Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Paro gremial, continua la huelga municipal

José Justel
Redacción
viernes, 15 de octubre de 2010, 14:25 h (CET)
Esta mañana el gremio Asociación Sindical Unión de Trabajadores Municipales de Termas (Asutmt) arrojó basura y quemó neumáticos frente de la municipalidad por falta de diálogo con el intendente, Luis Saleme, quien llega al final de su gestión debilitado políticamente y enfermo.

Luis Saleme no los reconoce como entidad gremial, ya que el 2009, otro paro puso en vilo la imagen del destino turístico. En esa oportunidad, tres audiencias de conciliación se cayeron porque el intendente no llegó a un acuerdo. El Ejecutivo presentó una modificación a la ordenanza salarial a fines del año pasado y el Concejo Deliberante logró frenar el conflicto provisoriamente.

El vienes 8 de octubre de este año tenía cita la audiencia de partes en la Subsecretaría de Trabajo provincial, pero no asistió en intendente Saleme y ningún representante del Ejecutivo. Autoridades de Asutmt indicaron que el próximo de 15 de este mes se fijó una nueva audiencia de conciliación por deuda a los empleados públicos.

Crónica de la derrota
Saleme perdió las elecciones el pasado 5 de septiembre y casi un mes después cayó enfermo por un principio de diabetes. Estuvo internado en la Clínica Mera por cuatro días; sin embargo, su ausencia al frente del Ejecutivo no fue ocupada por el presidente del Concejo Deliberante, José Campuzano, como indica la Carta Orgánica. Según fuentes consultadas, “el jefe comunal es celoso de sus papeles”.

Cabe recordar, el intendente electo, Miguel Mukdise (h), quien falleció antes de asumir el pasado 4 de octubre, nunca fue atendido por el jefe comunal para realizar el proceso de entrega de la intendencia. Mukdise presentó una nota en la municipalidad, no fue contestada. Además, recurrió al Tribunal de Cuentas para que la entidad de contralor realice una auditoria para saber el estado patrimonial; los auditores se presentaron hace dos semanas atrás pero Luis Saleme manifestó que no reconoce la integración del organismo descentralizado porque le falta un abogado.

Sin comentario. Miguel Mukdise (h) quería conocer cuántos contratados tiene la municipalidad, deudas a proveedores, la coparticipación, patrimonio financiero, juicios en estado de ejecución, deuda publica, entre otros. En tanto, antes de fallecer envió una carta documento al intendente Saleme por su constante falta de respeto a la Carta Orgánica.

“Mukdise quería frenar la deuda que estaba contrayendo el intendente, pero no fue oído”, dijo un político cercano al falleció intendente electo. Por otro lado, hace dos jueves el Concejo Deliberante aprobó el presupuesto 2010, y según el edil del Movimiento Santiago Viable, Carlos Santucho, “se incorporaron 218 contratos de locación de servicios más a los existente. El Ejecutivo nos tiene acostumbrados a hacer lo que quiere con la cosa pública a tal punto de desconocer como legislativo municipal cuántos contratados cuenta la municipalidad”, cuestionó.

La puja
El Tribunal de Cuentas esta integrado por dos contadores y un abogado, este último cargo está vacante desde el 2006. Todo funcionó bien durante los dos primeros años de la gestión Saleme, pero desde el año pasado empezaron los cuestionamientos por su conformación. Sin embargo, en marzo de 2010, el presidente del tribunal, Alberto Pérez, presentó una denuncia penal contra el intendente que espera resolución. La causa se instruye en el juzgado del Crimen de Primera Nominación, a cargo de María Lucrecia Martínez Llanos. Además, en los hombres de Saleme pesó un pedido de juicio político a principios de 2010, pero el oficialismo del Frente Cívico destrabó el jury de enjuiciamiento.

Enfrentados. Desde el Tribunal de Cuentas manifiestan que el intendente debe llamar a un concurso para ocupar la vacante del abogado, según indica la legislación vigente. Porque el organismo de contralor entiende que el último letrado fue Andrés Perea (fallecido), destituido por juicio político durante la gestión de Mario Rubén Mera, intendente desde 1995 hasta 2002. Sin embargo, hubo reemplazos pero todos ocuparon el puesto con la figura de “abogado en comisión”, entidad que no figura en la Carta Orgánica.

En tanto, el Ejecutivo municipal contestó que son los contadores del tribunal quienes deben cubrir la vacante de acuerdo a un listado de meritos. “Nosotros no podemos reemplazar o colocar a un abogado porque está vacante, el último fue (Andrés) Perea, quien ganó el concurso oportunamente, los demás trabajaron como abogados en comisión. Es un cargo provisorio hasta cubrirlo definitivamente. El intendente está en falta y no nosotros”, respondieron desde el Tribunal de Cuentas.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris