Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   La isla de Willigan   -   Sección:   Televisión y Medios

“Boardwalk Empire”, el mejor Scorsese aterriza en la pequeña pantalla

Guillermo Navalón
Guillermo Navalón
sábado, 16 de octubre de 2010, 08:01 h (CET)
Que la ficción televisiva norteamericana está viviendo su era dorada es algo que no se le escapa a cualquier amante de las buenas historias. Lo que parece más increíble es que, por el momento, esta apuesta constante por la calidad en la pequeña pantalla no parece tocar techo ni dar muestras de flaqueza, más bien al contrario. Mientras que cada vez queda más patente que el cine actual de Hollywood ha caído en una importante crisis de ideas de la que no parece poder salir, la televisión no cesa de darnos nuevas sorpresas cada temporada con productos ambiciosos de factura impecable y soberbio desarrollo narrativo. Sin lugar a dudas, la propuesta más interesante de esta temporada es “Boardwalk Empire”, que emite en estos momentos la cadena estadounidense HBO.

De entrada, sin conocer nada de su argumento o ver la más mínima imagen, esta serie llama la atención por dos nombres: Martin Scorsese y Terence Winter. El primero apenas necesita presentación, ya que el veterano director de obras maestras como “Toro salvaje” (1980) o “Uno de los nuestros” (1990) es de sobra conocido por todos los aficionados al séptimo arte. El segundo, a priori menos reconocible para el público masivo, fue productor y guionista de la que es considerada una de las series más grandes de todos los tiempos: “Los Soprano”. De la unión de dos figuras de este calibre, especialistas ambos en retratar el mundo de la mafia en sus respectivos medios, sólo podía salir oro puro y, por lo que llevamos visto, el fruto de esa colaboración está cumpliendo con las expectativas.

La serie es una adaptación llevada a cabo por Winter del libro homónimo escrito por Nelson Johnson. La historia, que se desarrolla en Atlantic City durante los años de la ley seca, se centra en Nucky Thompson (Steve Buscemi), el adinerado y corrupto tesorero del condado, el cual está inspirado en el personaje real de Enoch L. Johnson. Metido en todo tipo de chanchullos, Nucky hará uso de métodos de dudosa legalidad para abastecer a la ciudad de alcohol y, de paso, llenarse los bolsillos. La trama, con un acentuado componente histórico, también narra el ascenso a la cima de importantes figuras mafiosas como Al Capone o Lucky Luciano.

Scorsese, además de ser productor ejecutivo, se ha encargado de la realización del episodio piloto, estableciendo el tono formal y estilístico del resto de la serie. Curiosamente, y tal vez motivado por lo que comentaba más arriba, el director ha tenido que dar el salto a la pequeña pantalla para facturar su trabajo más brillante y estimulante en años, aunque es normal que, al tratarse de un piloto de 70 minutos, la cosa sepa a poco. Que uno de los grandes genios del cine de las últimas décadas haya tenido que recurrir a este medio para volver a ofrecer un producto a la altura de lo que se espera de él, capaz de mirar a los ojos a algunas de sus obras más reputadas sin avergonzarse, ejemplifica a la perfección la actual posición hegemónica de la televisión de EEUU en el panorama de la ficción audiovisual. Y es que “Boardwalk Empire” es puro Scorsese. En este primer episodio podemos encontrar, de forma condensada, algunas de las constantes de su mejor cine: la temática mafiosa, la violencia brutal, los elegantes movimientos de cámara, algún alambicado plano secuencia, el protagonismo de la música no incidental, etc. Incluso podrían establecerse paralelismos con algunos de los personajes de su filmografía. Nucky tiene mucho del Sam Rothstein de “Casino” (1995), del mismo modo que Jimmy Darmody, su protegido, tiene puntos en común con el Henry Hill de “Uno de los nuestros”, ya que ambos ambicionan escalar en el mundo mafioso por la vía rápida. En definitiva, y más allá de este impactante pistoletazo de salida, la sombra del director estadounidense planea a lo largo y ancho de este drama salpicado de ligeros tintes de ese humor negro que caracterizaba a “Los Soprano”.

El reparto es excelente, empezando por un Steve Buscemi en estado de gracia, que por fin deja a un lado el sambenito de “eterno secundario de lujo” que arrastraba en cine para llevar aquí todo el peso de la trama. Buscemi está convenientemente arropado por un plantel de estupendos intérpretes como Michael Pitt (“Soñadores”, “Funny Games”), correcto en su encarnación del joven Darmody, o la escocesa Kelly MacDonald (“No Country for Old Men”, “Trainspotting”), que le da a su personaje de sufrida madre el toque perfecto de fragilidad. De entre el resto, para mí merecen mención especial Michael Shannon (“Revolutionary Road”), que encarna al gélido agente Nelson Van Alden (muy peculiar la relación con su mujer), y Michael Stuhlbarg, que ya dio la campanada el año pasado al encarnar el papel protagonista de “Un tipo serio”, la última película de los Coen, y que aquí interpreta al gánster neoyorquino Arnold Rothstein.

A destacar también la maravillosa fotografía y la lujosa ambientación. En verdad, estos dos elementos consiguen que la fina línea que separa el cine de la televisión se difumine casi por completo en esta producción.

“Boardwalk Empire” ya ha renovado con HBO para una segunda temporada. Con cuatro capítulos emitidos de la primera, mucho se tendrían que torcer las cosas para que esta serie no se convirtiera en una nueva obra magna de la televisión.

Noticias relacionadas

Más de 10 millones de espectadores vieron el España-Portugal

Telecinco lidera el día seguida de Cuatro

España, el país europeo que más ve Netflix fuera de casa

Aeropuertos y aviones, trenes, autobuses, cafeterías y restaurantes y la playa, son los lugares favoritos

Maggie Civantos vuelve a 'Vis a Vis' para su cuarta temporada

Se incorporará muy pronto al rodaje, que comenzó la pasada semana

Divinity estrena ‘De mayor quiero ser…’, un programa para inspirar a la nueva generación de niñas

Cuatro entregas basadas en casos de éxito profesional

La serie 'Looser', de Soy Una Pringada se convierte en el mejor estreno de Flooxer

Está escrita, dirigida y protagonizada por Esty Quesada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris