Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Análisis Xerez   -   Sección:   Fútbol

El Huesca siembra la incertidumbre en el seno azulino

Tras una encomiable racha de victorias, vuelven las dudas en el cuadro jerezano
Redacción
jueves, 14 de octubre de 2010, 00:57 h (CET)
Alejandro Bertolet / Jerez de la Frontera

El Xerez Deportivo es un club peculiar. Vive inmerso en el caos institucional desde hace tanto tiempo que apenas se recuerda cuando fue la última vez que el club funcionó tal y como debería. Sin embargo, paradójicamente, en el aspecto deportivo los xerecistas han vivido en los últimos años una época insólita por estos lares. Nunca antes el club había permanecido diez temporadas consecutivas en el fútbol profesional, nunca antes se había codeado con los más grandes del país, nunca antes había gozado de una masa social superior en número ni había florecido un sentimiento de xerecismo como el existente en la actualidad.

Lo más sorprendente de todo esto es la capacidad que parece tener el club jerezano para renovarse y destruirse, temporada tras temporada, y, pese a ello, regalar momentos inolvidables a su hinchada. En el pasado mes de junio –como casi suele ser norma por tierras jerezanas–, el club apenas contaba con cuatro futbolistas, se hallaba literalmente sin directivos ni gestores y el técnico Néstor Gorosito, auténtico ídolo de la afición, parecía más lejos que nunca de renovar, pues ni siquiera tenía con quién negociar. La lenta solución fue la apertura de un proceso concursal y un Emilio Viqueira que pasó a ocupar la dirección deportiva.

El escaso margen presupuestario obligaba al gallego a hacer una plantilla prácticamente completa, barata y, en gran parte, muy veterana, siendo incapaz de mantener al técnico argentino para dar llegada al catalán Javi López. A pesar de ello, llegaron a Jerez jugadores de renombre como Capi o José Mari, no en vano, ambos han sido internacionales. No obstante, gran parte de la afición azulina ha mantenido ciertas reservas sobre el nivel competitivo del equipo desde su confección.

Los dos desastrosos encuentros con los que arrancó el Xerez dispararon las dudas y no faltó quien pidiera la cabeza del técnico, arriesgada apuesta personal de Emilio Viqueira, pues sus últimas experiencias se contaban por fracasos, sea en forma de destitución o incluso de descenso a 2ªB con el Deportivo Alavés. Sin embargo, tras vencer muy apuradamente al Numancia, el equipo pareció mejorar en cuanto a físico y moral se refiere y sumó hasta tres victorias más consecutivas sin encajar un solo tanto.

Con las victorias las dudas sobre el entrenador y el plantel parecían despejarse, cosa más que habitual en el mundo del fútbol, donde, tópicos al margen, siempre mandan los resultados. La realidad, no obstante, es que el pasado domingo los xerecistas volvieron a las andadas. Un equipo que llegaba sin haber ganado un solo encuentro y habiendo anotado únicamente dos tantos en seis partidos, conseguía vencer por 1-3 en feudo jerezano, teniendo incluso serias opciones para completar la goleada.

Pese a que el juego directo y vertical había dado resultados en las jornadas anteriores, el Xerez volvió a ser ese equipo vulgar y vulnerable de los dos primeros encuentros. Esto se produce tras la renuncia expresa de su técnico a las ideas que defendió cuando fue contratado. Javi López habló de posesión, dominio y juego elaborado. Sin embargo, la realidad le ha contradicho; las cuatro victorias consecutivas llegaron merced al juego directo y la superioridad generada por sus dos puntas, Bermejo y José Mari. El técnico catalán creyó haber dado con la tecla correcta y llegó a reconocer el cambio de filosofía. Pero el Huesca sacó a la luz las carencias azulinas de nuevo. Toca reflexionar. Se busca identidad.

Noticias relacionadas

Messi lidera a una Argentina con Dybala y sin Icardi

Nueva oportunidad al central del Torino Cristian Ansaldi

Cazorla deja el Arsenal tras seis temporadas

El centrocampista llegó a la disciplina 'gunner' en verano de 2012 tras su paso por el Málaga

El Huesca culmina el sueño y asciende a Primera al vencer en Lugo

Por primera vez en la historia del club

Iniesta: "Se acabó y he intentado disfrutar hasta el final"

Un final de Liga en honor al manchego

El Atlético consolida su leyenda (2-2)

Doblete de Fernando Torres
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris