Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La visita del Papa a Galicia

Keka Lorenzo (Salamanca)
Redacción
miércoles, 13 de octubre de 2010, 14:18 h (CET)
Ya están columbrando algunos sobre la manera de embarrar la visita de Benedicto XVI a Galicia. Hablan del gasto económico cual si fueran nuevos Judas. Lo cuenta muy acertadamente el periodista gallego Xosé Luis Barreiro en la Voz de Galicia (www.lavozdegalicia.es. 2-9-10). Titula su artículo “Lo que nos va a costar la visita del Papa):

“El mundo es muy viejo, y ya lo vio casi todo. Y los fariseos siempre aparecen en los momentos más inoportunos. ¡Mira que tuvimos ocasiones para reclamar las depuradoras que pagó la UE y siguen sin hacer! ¡Mira que hubo oportunidades para preguntar cuánto premió la TVG a Juan Pardo por aquel Xuntos que tanto se parecía a los mensajes electorales de Fraga! ¡Mira que hemos tirado pasta en publicidad, en obras suntuarias, en reformar despachos, en chiringuitos, en carreteras duplicadas, en facultades sin alumnos y en festivales de todo tipo!

Pero los fariseos solo aparecen ahora, cuando viene el único pastor que puede regar y mantener fecundo el milagro compostelano, y cuando ya todos sabemos que el Xacobeo sigue siendo la única industria que funciona en tiempos de crisis.

Es la mentalidad cutre y cicatera que ya no recuerda que es Santiago quien nos puso en el mapa del mundo. Ni que Santiago es un hecho religioso que usamos profusa y exitosamente para ganar dinero y prestigio. Ni que el Camino depende -en su ser y en sus significados- de los que creen en él, y no de las horteradas iniciáticas con que algunos tratan de amueblarlo.

Es la ignorancia que no nos deja ver que el Papa viene -además de a cumplir con su misión apostólica- a hacernos un favor extraordinario, que, si se mide en términos de impactos publicitarios, multiplica por veinte la rentabilidad que obtenemos en Fitur , en la Expo de Shanghái, o en los periplos sudamericanos de la gaita y la empanada (…).

Nadie protesta por el dinero que se gasta con la visita de otros Jefes de Estado aunque se llamen Gadafi o Mojamed VI (el rey de los pobres). Solo molesta la visita de “este” Jefe de Estado … a los voceros de la izquierda y a los pocos exaltados que presumen de ateos beligerantes.

Nadie protesta por los gastos que se generan con otros eventos, como la visita de conjuntos musicales, que tienen infinitamente menos seguidores, y en los que lo invertido se marcha fuera.

Se ve que los fariseos de antes se han convertido en los ateos y la izquierda de ahora. Con su pan se lo coman, porque la visita será un éxito como lo fue en Inglaterra … y lo ha sido en todas partes. Dios sigue siendo más atractivo que el demonio y sus voceros”.

Noticias relacionadas

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris