Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Agobiados por la crisis económica

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
lunes, 18 de octubre de 2010, 09:55 h (CET)
Encontré un anuncio que afirmaba; “Venta de pisos. Rebajas”. ¿Cuándo nos recuperaremos de esta angustiosa crisis económica mundial?

El análisis, sencillo pero profundo, que ha llevado a cabo Leopoldo Abadía sobre la crisis económica actual, está relacionada con la situación crítica de los Estados Unidos.

Los bancos norteamericanos al no tener fondos, no pueden otorgar créditos ni apoyar la adquisición de una vivienda. Los que poseen su casa, no consiguen pagarla. También se ven forzados a moderar los gastos; menos compras, pocos periplos y ningún antojo.

Los mayoristas y pequeños latifundistas, al no vender, prescinden de algunos empleados. En esta crisis se ignora el final ya que el déficit mundial es tan grande que se ha transformado en una difícil incógnita.

Cuando en los Estados Unidos, las hipotecas no reintegradas se vayan ejecutando, los bancos podrán vender los pisos hipotecados a bajo precio. El crack del 29, comparado con el conflicto económico actual, es un juego de chiquillos. Los mortales empiezan a tener pavor. Afirma Warren Buffet, el hombre más rico del mundo, que: "La banca tiene la culpa de la crisis".

Además, los bancos y cajas de ahorro han fiado mucho capital a las promotoras inmobiliarias, lo que supone una densidad muy alta de aventura. Muchas de estas empresas han anunciado la suspensión de pagos.

El parón de la construcción tiene importantes secuelas: Los precios de las viviendas caen y muchos mortales se tropiezan con hipotecas que valen más que la casa que tienen hipotecada. Las entidades financieras pueden reclamar al residente que hipoteque otros bienes si el valor de la vivienda hipotecada se rebaja en más de un 20 por ciento. Sufrirán sus efectos los que posean patrimonio; un piso o unas acciones.

El Financial Times afirma que “el boom de la edificación se ha terminado y lo que más inquieta a los gobernantes es; el aborto, la eutanasia y suprimir los símbolos religiosos”. Es una forma de distraer a los mortales de la grave crisis económica en la que se encuentra el mundo entero.

Noticias relacionadas

Iglesias se hace con el control del gobierno español

“Los líderes adictos al poder son fáciles de detectar…La forma de vivir de estos líderes es siempre en estado de alerta y a la defensiva, en una serie de maniobras competitivas” Amy Leaverton

El martirio de los días para algunos

El talento hay que transformarlo en genio, y tampoco tenemos otro modo de hacerlo, que injertando decencia en la labor

Aciago y embarazoso 12-O para Pedro Sánchez

J. Cruz, Málaga

La semántica y la fonética

V. Rodríguez, Zaragoza

Aforados y "aforahorcados"

A. Morillo, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris