Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Internacional

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Internacional

Carl el loco y los límites de la indignación

E. J. Dionne
E. J. Dionne
lunes, 18 de octubre de 2010, 06:41 h (CET)
NUEVA YORK - Tras haber sido durante mucho tiempo uno de los tipos duros de la política de Nueva York orgullosos de serlo, Andrew Cuomo, fiscal general del estado, se mide en los comicios a la gobernación este año con un rival Republicano que le deja a la altura de San Francisco de Asís.

Llamar bocazas y descarado a Carl Paladino es quedarse corto. El New York Daily News ha hecho una costumbre de aludir al candidato Republicano como "Carl el Loco", y su arrebato más reciente ilustra el motivo.

Compareciendo ante un grupo de rabinos ortodoxos en Brooklyn el domingo, Paladino afirmaba que no quería que a los menores "se les lave el cerebro para que crean que la homosexualidad es una opción viable e igualmente válida -- no lo es".

A continuación, trataba de mejorar las cosas el lunes en el programa "Today", empeorándolas. Hablaba de "lo asquerosa" que había encontrado la marcha del orgullo que había visto, en la que los que desfilaban "llevaban estos pequeños bañadores de competición y se frotaban unos con otros".

El venerable Daily News no se pudo resistir al titular: "Carl brama contra los tíos en bañador y las fricciones homosexuales".

¿A esto se ha reducido la política estadounidense?

Tome perspectiva un momento y contemple este raro año político. Estamos saliendo penosamente de la peor crisis económica desde la Gran Depresión, y podríamos valernos del debate político de este año para aclarar las opciones a las que nos enfrentamos. En lugar de eso, albergamos simple indignación contra "el gobierno intervencionista" y los impuestos, con escaso debate del tamaño del gobierno que queremos o de cómo financiarlo -- y los candidatos hablan de brujas y bañadores de competición. Es el año en el que parece que definimos la democracia a la baja.

En cuanto a Paladino, el martes volvía a intentar salir del desastre que había provocado con sus comentarios homosexuales, pidiendo "perdón por la pobre elección de las palabras". Pero su última salida de tono era sólo parte de una larga serie de tribulaciones autoinfligidas. Que incluyen la amenaza al estilo Padrino que lanzó a un periodista -- "Vas listo, chaval" -- y una serie de correos electrónicos racistas y sexualmente gráficos que salieron a la luz pública.

Lo curioso es que si Paladino fuera un poco más comedido y estuviera algo menos impaciente por iniciar peleas gratuitas, su enfoque "estoy como una cabra" podría haber ganado fuerza, particularmente entre el distrito rural. Las ciudades, municipios y pueblos repartidos por esa parte de Nueva York llevan dos décadas sufriendo económicamente, en algunos casos más.

Los problemas económicos de la región permitieron a los Demócratas Chuck Schumer y Hillary Rodham Clinton hacer grandes avances en territorio antes Republicano en sus respectivas apuestas con éxito al Senado estadounidense en 1998 y 2000. Con los votantes de la región enfrentándose aún a problemas económicos y un elevado impuesto de propiedades, Paladino se habría convertido esta vez en su tribuno.

En lugar de eso, hasta los políticos Republicanos le rehúyen. Kemp Hannon, veterano senador del estado natural de Long Island, rechazaba apoyar a Paladino durante un debate a principios de este mes. En ese momento, recuerda Hannon, dijo que "he compartido sus metas de bajar los impuestos, recortar el gasto público y crear empleo... pero veremos hasta dónde llega".

A donde ha llegado Paladino desde entonces sólo ha hecho que Hannon sea más reacio a apoyarle. "No sólo ha ofendido a la gente", dice Hannon, "sino que aborda cuestiones que no son la prioridad para la gente". Cuomo, mientras tanto, ha construido una formidable lista de partidarios Republicanos, incluyendo la asamblearia Dede Scozzafava, cuya campaña Republicana en las elecciones extraordinarias al Congreso el año pasado fue torpedeada por conservadores disidentes.

Cuomo, hijo de ex-gobernador, podría parecer el iniciado definitivo. Pero tanto Andrew como su padre Mario han hecho una costumbre de mirar al mundo desde fuera, y Andrew se postula como el profano con el suficiente conocimiento iniciático para alterar la disfuncional administración estatal. También ha presentado pilas de planes y propuestas. La principal crítica vertida contra su grueso libreto legislativo es que parece más pesado de lo que es porque tiene márgenes amplios -- una réplica muy educada a los estándares de la campaña de este año.

La asamblearia RoAnn Destito, Demócrata que representa a los municipios rurales de Utica y Rome, puede desgranar una larga lista de motivos de inquietud en su región, desde el impuesto de propiedades a la necesidad de "empleo de calidad" pasando por las inversiones en el transporte -- todo en el contexto de una desastrosa situación fiscal estatal.

Paladino ha hecho imposible por completo discutir tales cuestiones, pero ha hecho algo útil al ilustrar que hay límites a lo lejos que la indignación puede llevarte por sí sola, y la dosis de comportamiento absurdo que tolera incluso un electorado harto.

Noticias relacionadas

“La demolición de Khan Al Ahmar es contraria al derecho humanitario internacional”

Las operaciones del gobierno israelí suponen una violación del derecho internacional.

Londres, el destino internacional preferido por los españoles

Cuenta con infinidad de lugares emblemáticos y turísticos

Poner fin a la venta de armas a Israel y Arabia Saudí y acabar con el secretismo: retos inmediatos del Gobierno de Sánchez

Las ONG piden que se investigue si Nicaragua ha usado el material antidisturbios español vendido en 2016 en la represión de las protestas

Dios nos libre del ministro del Interior italiano

Se veía venir. Más tarde o más temprano sabíamos que sucedería

Italia tiene un gobierno, pero ¿por cuánto tiempo?

Las diferencias entre M5S y La Liga hacen muy complicada la viabilidad del Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris