Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Análisis Xerez   -   Sección:   Fútbol

El Xerez continúa con su caótica trayectoria

Nueva derrota en Alcorcón. Es la cuarta de la temporada, por cuatro victorias
Redacción
domingo, 17 de octubre de 2010, 22:59 h (CET)
Alejandro Bertolet / Jerez de la Frontera

Concluíamos en el análisis realizado en Diario Siglo XXI el pasado jueves que el Xerez Deportivo se hallaba en proceso de búsqueda de identidad. El lector puede aquí sustituir el término identidad por el que más familiar le resulte: filosofía, estilo, ideas... Todos están firmemente relacionados y son usados como sinónimos con frecuencia en la prensa y literatura versada sobre fútbol.

No obstante, es recomendable definir con cierta precisión a qué nos referimos cuando hablamos de identidad futbolística, advirtiendo que lo que sigue corresponde únicamente a la visión subjetiva del autor. Como prácticamente todas las habilidades que se adquieren a lo largo de la vida, el fútbol es un deporte que necesita de método y práctica. El método consiste en definir cómo queremos que juegue nuestro equipo: cómo hacer que nuestros jugadores se muevan en ataque, cómo logramos contrarrestar los movimientos de ataque rivales, etc. La práctica es simplemente aplicar sobre el terreno la teoría, ensayar, errar y corregir. A todo esto debe añadirse la naturaleza colectiva del fútbol. Es decir, no debemos hacer que una persona aprenda, sino que aprendan once –al menos– y de forma asociada, es decir, con cierto sincronismo entre ellos. Todo esto requiere –cuanto menos– dos elementos: competencia y tiempo.

Hasta ahora lo aquí reseñado resulta hasta evidente, por más que, en general, lo olviden constantemente los supuestos analistas de los medios de comunicación de este país. Pues bien, a la unión de método y práctica nos referimos cuando hablamos de identidad y de lo necesario que resulta que el Xerez de Javi López encuentre una. Dijimos que el hallazgo de esta identidad necesita de tiempo y competencia. Dado que somos observadores que apenas percibimos lo que ocurre en partidos, no disponemos de la suficiente información como para juzgar qué es lo que falta de este binomio.

Sin embargo, la anárquica trayectoria que vienen describiendo tanto los resultados azulinos como los mensajes mandados por su técnico supone claros indicios de contradicción. El método al que nos referíamos anteriormente exige, por lo general, coherencia. No es congruente que un técnico que comienza exponiendo como sus ideas la búsqueda de la posesión de balón, la elaboración pausada y el uso del juego combinatorio (que no combinativo) renuncie a su discurso tras los dos primeros partidos de competición. Cabe preguntarse dónde reside el motivo de este desistimiento, si en la propia incompetencia para dotar a su equipo del plan previsto, en un cambio de parecer del míster al conocer mejor a los miembros de su plantilla o simplemente en la ausencia de coherencia en la concepción del juego de Javi López.

Así, los azulinos suman doce sobre veinticuatro puntos posibles. Ocho partidos disputados: cuatro victorias, que aparecieron consecutivas y cuatro derrotas. La sensación es peor de lo que dicen los números, pues en las cuatro derrotas el equipo fue claramente superado (quizás la que menos fue la última, el pasado sábado en Alcorcón), mientras que en el caso de las victorias el equipo apenas convenció en Córdoba y frente al Tenerife en Chapín.

Pese a todo, es bastante posible que sea el segundo elemento necesario para la construcción de un equipo el que se requiere: tiempo. Y es que, juicios oportunistas al margen y por más que a veces se trate de olvidar esto, en todo el proceso descrito anteriormente es inapelable un grado importante de paciencia. Dado que, además, la plantilla que maneja el técnico catalán del Xerez es nueva prácticamente en su totalidad, este requerimiento de paciencia está aún más que justificada. Quizá el Xerez sí que tenga identidad, aunque no sea la anunciada por su entrenador cuando se le contrató, aunque no sea del gusto de todos. Quizá sea cuestión de tiempo que el equipo la asimile y empiece a carburar. Eso sí, cuestión de tiempo será comprobarlo.

Noticias relacionadas

El Real Madrid, contrario a que el Girona-Barça se juegue en Miami

Por "afectar" a la igualdad de la Liga

Griezmann eleva a Francia y hunde a Alemania

Ucrania, primera selección que asciende a la División A

Luis Enrique: "Este equipo no necesitaba una crítica ni tres cambios al descanso"

Deja claro que tiene "personalidad" para afrontar cualquier tipo de crítica

Inglaterra dinamita el estado de euforia de España

La selección, tras una pésima primera parte, dice adiós a su invicto y tendrá que ganar en Croacia para estar en la F4 de la Liga de Naciones

Pronósticos de fútbol para la Nations League

El calendario de la Nations League aprieta y en un mes podremos conocer qué equipos estarán en la fase final
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris