lo peor: Ningún pívot encontró la forma de cómo parar a sus oponentes helenos bajo el aro; tampoco nadie acertó a frenar a Teodosic cuando éste despertó de su letargo. Sergio Rodríguez no tuvo su noche, ni en defensa ni en ataque (3 de 13 en tiro).
La clave: El último cuarto fue un cúmulo de despropósitos tanto en ataque, donde se falló todo, y en defensa, donde el Olympiacos encontró zonas de tiro con enorme comodidad.
El dato:El Real Madrid mantuvo el tipo con mérito hasta que acabó desinflándose y anotando 15 puntos menos que los griegos, que también mostraron un mayor descanso físico. .

Rafael Merino / Madrid

El Olympiacos es un Everest. Los atenienses, con bastantes cursos de ayuno europeo, desbordan talento en todos los puestos. Son subcampeones, sólo superados por el Barcelona. Y cuenta con un maestro de orquesta de tamaño sideral como Teodosic (MVP de la pasada edición). Un artista del baloncesto, cuya habilidad no es explotar su talento, sino en jugar a este deporte de forma sencilla. La derrota, por consiguiente, entraba dentro de los pronósticos del Real Madrid.

Lo que no estaba en las quinielas era mantenerse hasta el cuarto acto con opciones de asaltar el fortín de los helenos. No porque el Real Madrid no sea capaz de afrontar estos encuentros, sino porque los arreones de comienzo, al toque de corneta, de los atenienses son determinantes en los últimos enfrentamientos entre ambos clubes.

Fue suficiente ajustar las marcas defensivas para cerrar el grifo del Olympiacos y mantener la fluidez en ataque de las últimas comparecencias domésticas. El Real Madrid se movió con soltura en el electrónico, cuestión que se mantuvo en el segundo cuarto, donde incluso se tomaron los diez puntos de ventaja. La defensa creció en agresividad y los ataques combinaron el acierto exterior e interior. Quizá esa situación de verse por encima del Olympiacos acabó con el Real Madrid; aparte de Teodosic.

El miedo a las alturas esfumó esa renta e igualó el marcador hasta el punto que los griegos se marcharon a vestuarios con un mínima ventaja de un único punto. El Real Madrid estaba plantando cara a los poderosos millonarios de El Pireo. Entre las menciones destacadas estaba, cómo no, Llull, cuya velocidad estaba haciendo mella en los adversarios rojiblancos, cuyo sostén estaba en Spanoulis (“Nos ha roto el culo”, Messina dixit) y Bourousis.

Caída libre
El descanso, sin embargo, no sentó bien al Real Madrid. Al contrario que al comienzo, los de Messina salieron dormidos. Lo contrario que Teodosic, que despertó de su siesta tardía. El serbio se zafó de la defensa blanca y asestó dos triples de la casa, al tiempo que empezó a gobernar el ritmo. Los problemas se multiplicaron entonces en la zona, donde ni Tomic, ni Reyes, ni Fisher (desaparecido) conseguían parar a Nesterovic y Bourousis. Ningún agujero se taponó y eso que Llull, cada vez más agotado, encontró un aliado en Suárez, que no en Tucker, un guadiana. El Olympiacos con Teodosic al mando, y con Papaloukas como lugarteniente, ya estaba dónde deseaba estar desde el comienzo y no había conseguido situarse.

El cuarto acto supuso el desplome del Real Madrid. Se secó definitivamente en ataque y se ahogó en defensa, donde no dio abasto a frenar a los griegos, que encestaban con enorme facilidad desde fuera o dentro, según requiriera la jugada. Consecuencia: en un suspiro acabaron con el Real Madrid, que emborronó su puesta de largo de Europa. Acabó perdiendo después de un prometedor arranque. Unicaja, en la Caja Mágica, próxima parada en Euroliga

Noticias relacionadas

Beaubois se rebela y el Baskonia gana una vida

El escolta francés (21 puntos), que contó con la ayuda de Timma en el último parcial, hace hincar la rodilla al Fenerbahce

Derrota muy cruel para el Betis EPlus (76-77)

Los verdiblancos muestran otra cara con Carrasco, pero ceden increíblemente en los instantes finales ante Gran Canaria

Un titán Felipe Reyes resucita al Real Madrid

El pívot cordobés (18 puntos) firma su mejor partido de la temporada y lidera la victoria blanca para recuperar el factor cancha

Baskonia asoma tarde en Estambul

El cuadro vasco cae en el estreno del 'playoff' con Fenerbahce

James y Calathes dejan herido a un Real Madrid irreconocible

Los bases guían a los de Pascual, que arrollan a los blancos en el infierno del OAKA para sumar el primer punto
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris