Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Lencería fina  

Isabel enfervoriza a sus fieles en Barcelona

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
domingo, 10 de octubre de 2010, 08:10 h (CET)
La pasada semana en esta columna les hablaba de la folklórica que mejor mueve la cola y daba la noticia de que en Orpesa de Mar había vetado a la prensa, también hablaba de los conciertos que iba a dar en el Teatro Coliseum de Barcelona a partir del pasado viernes hasta el próximo domingo día 17. Decía que si en Orpesa había vetado a la prensa en Barcelona podíamos a esperar algo parecido, me equivoqué y en el primer concierto de esta tanda que finaliza el próximo domingo la que mejor mueve la cola, dejó a cámaras y fotógrafos que entraran al concierto y tomaran imágenes del mismo, sólo en la primera canción, esta regla es general en todo el mundo. Las grandes estrellas dejan que los gráficos tomen sus fotos en el transcurso de la primera canción y luego a la calle, en este caso concreto los Balañá ofrecieron a los colegas que se quedaran si querían, mejor imposible, a mi me regalaron dos entradas para que Rafa y yo pudiéramos ver el concierto y luego poder escribir esta columna desde la realidad vivida en el teatro.

El mismo día de alzar el telón del teatro dio una mini-entrevista a Julia Otero, una entrevista de cinco minutos vía teléfono, se pidió que no se le hablara de su situación judicial, pero una vez en el teléfono Julia y todos los profesionales de este país nunca dejarían de hacer sus preguntas, en estos momentos lo que interesa saber de Isabel es su postura ante la justicia, su estado de ánimo y lo que va a hacer una vez pase por el juzgado.

Habló con Julia, habló con Gemma Nierga y lo va a hacer con Luis del Olmo, a todos les ha concedido lo mismo, cinco minutos telefónicos, todos han recibido la misma advertencia, ni una palabra del tema sub judice. Luego a Julia le dijo que iba a presentarse ante el juez el día 14, que es inocente y lo va a probar y que no tiene los 3’68 millones de euros que le pide el juez. Ya les hablaré de lo que ha dicho a los otros dos colegas todos son estrellas de la comunicación y excelentes profesionales. Me parece bien que Isabel hable, debería haber hablado mucho más, hubiese sido la forma de que se hubiese sentido menos manipulada, según dice, y muchos menos usada. Ella dice que muchos profesionales o muchas profesionales que hablan en TV, la usan, viven de ella y también ha explicado a sus íntimos que los periodistas escribimos y hablamos auténticas barbaridades cuando a ella nos referimos.

Nunca jamás los medios le han cerrado las puertas, todo lo contrario, puede hablar, es importante saber su versión, estamos en una democracia, todos tenemos derecho a expresarnos, sin gritos ni insultos. Afirma haber sido víctima de un juicio paralelo a raíz de que el juez la imputara por un delito de blanqueo de dinero, aunque ella mantiene su inocencia.

En la noche del viernes con el teatro Coliseum de Barcelona casi lleno, faltaban en platea escasas sillas por ocupar, salió a escena con un vestido de faralaes en rosa y blanco, en los volantes un ribete en fucsia, pelo recogido en una cola donde colgaban sus mechas peinadas a modo de tirabuzón trabajado por su fiel peluquero Leonardo Strafacio, el público la recibió con una ovación de gala y comenzó el espectáculo titulado “Así es la vida”, con el tema “Nací en Sevilla” donde explica su procedencia trianera mientras en una pantalla gigante instalada en el escenario se podían ver imágenes de la Giralda y momentos de su niñez. Isabel está delgada, mucho y le favorece, su público empezó a jalearla: ¡“Viva la madre que te parió”¡, ¡”Guapaaaaaaa¡”. Cantó, cantó y salió de escena para dar paso, sin descanso, a un grupo de baile, de muy alta nota por lo profesional y bien conjuntados en todo momento, el ballet formado por ocho bailarines lució en todas sus actuaciones espléndidos vestidos e interpretó a lo largo del espectáculo los temas Sevilla de Albéniz, Puerto también del mismo autor, Zapateao de Sarasate y La leyenda del beso de Soutullo y Vert mientras iban ocupando el tiempo necesario para que la cantante se cambiara de trajes, lo hizo cinco veces

En la segunda aparición se vistió de blanco con brillos, un traje de noche largo con poca cola y con los volantes estrechos, escote profundo y después de los aplausos del público les dedicaba una reverencia acompañada de un gracias. Estaba segura, ni un atisbo de pasarlo mal en la vida, pisaba el escenario conociendo bien el espacio y usándolo a la perfección. Sabiendo en cada momento donde tenía que estar. La cantante conoce su oficio y lo realiza a la perfección.

Para la tercera salida se puso un vestido rojo de satén, manga larga de mantilla y con brillos en el cuerpo, la parte baja de la falda formaba godets de donde salían volantes cuando la tonadillera bailaba, su maquillador habitual, Juan Pedro Hernández, sabe destacar la mirada penetrante de la sevillana y le deja el cutis que parece de porcelana, la gente se ponía en pie y la aplaudía en cada una de sus canciones y fueron varios los asistentes al concierto que le entregaron ramos de flores que la artista recogió acercándose a la boca del escenario para recibir los regalos de sus seguidores. Le chillaron “te queremos, te queremos” y ella contestó: “Y yo a vosotros, no sabéis cuánto, me estáis ayudando en estos momentos”. En uno de sus mutis con la gente puesta en pie dijo: “!”Ayyyyyyy!” “!Ayyyyyyyyyy¡” Barcelona de mi vida, Las Ramblas, ¡”Catalunya¡”

Para interpretar “Capote de Grana y Oro” lució una espléndida bata de cola en color marrón chocolate con bordados en flores donde predominaba el color rosa, cubría su medio cuerpo con un capote de paseo, en la pantalla la imagen de una plaza de toros puso desgarro y pasión y su voz se dramatizó, la gente ya estaba en ese punto totalmente entregada a su estrella preferida y al finalizar la canción además de aplaudir a rabiar la volvió a jalear con “Olé, olé, olé, olé y oleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee” al tiempo que todos puestos en pie decían “Tú si que vales, tú si que vales, tú si que vales”, canta otra canción y cambia el capote por un chal, el público interviene de nuevo: “Torera, torera, torera, torera, toreraaaaaaaaaaaaaa” “Guapa, guapa y guapa” “Quédate, y no te vayas” a lo que la tonadillera les contestó: “Pues a lo mejor si que me quedó, aquí, en Catalunya, además mi niña es del Barçá”.

Aunque el cénit de su espectáculo se produce cuando aparecen en la pantalla las imágenes del torero Paquirri a las que acompaña el Ave María de Schubert, son imágenes que pertenecen a la vida de Isabel, a unos hechos que pasaron hace muchos años que todos, los que ya peinamos canas, recordamos como un gran drama, Isabel las usa para ese su espectáculo llamado “Así es la vida” y este momento puede interpretarlo cada uno a su manera seguro que para la folklórica son aún unos recuerdos terribles, a mi este momento me pareció dramático e inadecuado, Isabel desde hace años se ha quejado en más de una ocasión de que los medios de información años tras año cuando se recuerda la muerte del torero en Pozoblanco hablen de lo mismo y salgan las mismas imágenes pero la vida es así, fue noticia, Paquirri era un gran torero y como se recuerda la muerte de Manolete también se recuerda la del torero de Barbate.

Jamás imaginé que la cantante dedicara un espacio tan sentido y tan morboso dentro del espectáculo, a mi manera de ver las imágenes de Paquirri toreando, de ellos dos besándose, “!que momento”¡, el día de su boda ante el Cristo del Gran Poder y en el fondo el Ave María, los pelos se me pusieron de punta y la gente aplaudiendo, salió Isabel con una vestido blanco de cola y estrecho en el cuerpo, pisó el escenario al final del Ave María , casi a oscuras, y cantó “Marinero de luces”, ahí ya fue el delirio. En ese momento en pantalla también aparecieron su madre, Ana, que hace mucho que ya no la acompaña, su hija Isabelita, su hijo Kiko y su hermano Agustín, toda la familia, en fotos de hace años, una familia unida, parece o parecía. Vimos en esas imágenes todo lo que ella elude que salga en los medios. Ella tiene el copyright, será por eso.

Cerró el recital con una canción que se desmarca de su repertorio de toda la noche y con un vestido negro de gala, cierra cantando a “Mi manera” y en esta canción vemos a una Isabel fuerte, rebelde y prepotente, que hace suya la letra de la canción como enfrentándose a la vida que ella ha escogido por mucho que digan y por mucho que hablen, ella es ella y lo pone en conocimiento de toda la gente que la quiere y por verla son los que pagan entre 65 y 20 euros todas las noches. Los de la calle, los que hablan de ella sin su permiso, los que hablan de ella aunque sea una verdad contrastada poco le importan, en “A mi manera” volvimos a encontrarnos con esa mujer desconcertante que pisa fuerte adónde haga falta para salir adelante mal que le pese a quién quiera, lejos de la humildad, llena de prepotencia. De esta canción magistral hace una versión muy sui generis, me gustaría saber qué piensa de la misma Frank Sinatra “La Voz” desde el más allá y también, desde el más aquí, Bárbara Streissand, dos grandes que hicieron grande, grande, esta canción.

Isabel el próximo jueves estará a las 10’00 de la mañana en Málaga ante el juez, por la noche, que nadie se preocupe, volverá a cantar en el teatro Coliseum de Barcelona, hablando lo justo, agradeciendo los aplausos y piropos de su fiel público y hablando con los medios, sólo con los grandes como si los demás fuésemos escoria, cinco minutos, esperemos que el resultado de sus actuaciones el próximo domingo día 17 sea de éxito absoluto. De hecho Barcelona es para la folklórica una de las ciudades donde encuentra más respaldo, esta año ya había actuado en el Auditori con lleno total y éxito, también estuvo un par de días en el Coliseum con éxito y el año pasado, si no recuerdo mal, actuó en el Liceo con aplausos interminables.

Las ciudades del llamado cinturón rojo de Barcelona es donde más gusta Isabel, en la noche del viernes había mucho público latinoamericano y luego los que pueblan la gran Barcelona. El espectáculo dura dos horas, sólo eso, al menos la noche del viernes la tonadillera no dio ni un bis a pesar de los piropos, de los aplausos y de la entrega incondicional de su público. Tampoco salió por la puerta principal, de las 1000 personas que habían asistido al concierto 200 la esperaban a la puerta de salida donde un coche BMW que tenía las trazas de ser el coche que la estaba esperando hacia las delicias de un par de cámaras para ver la salida de la estrella.

Pasaron treinta minutos salió Balañá habló con el chófer, dos chicas entraron en el coche y en el mismo momento la manager de Isabel salía a pie mientras los colegas la perseguían para que hablara, es sabido que María Navarro no tiene mucha simpatía, por no decir ninguna con los medios de información, en todo este trasiego el coche se fue e imaginamos que la estrella lo hizo en otro coche y por otra puerta, otra vez sin dar la cara, ni para doscientos ni para uno ni para ná. El amargor de una noche espléndida se escribe con estas acciones. Otras estrellas, que las hay, después de trabajar lo siguen haciendo, están en el camerino y se fotografían, dan autógrafos, en la puerta principal saludan y dan besos, ella no, quizá con este acto debemos entender que está pasando por un vía crucis que no deja entrever en sus espectáculos porque además de mover la cola muy bien y de cantar es muy buen actriz. Nos quedamos con eso.

Llongueras, un Dallas en Catalunya
Esta semana hemos vivido un tremendo golpe informativo al ver cómo la hija mayor del peluquero Lluis LLongueras a través de un burofax despedía a su padre de la Sociedad Peluquería y Maquillaje, S.A. (PEYMA) de la que el empresario era presidente hasta el pasado cinco de julio. Su hija mayor, Esther, según nota mandada por el peluquero a EFE, decidió prescindir de sus servicios a todos los efectos a partir de esta semana “porque las tareas que realiza no lo son a satisfacción de esta empresa ni ostenta actualmente ningún poder notarial para ejercerla”. PEYMA está formada por 18 peluquerías de los 120 salones que la firma tiene esparcidos en todo el mundo entre franquicias, escuelas de formación, cesión de marca y 16 salones con la mayoría de Lluis Llongueras.

Lluis Llongueras ha dicho que como “buen padre al formar la empresa se pusieron las acciones a nombre de varios familiares” de esta manera concedió a su ex mujer Lolita Poveda (35’4%) y a Esther y Adán sus dos hijos mayores (16’6%), la suma de estas acciones es mayoritaria en la empresa. LLongueras tiene el 10’4%. Por tanto los otros accionistas pueden decidir sin su consentimiento.

Lluis Llongueras no se queda en la calle ni con las manos vacías pero es feo que una hija te eche de la empresa de la que eres accionista y más todavía siendo el padre, el creador del imperio, el que ha sacado las castañas del fuego, el que siempre ha trabajado y quien goza de la popularidad del público.

Parece del todo improcedente a nivel humano esta acción de una hija a su padre. Tengo informaciones fidedignas de que Lluis Llongueras ha pasado un año terrible, todo por problemas familiares y empresariales especialmente con su hija, los hijos de Llongueras nunca han dado la cara, de echo quién ostenta la imagen de la empresa es Lluis, un hombre dinámico, simpático y culto, se puede hablar con él, de muchas historias y es muy probable que Lluis tenga sus defectos pero siempre me ha parecido que si un hijo o unos hijos tienen malas relaciones con sus padres tienen dos formas de atajar el asunto seguir e intentar limar asperezas o bien irse de casa, dejar el negocio familiar y empezar uno de nuevo cuño, hablando la gente se entiende, un padre debe comprender que un hijo-a no quiera seguir en su empresa por divergencias varias y una hija debe ser valiente y tomar las de Villadiego si no puede soportar trabajar al lado de su progenitor, es más será siempre más valiente y más positivo para su independencia.

Lluis no es perfecto pero es el creador del imperio que lleva su nombre, el hombre que ha trabajado de sol a sol, a todas horas y le gustan las mujeres, mucho, cuando su primer matrimonio fracasó, los que le conocemos, sabemos que no quiso romper públicamente, todos sabíamos que tenía otra familia y callamos, es su vida, después de muchos años de no convivencia con su primera mujer sin hacer oficial su otra vida paralela tal vez porque sabía que socialmente este hecho no hubiese sido bien aceptado y no quería ni abaratar su imagen ni causar dolor a su familia, ésta que ahora, vía burofax, le echa de una de sus empresas.

Lluis está fuera de Barcelona o eso es lo que dicen en el departamento de prensa de la empresa. Por mi parte he podido averiguar que al menos ayer el peluquero se hallaba en Andorra, no sabemos cuando estará al alcance de los periodistas, una mayoría queremos hablar con él, ésta nos la debe, jamás se ha ocultado ni ha dejado de dar la cara, está de puente y esperamos su vuelta para saber pormenores, de todas maneras que una hija te despida de tu empresa es triste, tanto que es difícil de comprender, y es complejo a todas las edades pero cuando se tienen 74 años es aún peor porque además de una falta grave, a mi manera de entender, hay una clara deslealtad hacia una persona que peina canas y aunque vigorosa y en plena actividad, es una persona que entra en la llamada tercera edad y eso no quiere decir nada para seguir siendo activo plenamente.

Que nadie diga que los hijos, los nietos y la sociedad en general, deben tener respeto a los mayores, en el caso que nos compete parece que la edad no cuenta, sólo cuenta el negocio.

Y en Cinco Días hemos podido leer esta información que por esclarecer conceptos quizás reproducimos íntegramente: “Lluis Llongueras el 22 de setiembre revoca sus cargos de apoderados de ISUC, la sociedad cabecera del imperio LLongueras a su ex mujer Dolores Poveda, a su hija mayor Esther Llongueras. A cambio designó a su actual mujer, Jocelyn Novella como apoderada de otra de sus sociedades Llujo&Llono. En una junta de accionistas el 30 de junio Dolores Poveda votó en contra de todos los acuerdos planteados por el Presidente Lluis Llongueras y anunció que impugnaba la junta. Mostró su rechazo a la gestión del equipo, se opuso a aprobar las cuentas anuales y a la propuesta de distribución de beneficio—en 2009 ISUC declaró unas pérdidas de 186.608 euros, frente a los números rojos de 50.456 euros del ejercicio anterior”.

Lluis Llongueras se casó de nuevo en el año 2006 con Jocelyn Novella con quién ha formado una nueva familia pues tiene tres hijos, Adrià, Anthony y Jasmine.

Siempre he pensado que es triste no tener para comer, para tirar adelante, pero mucha más tristeza me da una familia que adinerada no sabe apreciar lo que tiene a pesar de las rencillas y los sinsabores de la vida, ¿por qué lo hacemos tan mal? ¿por qué?. También es cierto que he visto mucha más comprensión, entendimiento y amor en familias que sin tener nada viven unidas que no otras que teniendo mucho quieren tener más. Desastre, ¿o culebrón tipo Dallas en Catalunya?, esperemos.

Noticias relacionadas

La UCM bajo sospecha

Hay pregunta sobre WordPress, ¿para que lo utiliza un administrativo en la Universidad?

Siembra de buenos deseos

Pensemos que no aguardar nada es como morirse en vida, porque la misma existencia, es empeño por vivir; no en vano, el futuro está impreso en el deseo

El bluff catalán consigue que Sánchez se arrodille ante Torra

Sánchez se ha convertido en un maniquí fácilmente manejable por unos nacionalistas catalanes, que amagan y retroceden según su conveniencia.

Asuntos irracionales

Las opciones son de un 0,00001%

Mitos y Leyendas sobre la inmigración: De Vox a la Realidad

Sólo el 8,6 % de las prestaciones por desempleo son otorgadas a personas inmigrantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris