Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cristianismo originario   -   Sección:   Opinión

El día de la Hispanidad

José Vicente Cobo
Vida Universal
miércoles, 13 de octubre de 2010, 07:10 h (CET)
La festividad del día de la Hispanidad celebra un año más, entre otras cosas, el recuerdo del pasado hispano en América latina, olvidando que se trata de una deuda y de una culpa aún no saldada, en la que la Iglesia salió enriquecida de mostranzas de oro robado, teñido de sangre indígena. La Iglesia no ha devuelto nada del tesoro usurpado. El balance de la evangelización amerindia tampoco merece conmemoración alguna, sino subsanación. ¿Son acaso los 100 millones de muertos, víctimas de la conquista, dignos de admiración? Sólo hay que conocer las declaraciones de los testigos oculares de aquel tiempo, como Bartolomé de las Casas, que pueden leerse por ejemplo en el libro ¿Quién está sentado en la silla de san Pedro?, Ed. La Palabra, Tomo 3, pág. 45: «Los cristianos se metieron entre la gente, no tuvieron consideración ni de niños ni de ancianos, ni con mujeres embarazadas ni con las que acababan de dar a luz, abrieron sus cuerpos y descuartizaron todo, del mismo modo que si atacaran a un rebaño de ovejas».

¿Me permiten que siga la enumeración? Es una lista de crímenes infames: «Hacían apuestas entre ellos, sobre quién de ellos podía partir en dos a una persona de un solo tajo de espada, abrirle la cabeza de un solo golpe de pica o sacarle las entrañas del cuerpo. A las criaturas recién nacidas las arrancaban por los pies de los brazos de sus madres y las lanzaban catapultándolas contra los peñascos...» «¡Alabado sea el Señor –dijo Juan Pablo II durante su visita a aquellos países– que me ha conducido aquí, donde para gloria y honor de Dios ha empezado en este continente el tiempo de salvación» ¡Yo me avergüenzo de esa Hispanidad y de esa salvación!

Noticias relacionadas

García Bacca

Juan David García Bacca fue un filósofo, lógico, ensayista y traductor

¿Existe una contabilidad divina y exacta?

Como ninguna energía se pierde, después de la muerte del cuerpo físico la energía tiene que integrarse en alguna parte

Crueldad o justicia

¿Se acepta una justicia injusta?

Médicos, enfermos y políticos

“Ópera magna”: de cómo consiguieron enfrentar a los pacientes y sanitarios, externalizar la sanidad al sector privado, empobrecer la sanidad pública y retroceder más de treinta años en las coberturas básicas

Irrepresentativa

Si en algo coincide nuestra clase política, es que cada vez está más alejada del común de los mortales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris