Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Los Braganza

Isaac Bigio
Isaac Bigio
domingo, 10 de octubre de 2010, 22:00 h (CET)
Hace un siglo fue depuesta esta familia real, quien fue la única que lideró monarquías distintas tanto en el viejo como en el nuevo mundo. Esta tiene como nombre el de una pequeña región del norte portugués con España. Es en la lucha contra este vecino que los Braganza llegaron al poder en Lisboa anulando la unión de los imperios español y portugués y reconstruyendo la monarquía independiente que gobernaría al imperio portugués por 170 años desde 1640 a 1810.

La portuguesa fue la única monarquía europea que acabó desplazándose al otro lado del océano. Cuando en 1808 los franceses ocuparon Lisboa toda la familia real Braganza se trasladó al Brasil desde donde gobernaron un imperio esparcido en los 4 continentes, algo que hasta entonces ni Francia ni Reino Unido habían logrado.

Los Braganza gobernaron a Río hasta 1889 y a Lisboa hasta 1910. El imperio carioca ha sido el mayor que haya nacido en el hemisferio sur e hizo que Brasil sea hoy el país que a más vecinos haya conquistado territorios en el mundo.

Uruguay consumó su independencia no contra España sino contra el Imperio del Brasil, el mismo que lideró la peor matanza que haya conocido una república americana (la de la guerra con Paraguay de 1864-70 que exterminó a más del 95% de los varones de dicha nación) y los mayores desgajamientos de territorios que hayan perdido Bolivia, Perú y Colombia.

La monarquía portuguesa fue la que creó el primer idioma y el mercado globales, fue la pionera en el tráfico interoceánico de esclavos y especies y fue la única que logró una casi completa homogenización lingüística en su propio territorio europeo (cosa que le diferencia del resto de su continente en donde en cada país hay significativos idiomas minoritarios).

El destino de esta monarquía fue la que inició dos procesos que cambiaron el curso de la humanidad. Su auge fue la que creó los primeros peldaños en la globalización que luego lideraron sucesivamente España, Inglaterra y EEUU. La década de 1910 se inauguró con su caída y se cerró con la desintegración de 5 de las 6 monarquías que protagonizaron la I Guerra Mundial (1914-18).
Las especies y el té que todos consumen son varios de los productos que fueron impuestos a todo el mundo por los reyes de Lisboa. La mayor ciudad americana que no es capital (Sao Paulo) y la mayor negra del mundo (Lagos) fueron fundadas y bautizadas así por esa misma monarquía quien también gobernó a la ciudad más poblada del Asia (Bombay-Mumbai). Aún hoy se pueden encontrar gente con apellidos portugueses en países budistas como Sri Lanka, hinduistas como la India y musulmanes como Malasia.

Por una extraña venganza del destino la primera lengua europea que creó una monarquía tradicionalista global llegó a ser el único idioma mundial que en todos los países donde es oficial tienen líderes republicanos que se reclaman o se han reclamado como socialistas.

Noticias relacionadas

La crueldad del desarraigo

“Uno vive del donarse y del acogerse"

Con Sáenz de Santamaría el PP sería un zombi errante

“Modificar el pasado no es modificar un solo hecho: es anular sus consecuencias, que tienden a ser infinitas.”J.L.B. – “La otra muerte de El Aleph”

Pedro Sánchez se hizo un Sánchez

El anunciado programa de Gobierno fue sustituido, sin más, por pinceladas

Sobre la Virgen del Carmen y su fiesta

J. Romo, Valladolid

En huelga por Cristiano

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris