Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La importancia de cada persona

Inés Robledo (Málaga)
Redacción
miércoles, 13 de octubre de 2010, 14:16 h (CET)
Aunque cada persona, es una pieza suelta, si, es verdad, que todos tenemos una afinidad de comunicación, del vivir día a día, esto se entremezclan en situaciones, que sirven de unión, criterios y opiniones para sostener los pilares que el hombre necesita para construir una sociedad, pero tendrá que oír, escuchar y soprepesar.

Construir una nación, es llevar adelante, proyectos y realidades, ilusiones y metas.

El hombre para realizarse, no se basta a si mismo necesita una sociedad, la sociedad necesita la familia, la familia necesita crecer para aportar esa sabia nueva de juventud y empuje.

Podemos caer en el error de olvidar que los pueblos envejecen, el declive, va cuesta abajo y es difícil pararlo….

Si este olvido, es falta de planificación y miras de futuro, esos pilares no serán sólidos para que el hombre se agarre con esfuerzo y acicate para ayudar en las necesidades primordiales; para construir un futuro se necesitan criterios y razones.

La familia es el pilar más fuerte para robustecer una sociedad, la familia, es la continuidad de generaciones venideras.

La familia, padres, madres, hijos, nietos, son el ramillete mas soleado que irradian luz y armonía. Recordar a la familia, es vivir de esperanza y alegría, de añoranzas y recuerdos de esfuerzos y éxitos. Los hijos, serán la estela luminosa que guiará ese caminar. Los nietos (mis nietos son la ilusión que iluminan mis días) serán lo que la sociedad les ofrezca y entre todos debemos preservarlos de la confusión y el error.

Cuesta leer como “El Consejo de Europa, quiere imponer al personal Sanitario que renuncie a la objeción de conciencia (que cada uno tiene derecho a acogerse) frente al falso “derecho del aborto”.

Es el intento tiránico de reprimir la libertad personal y colectiva, es la mayor prohibición que el hombre pueda recibir. Manipular su libertad.

Imposición sin más regla, anular la voluntad, no respetar la ley natural, el derecho a la vida del indefenso, no nacido.

Necesitamos pensamientos nobles, ayudar a quien quiera actuar en libertad, haciendo uso de ella.

De ahí la importancia de cada persona de construir una gran Nación, basándose en la cordura y la reflexión.

Noticias relacionadas

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris