Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La leyenda del santo bebedor

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
lunes, 18 de octubre de 2010, 10:20 h (CET)
La compañía líder mundial en venta de bebidas espirituosas ha emitido una acción publicitaria para sensibilizar a los adolescentes sobre la dilapidación responsable de caldos etílicos, bajo el eslogan; ¿Una noche para recordar? ¿o para olvidar?. La campaña publicitaria, de ámbito europeo, trata concienciar sobre las secuelas que origina el derroche inmoderado de bebidas etílicas.

La administración del Reino Unido conoce, muy bien, que los adolescentes ingleses tienen uno de los índices de embriaguez más subidos de Europa y ha iniciado medidas para luchar contra este enigma social. Se difundirán acciones promocionales a través de los diversos medios de comunicación.

El importe que la Seguridad Social anglosajona soporta, todos los años, por prestar cuidados a mortales embriagados se eleva a unos 2,5 millones de euros. Según aserciones del catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Duke (EEUU), “los adolescentes que se emborrachan de manera periódica corren el riesgo de sufrir daños en el cerebro”.

Por otra parte, la nación gala ha forzado a todas las escuelas a que, al terminar la mañana, tengan una clase sobre las bondades del vino, a raíz de la crisis vinícola. Se supone que al amante de la bebida alcohólica hay que adiestrarlo desde la más tierna, infancia orientando a los críos sobre “los efectos beneficiosos del vino”. Pero las agrupaciones contra la embriaguez piensan que son un atropello estas acciones cuando, anualmente, agonizan más de 45.000 galos por dolencias originadas por el derroche inmoderado de bebidas espirituosas. Sin embargo, los defensores aseguran que la ingesta moderada y periódica de vino es provechosa para la robustez y aminora en un 20% el peligro de sufrir carcinoma. Según los últimos informes, las secuelas que provoca la ingesta desmedida de bebidas etílicas son nefastas como; la disminución de la masa encefálica que reduce las funciones cognitivas como “planificar tareas” o “resolver problemas”.

Finalmente, se ha de reconocer que las bebidas alcohólicas son el ataque más feroz que sufre la sociedad actual. Una agresión cuyas consecuencias alcanzan todos los estamentos pero del que son especialmente víctimas los adolescentes, nuestro caudal más valioso.

Noticias relacionadas

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XI)

​Quedamos ayer en que el lector repasaría los puntos 14 y 15 de la carta del prelado del Opus Dei de 2 de octubre de 2011 y hoy los comentaríamos

Honradez

Las noticias del mundo político, laboral, económico o comercial, parece que están reñidas con la honradez

Inmigración, solidaridad y generosidad

La solidaridad no se puede confundir con la generosidad

Cataluña, sin el 155, vuelta al caos anterior

Hemos entrado en una situación de trauma nacional
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris