Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un d a menos   -   Sección:   Opinión

La competividad desde la infancia

Juan Antonio Hurtado
Redacción
lunes, 10 de enero de 2005, 21:09 h (CET)
Cuando nacemos, llegamos a este mundo con los ojos cerrados, solo vemos el contorno de las cosas y las luces nos molestan, venimos ciegos a este mundo, un mundo muy duro y lleno de competitividad. La competitividad desde la infancia es la gran causa del desarrollo social y cultural de las personas, es algo que te queda marcado hasta el ltimo de tus d as. Aunque tiene arreglo con el paso del tiempo, la cultura y el sentido comn son las nicas armas de combatirlo.

La competitividad es algo intrnsico en el ser humano, la educaci n que ejercen los padres a los nios esta llena de competitividad, hay muchos ejemplos que lo demuestran. Por ejemplo, cuando empezamos a caminar, las madres empiezan a vociferar por todo el barrio el tiempo que has tardado en caminar, solo el hace falta el meg fono y el coche para airearlo a todas aquellas madres, que empiezan a mirar con aire de desprecio a la mujer, de la cual su hijo ha podido superar el record que haba en el barrio. Ya un poco mas tarde, cuando ingresamos en el colegio, los padres empiezan a hacer la t pica pregunta: -Hijo Cunto has sacado en matem ticas? Esta claro que la nota de matemticas del ni o, la cual ha sido un admirable notable ser comparada con la del vecino que tan solo ha conseguido un suficiente, empezamos de este modo a intentar incentivar a los ni os con regalos. Mientras mas nota saque en los exmenes, mas cuantioso es el regalo, de todas formas la l gica consumista de unos padres materialistas esta excusada con el hecho de que su hijo ha sacado un 10. Es este sistema educativo, el que con sus exmenes incentiva estos valores de competitividad, en el cual los ni os tan solo estudian para aprobar y sacar la mayor nota posibles, con trampas o sin ellas, para poder levantarle la mirada por encima del hombro a sus compaeros y para que sus padres est n orgullosos de l, dudo que lo est n cuando se den cuenta que su hijo no ha aprendido nada en el colegio, debido a que solo estudiaban para aprobar. No le dan el verdadero valor que la cultura debe tener en esta infesta sociedad, donde todo esta entrelazado entre si, donde todo es muy complejo y pocas personas se dan cuenta de la verdadera realidad.

Hay pocas personas, pero existen. Hay varios colegios primarios y secundarios que ejercen una educacin libertaria, una educaci n basado en unos principios mucho mejores de los que prevalecen en esta pattica sociedad. Estos centros educativos ejercen una educaci n basada en la solidaridad, tolerancia e igualdad. Estos centros ejercen una buena educacin con sistemas distintos de ense anza, sistemas que no se dan a conocer por los medios de comunicacin, debido claro esta a que son sistemas educativos diferentes a lo establecido, por lo tanto raro y por tanto peor que el actual. Pero no se enga en, esto solo son deducciones lgicas fabricadas por mentes infladas de poder y de intereses econ micos, que nunca permitirn que un sistema educativo alternativo pueda existir a nivel estatal y con ayudas del Estado, se ores no es lo mismo ser competente que competitivo.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris